Nacional

AMLO pide al G20 quitar montos de deuda y pago de servicios a países pobres

El presidente López Obrador propuso ante los líderes del G20 quitar los montos de deuda y del pago de servicios a las naciones pobres, debido a la crisis por la pandemia de covid-19.
domingo, 22 de noviembre de 2020

CIUDA DE MÉXICO (proceso.com.mx).- El presidente Andrés Manuel López Obrador solicitó a la Cumbre Virtual del G-20 disminuir los montos de deuda de los países más pobres del mundo y garantizar créditos preferenciales a naciones con ingresos medios ante el desplome de la economía global por la pandemia de covid-19.

Durante su segunda participación en el foro internacional que agrupa a países ricos y en vías de desarrollo, López Obrador presentó las dos propuestas de su gobierno para hacer frente a la que calificó como “la peor caída” que ha sufrido la economía mundial en los últimos 90 años.

El mandatario mexicano explicó que a partir de la pandemia, la deuda de las naciones en desarrollo creció un promedio del 20 por ciento, por lo que pidió al G-20 abordar este problema antes de que se convierta en una “amenaza para la estabilidad económica y al bienestar social” del orbe.

“En lo esencial, nuestra propuesta consiste en lo siguiente: primero, hacer realidad el compromiso de quitar montos de deuda y del pago de servicio de la deuda a naciones pobres del mundo. Segundo; garantizar que los países de ingresos medios puedan tener acceso a créditos con tasas de interés equivalentes a las que están vigentes en países desarrollados”, sostuvo.

Agregó que la crisis económica provocada por la pandemia “afectó la actividad productiva y el crecimiento disminuyó en una proporción sin precedentes en los últimos 90 años”.

En este marco, destacó que aun cuando su gobierno evitó contratar “deuda adicional, la pérdida de riqueza derivada de la situación financiera elevó la deuda pública de México de 44.8 a 51.1 del Producto Interno Bruto nacional (PIB).

Ante los líderes del G-20, confío en que “la cooperación y la ayuda mutua” permitirá al mundo sortear la doble crisis sanitaria y económica, dejando un ejemplo en el futuro para “superar este doloroso periodo”.

López Obrador también reiteró su mensaje de que los gobiernos deben realizar un rescate financiero empezando por lo más bajo de la pirámide social, es decir, por los más pobres; abandonando “las recetas económicas aplicadas durante el periodo neoliberal” y sin endeudar más a México “para rescatar a los de arriba, ahora fue diferente”.

Presumió el combate a la corrupción y la política de austeridad de su gobierno, así como la liberación de recursos para destinarlos “a la base de la pirámide social, y de allí fue subiendo hacia la cúpula, es decir, se le dio preferencia a los pobres y a los integrantes de las clases medias”.

Dijo que como parte de la estrategia para apoyar a los más pobres de México “se adelantaron los pagos en pensiones a adultos mayores y a personas con discapacidad; se mantuvo la entrega de becas escolares y el apoyo a agricultores y pescadores”.

Añadió que otros programas de su gobierno fueron la entrega de  créditos a pequeñas empresas, así como al sector formal e informal de la economía para evitar “que cayera el consumo de alimentos y de otros bienes de primera necesidad”.

Por último, reconoció que será hasta marzo del 2021 cuando nuestro país recupere el millón de empleos formales perdidos por la pandemia, destacando que hasta octubre del 2020 ya se han recuperado 500 mil puestos de trabajo.

“Pienso en que, en marzo próximo, lograremos alcanzar de nuevo los 20 millones 500 mil puestos de trabajo que tenía registrados el Instituto Mexicano del Seguro Social antes de la pandemia”, concluyó.