Piden a candidatos en Edomex comprometerse a revocar concesiones ilegales

jueves, 4 de mayo de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).— El Colegio de Arquitectos y Urbanistas del Estado de México (CAUEM), que siempre ha impugnado la corrupción en los contratos de obra pública en la entidad, está pidiendo a los candidatos a la gubernatura que desde ahora se comprometan a “revocar las concesiones” que les fueron otorgadas ilegalmente a grandes empresas constructoras, como OHL, La Peninsular y otras ligadas al Grupo Atlacomulco. A través de comunicados de prensa y de plantones en la ciudad de Toluca, el CAUEM también aprovecha la actual coyuntura electoral para exigir que, de una vez por todas, se acabe “con los privilegios de unos cuantos empresarios-políticos” que han hecho del Estado de México su coto de poder. Arturo Chavarría Sánchez, presidente del CAUEM, comenta a Apro: “Hasta el momento, solo Delfina Gómez, candidata de Morena, y Juan Zepeda, candidato del PRD, han prometido revocar concesiones otorgadas por el Grupo Atlacomulco a grandes empresas. Pero sus promesas han sido muy generales. Necesitan precisar sus medidas y en cuáles obras las aplicarán en caso de llegar al poder”. Desde que Carlos Hank González gobernaba la entidad –señala Chavarría— empresas ligadas al Grupo Atlacomulco “se apoderaron de concesiones de carreteras y hasta la fecha están cobrando sumas estratosféricas por el derecho de peaje; un gran negocio protegido por los gobiernos priistas del estado”. Indica que los gobernadores siguientes, incluyendo a Enrique Peña Nieto y a Eruviel Ávila, “siguieron con la misma tónica de otorgar obra pública a sus empresarios allegados, a costa del despojo de tierras ejidales, comunales e indígenas”. Y concretamente menciona la obra carretera del Circuito Exterior Mexiquense, concesionada a la empresa española OHL; la autopista Lerma-Tres Marías, otorgada a la empresa La Peninsular, de la familia Hank Rhon; o la obra de la vía del Tren México-Toluca, que actualmente realizan las mismas constructoras de siempre. “Todos estos privilegios y negocios realizados al amparo de la corrupción deben terminar. Es un problema muy grave en la entidad. Sin embargo, los candidatos han estado muy tibios en esta materia, ni siquiera han cuestionado al actual gobierno priista de Eruviel Ávila”, señala Chavarría. En un comunicado del pasado 2 de mayo, el CAUEM les pide a los candidatos comprometerse a revocar “las concesiones a las grandes empresas”, para así “terminar con los privilegios de unos cuantos empresarios-políticos”. También exige “una relación transparente con las empresas que ofrecen los servicios al gobierno”. Y “que se terminen los beneficios a las comercializadoras de los funcionarios”. Ese mismo martes 2, el CAUEM encabezó un plantón frente a las instalaciones del Instituto Electoral del Estado de México. Y, por lo pronto, tiene programado otro plantón frente a Palacio de Gobierno para el próximo miércoles 10. El CAUEM no es la única organización que en este proceso electoral realiza protestas contra estas concesiones otorgadas a grandes empresas, ya que, ayer miércoles 3, el Frente Mexiquense en Defensa de una Vivienda Digna realizó una manifestación contra las grandes constructoras de conjuntos habitacionales favorecidas por el gobierno del estado. Este plantón se realizó frente a la sede de la embajada de España en México, ubicada en la colonia Polanco de la Ciudad de México. Entre otras cosas, ahí denunciaron que la empresa OHL, así como los bancos españoles BBVA Bancomer y Santander, están apoyando con recursos económicos la campaña del candidato priista Alfredo del Mazo Maza.