Cierran calles por seis horas y bloquean celulares por mitin de EPN

lunes, 9 de abril de 2012 · 23:27
PROGRESO, Yuc. (apro).- Con el compromiso de hacer crecer la economía nacional tres veces más que lo logrado en el actual sexenio, el candidato del PRI a la Presidencia de la República, Enrique Peña Nieto, marcó el arranque de la campaña proselitista de Rolando Zapata Bello por la gubernatura. El mitin se caracterizó por el excesivo operativo de seguridad que incluyó el bloqueo de las señales telefónicas durante casi tres horas, y el cerco de los accesos al malecón de esta ciudad portuaria y calles aledañas por más seis horas. Ante poco más de cinco mil personas, Peña Nieto, reprochó la falta de solidaridad con que el gobierno federal ha tratado a Yucatán y “que sólo le ha puesto trabas”. En el evento que tuvo lugar en el Parque de la Paz, en el malecón de este puerto, al cual acudió la gobernadora Ivonne Ortega Pacheco y funcionarios de la administración estatal, Peña Nieto criticó el crecimiento económico del gobierno calderonista, que es, a su juicio, “el más pobre en los últimos 70 años”. Arropado también por el secretario general de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), Emilio Gamboa Patrón, el exgobernador del Estado de México también cuestionó las políticas de seguridad y de educación del gobierno federal; y ofreció “revertir” los yerros de las administraciones panistas. El mitin transcurrió entre rumores difundidos por medio de la red social Twitter, de que Peña Nieto, su esposa Angélica Rivero, La Gaviota, y la gobernadora Ivonne Ortega, serían los protagonistas del final de la telenovela de Televisa, “Abismo de Pasión”, que se filma en Yucatán. Peña Nieto planteó que para hacer crecer la economía impulsará la creación de empleos “bien remunerados” y mejorará la educación de los mexicanos, que es el “cimiente más importante del progreso”. “No se trata del número de compromisos, sino de establecer compromisos de gran alcance”, expresó alentando él mismo a su propia porra. Destacó que en Yucatán se suman a las voces que claman un cambio; “y es el PRI y su candidato quien está decidido a cambiar el rumbo del país y dar un nuevo rostro a México”. En ese sentido, comentó que ha recorrido el país para comprometerse “de manera más responsable”. “No recorro el país con falsas promesas y menos arrancando el aplauso fácil”, expresó. En su discurso, de apenas 10 minutos, los primeros de los cuales los dirigió a las mujeres, el aspirante priista dijo a los asistentes --que según el coordinador de su campaña en Yucatán, Cornelio Aguilar Puc (cuñado de la gobernadora) fueron “unos 40 mil”--, que el triunfo “no llegará por arte de magia, tenemos que construir la victoria”. Por ello, les pidió que se comprometan seriamente ahí “en trabajar por el cambio”, que “lleven la voz de la esperanza, en transmitir el mensaje del cambio, para cambiar de la oscuridad a la esperanza que México anhela”. ¡Esta es la oportunidad! No podemos dejarla pasar”. “¿Están ustedes dispuestos a caminar al unísono, en un solo frente, para sacar adelante este proyecto y generar un cambio? ¿Sí se puede?”, preguntó, y atizando el ánimo de los presentes, ante su débil respuesta, enfatizó con el puño en alto: ¡Sí se puede, sí se puede!”. Así mismo, al apadrinar el arranque de la campaña de Zapata Bello, para la cual sus organizadores eligieron este sitio aprovechando que en esta temporada la población meridana se vuelca en las playas progreseñas, Peña Nieto aludió al currículum del candidato a la gubernatura, de quien dijo representa “a una nueva generación de políticos que se ha fogueado en distintas trincheras”. “No vamos a improvisar. México no puede resignarse a la improvisación”, señaló. Antes, Zapata Bello, quien antecedió a Peña Nieto en el podium, anunció que éste es el arranque de la “campaña del orgullo y el compromiso por el estado”. A ella asistieron, además, el gabinete estatal en pleno, diputados locales y alcaldes del PRI y aspirantes a los diferentes cargos que contenderán en los comicios federales y concurrentes del 1 de julio. En el mitin, para el que, como parte de la excesiva seguridad que se montó en torno a los candidatos la autoridad estatal bloqueó las señales telefónicas durante casi tres horas, reprochó la falta de solidaridad con que el gobierno federal ha tratado a Yucatán y “que sólo le ha puesto trabas”. La mayor parte de los diez minutos que duró el discurso del candidato a gobernador, los dedicó a lisonjear a Peña Nieto, quien se mantuvo ajeno, distraído conversando con Luis Videgaray, al punto que en el colofón, cuando Zapata Bello le dijo que él es “un hombre, un hombre de compromisos que ya probó que sí sabe gobernar… ¿verdad candidato?”, Ivonne Ortega tuvo que darle una palmadita para hacerle saber que se dirigían a él. Peña Nieto sólo atinó a sonreír y aplaudir. Mitin con recursos del gobierno estatal El mitin del candidato priista en Yucatán, se llevó a cabo, como en otras entidades, con el apoyo de la estructura logística de un gobierno estatal gobernado por el PRI. Entre los más de cinco mil asistentes al mitin figuraban funcionarios estatales, mientras que el candidato presidencial estuvo flanqueado por la gobernadora Ortega Pacheco –a quien Peña Nieto ayudó desde el Estado de México en su campaña local hace cinco años-- y por el candidato a gobernador priista Rolando Zapata Bello. En el mitin se observó la presencia de varios funcionarios del gabinete de Ortega Pacheco, entre ellos, el titular de Hacienda, Juan Ricalde, y el secretario de Logística y Protocolo del gobierno estatal, Jorge Canul Rubio, quien se hizo cargo de la gira de Peña Nieto. Vecinos del puerto se quejaron ante medios locales porque desde seis horas antes del evento –a las 12 horas de este lunes-- se cerraron los accesos al malecón de Progreso y a las calles aledañas; se montó un operativo de seguridad con vallas y guardias para mantener el control del mitin.

Comentarios