En Puebla, repudia López Obrador "guerra" de Calderón

lunes, 14 de mayo de 2012
IZUCAR DE MATAMOROS, Pue. (apro).- Por primera vez en una plaza pública, el aspirante presidencial de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador, criticó de manera frontal la estrategia militar y policiaca de Felipe Calderón para combatir el crimen organizado, y aseguro que ésta es "absurda", porque “el fuego no se puede apagar con el fuego”. Al encabezar un mitin en esta ciudad, el candidato de la coalición Movimiento Progresista advirtió que esta guerra ha provocado unos 60 mil muertos, muchos de ellos son jóvenes a los que no se les dio una oportunidad de empleo o educación. Esta estrategia no funciona, acusó, para luego cuestionar: "¿En qué cabeza cabe que la violencia se combate con la violencia? Eso es querer apagar el fuego con el fuego". Ante unas 3 mil personas reunidas en la plaza central de esta ciudad poblana, López Obrador advirtió que las cárceles están llenas de jóvenes y que la paz y la tranquilidad son producto de la justicia, no de la violencia. En lugar de una estrategia basada en la violencia, el candidato de la izquierda propuso otra fundamentada en la creación de viviendas, escuelas, hospitales y empleos para los jóvenes. Dijo que hay que poner a los jóvenes a trabajar, ya que si no se hace, "van a llegar otros a engancharlos y llevarlos a realizar conductas antisociales". En el acto en el que estuvo acompañado por el exgobernador Manuel Bartlett, que hoy ya no recibió rechiflas, López Obrador propuso un plan de reactivación económica a través de la generación de un millón 200 mil empleos anuales y un crecimiento de la economía de 6%. Como ejemplo de que esto puede funcionar, mencionó el caso del expresidente estadunidense Franklin D. Roosevelt, quien buscó combatir los estragos de la Gran Depresión con un plan de reactivación económica, al crear 4 millones de empleos en cuatro semanas. "Nosotros podemos hacer lo mismo, aunque no en cuatro semanas, pero sí crear 4 millones de empleos para los jóvenes, ya lo tengo presupuestado", sostuvo. Afirmó que si se garantiza el bienestar de la ciudadanía, habrá tranquilidad y regresara la paz. "Si no hay empleo, no hay bienestar, y si no hay bienestar entonces hay violencia", formuló el candidato presidencial, luego de rechazar nuevamente el autoritarismo que el PRI quiere implantar si regresa al poder. Al tocar el punto, recordó la justificación que el priista Enrique Peña Nieto hizo en la Universidad Iberoamericana de la represión en Atenco para instaurar la paz social. "Le salió lo autoritario", expresó López Obrador desde el escenario, para luego imitar a Peña Nieto y blandir el puño: "¡Lo más importante es el orden!" Indicó que al escuchar a Peña Nieto le hizo recordar la justificación que en su momento dio Gustavo Díaz Ordaz en la matanza estudiantil del 68, y a Luis Echeverría en 1971, acusando a "jóvenes desquiciados del desorden" y usando la fuerza pública para reprimir a los inconformes. "Ese es el nuevo PRI", se mofó López Obrador, al precisar que él va a poner orden con la razón, "nada con la fuerza, como decía Juárez". Y como lo ha expresado en otras plazas, el tabasqueño hizo uso de la religión para crear empatía con los asistentes: "¿Dónde está nuestro cristianismo, no es el amor al prójimo?", expresó al advertir que no sólo por razones humanitarias hay que combatir la pobreza, sino porque si no se hace, seguirá habiendo frustración, estallidos de odio, de resentimiento y más violencia.

Comentarios