"No más violencia entre mexicanos", clama Peña Nieto en Tabasco

lunes, 14 de mayo de 2012 · 21:54
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, ofreció acabar con la inseguridad y violencia y combatir la pobreza en la que se debaten 70 millones de mexicanos. “México no merece que se proyecte en el mundo entero por la inseguridad y la violencia, el país demanda para su interior condiciones de paz, de orden pero sobre todo de libertad”, puntualizó. Dijo que el proyecto que viene postulando tiene el claro objetivo de acabar con la violencia que lastima a la sociedad mexicana. “No más violencia entre los mexicanos no más violencia en este país que tanto amamos que es México”, manifestó y resaltó su “absoluto respeto” a la libertad de expresión “de quienes están a favor de este proyecto y también de quienes no lo están”. Sin embargo, lamentó que en la segunda etapa de la campaña presidencial, para sus adversarios “sea más importante incurrir en la mentira, en la denostación y en la descalificación, que ocuparse de escuchar y llevar propuestas a la sociedad mexicana. “Vamos a ganar porque tenemos proyectos, tenemos un rumbo claro. México no merece ser un país que se distinga en la pobreza. ¡No más pobreza en nuestro país!, ¡No más violencia en este país que tanto amamos, México!, clamó en el arranque de campaña del candidato priista a la gubernatura, Jesús Alí de la Torre. “Hoy vengo a comprometerme con quien seguro será el próximo gobernador de Tabasco, Jesús Alí de la Torre, quien siendo él gobernador y yo presidente de la República, trabajaremos unidos por el bien de Tabasco”, manifestó y anunció que, junto con Alí de la Torre, mejorarán la infraestructura vial de Tabasco y construirán seis distribuidores viales para modernización de la carretera Villahermosa-Cárdenas. Alí se deslinda de gobernador El arranque de campañas para la gubernatura se vio ensombrecido por el presunto atentado que sufrió el equipo de prensa del perredista Arturo Núñez Jiménez, que dejó un saldo de dos lesionados, así como por el boicot a las carpas instaladas para un acto con mujeres. Con respaldo de Peña Nieto, el priista Jesús Alí de la Torre inició con actos masivos, previo deslinde con el gobernador Andrés Granier Melo, lo que profundiza la ruptura entre el tricolor tabasqueño. En los primeros minutos de este lunes, Alí de la Torre encabezó un acto en el auditorio de la sección 44 del sindicato petrolero de esta capital, luego que la lluvia impidió la verbena popular programada en la Plaza de Armas. Por la mañana, el aspirante priista acudió a un noticiero de radio en que se deslindó del gobernador Granier Melo, lo que confirmó la ríspida relación entre el mandatario estatal y el candidato de la coalición Compromiso por Tabasco, integrada por los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (Panal). Cuando el conductor del programa le preguntó si en la elección del 1 de julio los tabasqueños juzgarán al gobierno de Granier Melo, el abanderado priista se desmarcó: “Yo soy Jesús Alí y hablo por mí”. Al mediodía presidió una reunión con indígenas en la Villa Benito Juárez del municipio de Macuspana, cuna del candidato presidencial de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador. Por la tarde-noche, Peña Nieto acompañó a Alí de la Torre en un acto masivo en el parque Chamaco Leyva de la colonia Las Gaviotas de esta capital, ante unos 10 mil acarreados de todo el estado. Para la ocasión, el alcalde del municipio de Centro (Villahermosa), Cuauhtémoc Muñoz –que sustituyó a Alí de la Torre en el cargo-- desplegó maquinaria, pintura, luminarias y cuadrillas de trabajadores para remodelar en 24 horas el parque que, según los vecinos, estaba “en ruinas” desde hace más de tres años. Están utilizando de forma “descarada” recursos públicos para un acto político del PRI, acusó Mario Alberto Gallardo, representante del Movimiento Ciudadano (MC) ante el Instituto Federal Electoral (IFE), que junto con PRD y Partido del Trabajo (PT) conforman la coalición Movimiento Progresista por Tabasco, que postula al senador con licencia, Arturo Núñez Jiménez. Adelantó que presentará demandas ante las procuradurías generales de Justicia del Estado (PGJE) y de la República (PGR) contra el ayuntamiento de Centro, “por usar recursos públicos con fines políticos”. Durante el mitin se corrió la voz de que se estaban regalando saldos para teléfonos celulares con solo poner la leyenda “alta”, luego el nombre completo con apellidos, y enviar el mensaje al 4435. Los que siguieron las instrucciones confirmaron que como respuesta recibieron un mensaje en el que se les indicaba que en las próximas 48 horas tendrían cien pesos de tiempo aire. Atentado a equipo de prensa de Núñez Jiménez El abanderado del Movimiento Progresista por Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, arrancó con entrevista de radio y luego con un acto de “unidad de las izquierdas”, con presencia de todos los candidatos a diputados locales y federales, senadores, alcaldes y los dirigentes nacionales y estatales de la coalición Movimiento Progresista. Entre Jesús Zambrano y Dante Delgado, dirigente nacional del PRD, y representante de Luis Walton, líder del MC, así como de Ricardo Monreal y Manuel Camacho Solís, coordinadores generales de la campaña de Andrés Manuel López Obrador, y del Diálogo para la Reconstrucción de México, respectivamente, Arturo Núñez aseguró que luego del triunfo “contundente” del próximo 1 de julio “quedará demostrado que las fuerzas progresistas pueden gobernar alejadas de la corrupción, la negligencia y la ineptitud”. Criticó fuertemente a quienes durante 83 años de priismo en Tabasco “han asaltado cínicamente el presupuesto público, manteniendo a la entidad con altos índices de pobreza, marginación, desempleo e inseguridad”. Previamente, en un mensaje proyectado en pantallas, López Obrador consideró a Núñez Jiménez como el mejor político que existe actualmente en Tabasco, de primer orden, “pues tiene proyecto, capacidad y sobrada honestidad para manejar el dinero de los tabasqueños”. Posteriormente, el candidato opositor encabezó un acto masivo con mujeres en el Lienzo Charro de esta capital y luego otro en la zona indígena de Tamulté de las Sabanas, del municipio de Centro (Villahermosa). Un día antes, el domingo 13, entre las ocho y nueve de la noche, el equipo de prensa de Núñez sufrió un atentado en Villahermosa. El vehículo Tsuru en que se transportaba fue embestido por atrás por una camioneta del sindicato petrolero. El jefe de prensa, Julio Martín Pretelín y su ayudante Cristian Lavín, resultaron heridos y con varios golpes. El chofer salió ileso. Relataron que luego de la agresión los conductores de la camioneta les hicieron señales obscenas. El Tsuru quedó destrozado de la parte de atrás y del cofre del motor. Casi a la misma hora, desconocidos cortaron los tensores y derribaron tres toldos que se habían instalado para un acto que, hoy a las diez de la mañana, encabezaría Núñez con mujeres, en un predio frente a la Universidad Autónoma de Guadalajara de esta capital. El mitin con las mujeres se trasladó y se llevó a cabo en el Lienzo Charro. Núñez Jiménez denunció que ambos acontecimientos fueron “deliberados y ensombrecen” el inicio de las campañas políticas para los comicios locales del 1 de julio en la que se elegirá gobernador, alcaldes y diputados locales, concurrente con la elección federal. En tanto, el abanderado panista, Gerardo Priego Tapia, inició campaña a primeras horas de este lunes con reparto de propaganda y saludos a conductores de vehículos en las principales avenidas de esta capital, donde dio a conocer su lema de campaña: “Yo no te voy a robar, hasta el último peso de Tabasco para ti”. Desayunó con locatarios del mercado “José María Pino Suárez” de esta capital y consideró que es un “mito” que se piense que en Tabasco sólo PRI y PRD pueden ganar. Recordó que en el 2000 y 2006, los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón arrancaron en tercer lugar las campañas federales y ambos llegaron a la Presidencia de la República.

Comentarios