AMLO en el debate: evita ataques y privilegia propuestas

lunes, 11 de junio de 2012
GUADALAJARA, Jal., (apro).- -El candidato de la coalición Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, concentró su participación en el debate presidencial en la fortaleza de los integrantes de su gabinete, el combate a la corrupción y la austeridad. Contrario a su participación en el debate anterior, López Obrador evadió atacar a sus adversarios y se concentró en enlistar sus propuestas de campaña. Ofreció que el gobierno que encabezará privilegiará las relaciones exteriores, principalmente con Estados Unidos por una obvia razón: solucionar la problemática migratoria. “Compartimos una frontera de 3 mil kilómetros. Vamos a convencerlos en que debemos llevar una relación de cooperación pero para el desarrollo económico, no militar”, aclaró el candidato izquierdista. “Si hay empleo en México se atemperarán los problemas de migración. No más racias. No más maltrato. No más racismo. Es la agenda que vamos a presentar a Estados Unidos”, indicó. El candidato consideró que para mejorar la imagen de México en el exterior primero se debe atender los problemas internos, generar bienestar, empleos, tranquilizar al país, porque así se ganará el respeto del mundo. Para ello, López Obrador propuso un programa de atención a los jóvenes porque hay siete millones que no estudian ni trabajan. El tabasqueño rindió un homenaje, a su vez, a los estudiantes asesinados el 10 de junio de 1971, en un acto de represión conocido como “El Halconazo”. Aseguró que durante su gestión como presidente realizará una verdadera Alianza por la Educación. “Para tener una buena imagen afuera es fundamental darle la importancia a la educación. Vamos a darle atención especial a lo relacionado con la educación. Habrá becas, como se hace en el Distrito Federal. Se garantizará el cien por ciento de inscripción. Hablé con los rectores de las universidades públicas y se destinarán 10 mil millones de pesos para las universidades. Habrá educación por internet, apoyo a escuelas particulares. Una auténtica alianza por la educación”, expresó. En respuesta al candidato de Nueva Alianza, Gabriel Quadri, sobre firmar un Tratado de Libre Comercio con China, López Obrador respondió que es importante mantener relaciones económicas favorables con las demás naciones, pero la panacea no es signar tratados para lograr el desarrollo nacional y menos en México, donde abundan. “Primero hay que producir; por ejemplo, a China le vendemos 4 mil millones de dólares al año y ellos nos venden 45 mil millones de dólares en productos en el mismo periodo. Tenemos primero que producir, regresar al campo. No se trata de apertura sin límites. Insisto, si resolvemos nuestros problemas nos van a respetar afuera”, indicó. Anticipó que en días recientes se incrementaron los ataques en su contra debido a un “miedo inducido por quienes no quieren que las cosas cambien”. El tabasqueño invitó a la ciudadanía a pensar que el actual régimen político ya se pudrió, por lo que es necesario un cambio verdadero para transformar la vida pública del país. Ante las críticas sobre la forma cómo ahorrará 300 millones de pesos por el combate a la corrupción y hacer crecer el Producto Interno Bruto (PIB) que le formularon los candidatos de Nueva Alianza, Gabriel Quadri y del PAN, Josefina Vázquez Mota, respectivamente, López Obrador aseguró se obtendrán mediante un plan de austeridad,, porque existen funcionarios que ganan hasta 600 mil pesos mensuales y se terminará con los privilegios fiscales “porque tenemos en la actualidad un gobierno faraónico”. El tabasqueño destacó que gobernará desde tres bandas: con el sector privado, el público y el social. Destacó que tiene la experiencia porque lo hizo como jefe de gobierno capitalino al remodelar Paseo de la Reforma y el Centro Histórico de la Ciudad de México. López Obrador mencionó que sólo el tres por ciento de los trabajadores del gobierno se llevan el 26 por ciento de la nómina de la burocracia mexicana, que asciende a 1 billón de pesos. Otra propuesta, dijo, es impulsar el sector energético, bajar los precios de las gasolinas, diesel, impulsar el turismo porque ocupa mucha mano de obra. “Se volverá a comunicar a México con trenes bala. Se impulsará la industria de la construcción. Se resolverán los problemas del agua que hay en exceso en el sur y falta en el norte y el centro del país. Habrá trabajo”, expuso. Asimismo, se dijo de acuerdo con la propuesta de Quadri en no criminalizar a la mujer por ejercer su derecho al aborto como sucede en gobiernos priistas y panistas. Antes, el candidato aseguró que el “nuevo gobierno democrático” que encabezará tendrá prioridad en cambiar la política económica del país. “La actual política económica no ha funcionado, no por razones ideológicas ni políticas. Antes con un salario mínimo se podía comprar 50 kilos de tortilla, ahora sólo se pueden comprar cinco-.No ha habido crecimiento en la economía en 29 años. Crecemos a la mitad de todos los países en el mundo. Y sin crecimiento no hay empleo, sin empleo no hay bienestar y sin bienestar no hay paz”, destacó. Como parte de sus propuestas de campaña, López Obrador recordó a los integrantes del gabinete presidencial que lo acompañarán en su sexenio en caso de ganar las elecciones de julio próximo. Marcelo Ebrard será su secretario de Gobierno; Rogelio Ramírez de la O, Hacienda; Fernando Turner, Desarrollo Económico; Javier Jiménez Espriú, Comunicaciones; Juan Ramón de al Fuente, Educación; René Drucker Colín, Ciencia y Tecnología; Jorge Eduardo Navarrete, Relaciones Exteriores, y José Agustín Ortiz Pinchetti, del Trabajo. También apuntó que Genaro Góngora será el consejero Jurídico de la presidencia de la República, Cuauhtémoc Cárdenas, director de Pemex y Elena Poniatowska de la Secretaría de Cultura.

Comentarios