Lanzan campaña '¡Ni un fraude más!” rumbo a elecciones en el Edomex  

jueves, 6 de abril de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Observatorio Ciudadano de la Elección para gobernar en el Estado de México 2017 lanzó la iniciativa “¡Ni un fraude más!” con el propósito de informar a los votantes mexiquenses sobre sus derechos electorales y fomentar la denuncia pública y legal de las irregularidades electorales. En un comunicado, informó que el objetivo es “respaldar a la ciudadanía en la defensa de la democracia, así como ayudar a los votantes a evitar ser cómplices y víctimas de la comisión de graves delitos electorales”. A partir de este jueves, agregó, los equipos de trabajo iniciarán recorridos por la entidad para detectar y denunciar las irregularidades. El Observatorio Ciudadano hizo un recuento de las acciones políticas que se han presentado durante los últimos meses en torno a la elección de gobernador de la entidad con más de 10 millones de votantes, el padrón electoral más grande del país. Asegura que “todas las encuestas demuestran un escenario complicado” para el PRI, quien ha gobernado la entidad desde hace 88 años, sin alternancia. Por ello, agrega, el presidente Enrique Peña Nieto, casi una docena de secretarios de Estado y hasta la primera dama Angélica Rivera, “han encabezado más de cien actos públicos” junto con el gobernador, Eruviel Ávila, su hija Isis y otros funcionarios estatales. “En estos actos se distribuyen dádivas y servicios de los gobiernos federales y locales” y medios de comunicación nacionales han documentado que para recibir las dádivas, los ciudadanos deben mostrar su credencial de elector. Aun así, la semana pasada, el Congreso mexiquense votó porque estos actos políticos continúen durante el proceso electoral en curso. “La intencionalidad política de estos actos es evidente y por ello violarían flagrantemente el séptimo párrafo del artículo 134 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos” que habla sobre la obligación de aplicar con parcialidad los recursos públicos sin influir en la equidad de la competencia entre partidos políticos. El Observatorio prevé que “la desbordada intervención de funcionarios públicos en el proceso electoral también prefigura la alta probabilidad de que se desarrollaría un masivo operativo de compra, coacción y acarreo de votantes el día de la elección para gobernador, tal y como ha ocurrido en elecciones pasadas”. De paso, menciona el bombardeo de propaganda federal y estatal que sobre supuestos logros de las administraciones priistas en la entidad. Peor aún, “el candidato del PRI, Alfredo Del Mazo, utiliza imágenes propiedad de los gobiernos federales y estatales en su propia propaganda electoral”. La organización recuerda que el Estado de México tiene uno de los mayores índices delictivos, “frecuencia de feminicidios y comisión de actos de corrupción así como una de las entidades con la mayor pobreza y la menor cobertura hospitalaria y educativa en el país”. Agrega que tanto Morena como el PAN ya presentaron denuncias ante el Instituto Nacional Electoral (INE) y la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) contra estas prácticas. Sin embargo, asegura, ambas dependencias, así como el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) “insisten en hacerse de la vista gorda frente a prácticas evidentemente violatorias a las leyes, las normas y los principios electorales mexicanos”. Ante tal situación, el Observatorio aseguró que “los ciudadanos decimos “¡Ya basta!”. No permitiremos que el fraude vuelva a derrotar la voluntad y la soberanía populares”.