La ruta de la expropiación no genera confianza: EPN

martes, 17 de abril de 2012
PUERTO VALLARTA, Jal., (apro).- El candidato presidencial de la coalición PRI-PVEM, Enrique Peña Nieto, censuró la decisión de la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner de expropiar la petrolera española Repsol-YPF. Durante su participación en la séptima edición del Foro Económico Mundial sobre América Latina que se lleva a cabo en esta ciudad, Peña Nieto subrayó que “la ruta de la expropiación no promueve ni genera confianza” entre los sectores privados. Además, urgió a “despartidizar” las decisiones en materia energética y reiteró su propuesta de que la inversión privada se haga patente en Petróleos Mexicanos. “Primero, respeto la soberanía y autoridad constituída por otro país; segunda, me parece que esa es la visión personal que quiero tener para México, pero la expropiación y más tratándose del tema energético, no es lo que mayor promueve la inversión y genera mayor confianza”, afirmó Peña Nieto en la sesión de preguntas y respuestas durante su encuentro con empresarios y funcionarios reunidos en el puerto jalisciensce. Un día antes, al conocerse el proyecto de la presidenta argentina, su homologo mexicano, Felipe Calderón, calificó la medida como “irresponsable y muy poco racional”. Asimismo, recordó que Pemex posee casi el 10% de la empresa española Repsol y dijo que todos los países en desarrollo necesitan inversiones privadas para crecer. Peña Nieto ofreció ante los empresarios e inversionistas ahí reunidos una “alianza estratégica” para el desarrollo nacional. Dijo que uno de sus objetivos es lograr que Pemex, con un 9.5% inversión en la compañía española Repsol –propietaria del 51% de las acciones de la empresa argentina YPF-- aumente su producción. En otros foros, el exgobernador mexiquense ha señalado que es necesario “quitarse de dogmas” y abrir Pemex a la inversión privada, “sin que el Estado pierda propiedad sobre los energéticos”. En su libro México, La Gran Esperanza, el candidato priista consideró que una de las medidas “más audaces” para revigorizar el sector energético mexicano será “despojarnos de las ataduras ideológicas que impiden detonar el potencial de Pemex como gran palanca del desarrollo nacional”. “México deberá examinar los mecanismos utilizados exitosamente en otros países para que, sin renunciar a la propiedad pública de los hidrocarburos ni a la rectoría y conducción del Estado en materia energética, esta empresa se pueda beneficiar de asociaciones con el sector privado para dinamizar su producción, así como aumentar su rentabilidad y transparencia”, afirma Peña Nieto en ese libro.

Comentarios