Insiste López Obrador que bajará precios de gasolina y diesel

MANZANILLO, Col. (apro).- Entre protestas de pescadores contra el decreto presidencial para construir un nuevo puerto en la Laguna Cuyutlán, el candidato presidencial de la coalición Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, ofreció reducir el precio de los combustibles, como gasolina y diesel, si los mexicanos lo favorecen con su voto en las elecciones del próximo 1 de julio. En un mitin en la plaza del Pez Vela, al que asistieron cientos de simpatizantes petistas, pero pocos seguidores del PRD y Movimiento Ciudadano (MC), el tabasqueño aseguró que el regreso del PRI a la Presidencia de la República, cuyo abanderado es Enrique Peña Nieto, sería como el retorno de Antonio López de Santa Anna (mejor conocido como “vende patrias), por lo que convocó a los colimenses a no vender su voto. Al enumerar sus propuestas de campaña, destacó la creación de nuevos Centros de Desarrollo Infantil, que –dijo– no se llamarán “guarderías” porque no se trata de ir a guardar a los niños. En esta ocasión el aspirante presidencial de las izquierdas no llamó a la unidad del PRD, el PT y MC, y tampoco pidió votar por los candidatos locales que elijan esos partidos, pero sí “regañó” a los organizadores del acto de campaña por colocar una lona en el templete para que él hablara en la sombra, mientras la gente sudaba bajo el sol. Por la mañana, López Obrador llegó retrasado al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) para abordar el vuelo 488 de Aeromar, con destino a este puerto, porque tuvo que transportarse en Metro desde Polanco, donde sostuvo un encuentro privado con empresarios en la Hacienda Los Morales. Sus simpatizantes se tomaron fotos con él, lo grabaron y le pidieron autógrafos desde el momento en que pasó el torniquete con su boleto de tres pesos en el Metro Polanco, hasta que subió las escaleras eléctricas, transbordó en Tacubaya y se bajó en Ciudad Deportiva, donde lo esperaba una camioneta para llevarlo a la terminal dos del AICM. Durante el mitin, Apro entrevistó a Jorge Aguilar Torres, dirigente de la cooperativa “Griselda Álvarez Ponce de León”, quien aseguró que hay mucha inconformidad en Colima porque la regasificadora inaugurada en febrero pasado por el presidente Felipe Calderón, así como el puerto que será construido en la Laguna Cuyutlán, forman parte del Programa de Ordenamiento Ecológico Territorial que fue objeto de protestas penales y ambientales de grupos ecologistas como Greenpeace. De acuerdo con el pescador, con el nuevo puerto le quitarán los permisos a 400 trabajadores de la pesca. “En la cooperativa están haciendo un frente común para procesar el asunto por la vía judicial contra el decreto del 23 de diciembre de 2011 (para construir el nuevo puerto)”, indicó. Sobre la gasificadora, agregó que la concesión se la dieron al corporativo KMS que trae el gas desde Perú, y después de ser licuado se transporta mediante un gasoducto que va de Manzanillo a Guadalajara.

Comentarios