Jóvenes del PRI intentan boicotear acto de AMLO en Chetumal

martes, 29 de mayo de 2012
CHETUMAL, Q. Roo (apro).- En un mitin pasado por agua, Andrés Manuel López Obrador aseguró a sus simpatizantes que “pronto habrá un Presidente del sureste”. El entusiasmo del tabasqueño y de sus seguidores que aguantaron a pie firme el chubasco, no se apagó siquiera por la incómoda presencia de jóvenes del PRI que, una hora antes del evento, realizaron una marcha en el centro de la ciudad en la que abuchearon y demandaron la salida de López Obrador. No fue el único acto de provocación contra el aspirante de la izquierda. El gobierno estatal organizó fiestas con ‘sonideros’ en los poblados cercanos para que los vecinos no concurrieran al mitin del candidato de la coalición Movimiento Progresista. El frustrado boicot a su mitin ni hizo mella en López Obrador que agradeció a sus simpatizantes su presencia y le anticipó de antemano que “pronto habrá un presidente de la Republica del sureste”. Asimismo, les pidió dar el último jalón. "Vamos a hacer campaña entre todos", arengó. Sin que menguara su ánimo, López Obrador alzó la voz para que escucharan sus palabras quienes aguantaron el chubasco debajo de los paraguas. El candidato del PRD, PT y Movimiento Ciudadano anunció que se mantendrá el Seguro Popular, las becas para los jóvenes estudiantes y el apoyo a los ancianos. "Díganle a la gente, a todos, que Eba Esther Gordillo ya no manejará la educación, díganle al pueblo que vamos a gobernar para todos, porque no queremos venganza sino justicia", pidió el tabasqueño al aclarar que en el movimiento que encabeza participan personas de todas las creencias religiosas. “Nadie va ser perseguido por sus creencias, habrá libertades”, reiteró al criticar al gobernador, el priista Roberto Borge Angulo quien, acusó el tabasqueño, persigue a los simpatizantes del perredista. Y pidió a la ciudadanía que cuide las casillas para que no ocurra un fraude “como en el 2006”. Completamente empapado, López Obrador dio las gracias "de todo corazón" a los cientos de seguidores que aguantaron la pertinaz lluvia y prometió que nunca los traicionaría. "Ya no más de lo mismo, ya no más corrupción", exclamó en la plaza principal de Chetumal, al advertir que en los próximos días vendrán a ofrecerles dinero por su voto. Luego criticó al presidente nacional del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, exgobernador de la entidad, al que acusó de haberse enriquecido al amparo del poder público. Por eso dijo que acabaría con la corrupción. No obstante, el mitin se tuvo que terminar antes de una hora porque la lluvia no paró de caer.

Comentarios