Ofrece AMLO dejar de vender petróleo crudo al extranjero

martes, 24 de abril de 2012
CIUDAD DEL CARMEN, Camp. (apro).- El candidato presidencial de la coalición Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, prometió que de ganar la Presidencia de la República, "México ya no venderá petróleo crudo a empresas extranjeras”. En esta isla situada entre el Golfo de México y la Laguna de Términos, una de las más importantes zonas petroleras del país, López Obrador explicó que esta medida no se aplicará de la noche a la mañana, sino que se hará de manera gradual. En su vigésimo sexto día de campaña en pos de la presidencia, el tabasqueño señaló que el país no requiere que se venda ni un solo barril de petróleo a empresas extranjeras, porque México tiene capacidad para crear materias primas derivadas del petróleo, con lo cual se incentivará el empleo. López Obrador consideró innecesario que el país compre 500 mil barriles de gasolina diarios porque su precio de adquisición es una de las causas que provoca los aumentos de precios y los “gasolinazos”. Con lo que gasta el país en comprar gasolinas cada año –30 mil millones de dólares— se puede construir una refinería, aseguró. En su arenga ante cientos de campechanos perredistas, petistas y de Movimiento Ciudadano, frente al Palacio Municipal se comprometió a que la refinería que construirá en este lugar –de las cinco que tiene planeado edificar en su proyecto en materia energética— se hará con tecnología de punta para no contaminar el medio ambiente. Gobernada por la priista Carmen Salazar, esta ciudad colonial debe su nombre a la Virgen del Carmen, desde el 16 de julio de 1717, después de que los piratas ingleses fueron expulsados de la isla por las tropas del sargento de Marina y alcalde Mayor de Tabasco, el español Alonso Felipe de Andrade, quien murió en la batalla. El candidato de las izquierdas, se mofó de los gobernantes priistas y panistas que, por igual, dan contratos para explotación, producción y hasta de mantenimiento de ductos y plataformas petroleras a empresas extranjeras, como la española Repsol y la alemana Siemens, entre otras. “Aquí andan, ‘zopiloteando’ porque quieren quedarse con el petróleo”, resaltó el candidato, quien fue ovacionado por la muchedumbre después de prometer, de nueva cuenta, que bajará el precio de la energía eléctrica, de la gasolina, el gas y el diesel. Luego, durante su discurso, recordó que después del fraude electoral de 1988 contra Cuauhtémoc Cárdenas –hijo del presidente Lázaro Cárdenas, quien nacionalizó el petróleo— PRI y PAN se fundieron en el PRIAN y desde entonces defienden los mismos intereses y benefician a los mismos grupos económicos. Aclaró que sus diferencias son con los priistas y panistas de la cúpula partidista, no con la militancia, para la que pidió respeto. No obstante, destacó que esa “mafia”, palabra que luego rectificó por un “grupo de elite” porque prometió ya no decirla, intenta imponer al candidato priista Enrique Peña Nieto como presidente; pero eso no, sentenció, lo va a permitir. Pidió a sus seguidores informar a sus familiares sobre el proyecto de nación, registrarse como protagonistas del cambio verdadero y cuidar las urnas el 1 de julio próximo para que no pase lo mismo que el 6 de julio del 2006 cuando, aseguró, el PAN cometió un fraude electoral. “Como ya no tiene levadura el PAN están inflando un merengue los machuchones cocineros, que ya no se llaman cocineros sino chefs”, ironizó. Las palabras de López Obrador provocaron la risa de algunos priistas que observaban el mitin desde el Palacio Municipal, los mismos que comentaron que en el PRI les preocupa el crecimiento de López Obrador en el afecto de la gente, pues hace tres años, el candidato no alcanzó a llenar la plaza. López Obrador destacó que privilegiará la ayuda a la gente pobre y a las necesidades de los jóvenes, quienes, dijo, son los menos importantes en las políticas públicas actuales, auque son mayoría en el conteo de asesinados en la guerra contra el crimen organizado declarada por el panista Felipe Calderón desde el inicio de su sexenio. Al mitin acudieron varias personas que se identificaron como priistas, quienes expresaron su inconformidad con la manera en que el PRI gobierna Campeche y su animadversión hacia el candidato presidencial de su partido, Enrique Peña Nieto. Explicaron que acudieron al mitin a escuchar las propuestas de López Obrador.

Comentarios