Exigen en Colima castigo a responsables de agresiones en marcha anti-Peña

martes, 22 de mayo de 2012
COLIMA, Col. (apro).- El Congreso local y la Universidad de Colima exigieron investigar y castigar a los responsables de la violencia que sufrieron estudiantes, ciudadanos y periodistas durante la marcha anti-Peña Nieto realizada el pasado sábado 19 en las calles del primer cuadro de esta ciudad. A través de un punto de acuerdo aprobado en la sesión de este martes, los legisladores solicitaron a las autoridades estatales llegar “hasta las últimas consecuencias” en las indagatorias del suceso y castigar a los agresores. El día pasado sábado 19, momentos antes de la llegada del candidato presidencial Enrique Peña Nieto a esta capital, una marcha de protesta realizada por jóvenes fue disuelta violentamente en el cruce de las calles Madero y Álvaro Obregón, por aproximadamente 15 golpeadores simpatizantes del PRI que se introdujeron al contingente y lesionaron a manifestantes y reporteros que cubrían el acto. Inicialmente, la propuesta de punto de acuerdo, leída en la tribuna por el diputado priísta José Manuel Romero Coello, sólo hacía un llamado a la civilidad política y social a todas las dirigencias de los partidos con presencia en el estado, así como a las organizaciones políticas y civiles de la entidad. Sin embargo, a propuesta del diputado Nicolás Contreras Cortés, de Nueva Alianza, se incluyó la demanda de que se investiguen y sancionen los sucesos ocurridos en el desarrollo de la marcha. En el marco de la discusión se generó un debate en el que varios diputados del PRI acusaron a la dirigencia del PAN de haber provocado la violencia, al intervenir en la marcha y confrontar a los manifestantes con los militantes priístas. En respuesta, el diputado panista Raymundo González Saldaña acusó al gobernador Mario Anguiano Moreno y al dirigente estatal del PRI, Martín Flores Castañeda, de haber contratado a los golpeadores, y advirtió que éste fue el primer aviso de lo que pretende hacer el gobierno estatal en contra de las personas que disienten de la actual administración. Por su parte, en un desplegado dado a conocer este martes, el encargado del despacho de la Rectoría de la Universidad de Colima, Ramón Arturo Cedillo Nakay, lamentó los hechos ocurridos durante la marcha del sábado, donde “se violentaron los derechos de estudiantes, reporteros y de ciudadanos en general, por manifestar libremente sus ideas políticas”. Por lo anterior, añadió, “solicitamos a las autoridades una investigación completa de los hechos para deslindar responsabilidades y la promesa de que actos similares no volverán a ocurrir”. Cedillo Nakay también hizo un llamado para que “en estos días de efervescencia política y exaltación de los ánimos, procuremos entender y escuchar al otro, primero, antes que fomentar el odio y la división. En una democracia, lo importante es lograr acuerdos a pesar de nuestras diferencias”. Se refirió a “la obligación moral de aceptar la decisión que adopten responsablemente los ciudadanos, conscientes de la pertinencia del sufragio como elemental derecho ciudadano”, y dio la bienvenida a la participación de los jóvenes y de todos los ciudadanos a la vida política del país, pero recomendó hacerlo siempre dentro de los terrenos del respeto y la tolerancia, pues de lo contrario, agregó, “podremos convertirnos en censores de las ideas y opiniones de los demás”.

Comentarios