Nacional

Senado aprueba que el presidente pueda ser juzgado por cualquier delito

Con 89 a favor y 23 en contra, el pleno avaló la minuta que llegó de la Cámara de Diputados para modificar los artículos 108 y 111 constitucionales.
jueves, 26 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Senado de la República aprobó la reforma constitucional para ampliar el catálogo de delitos por los que puede ser juzgado el presidente como hechos de corrupción, delitos electorales o cualquier delito, conocida popularmente como “eliminación del fuero”.

Con 89 a favor y 23 en contra, el pleno del Senado avaló la minuta que llegó de la Cámara de Diputados para modificar los artículos 108 y 111 constitucionales para quedar como siguen:

“Durante el tiempo de su encargo, el presidente de la república podrá ser imputado y juzgado por traición a la patria, hechos de corrupción, delitos electorales y todos aquellos delitos por los que podría ser enjuiciado cualquier ciudadano o ciudadana”, dice la modificación al 108.

Mientras que el artículo 111 señala: “Para proceder penalmente en contra del presidente, sólo habrá lugar a acusarlo ante la Cámara de Senadores en los términos del artículo 110. En este supuesto, la Cámara de Senadores resolverá con base en la legislación penal aplicable”.

De acuerdo al artículo 110 de la Constitución, que no fue modificado, “conociendo de la acusación la Cámara de Senadores, erigida en Jurado de sentencia, aplicará la sanción correspondiente mediante resolución de las dos terceras partes de los miembros presentes en sesión, una vez practicadas las diligencias correspondientes y con audiencia del acusado”.

Al anunciar el voto en contra del PAN, Damián Zepeda ofreció su renuncia si alguien le demostraba que con las reformas constitucionales se estaba eliminando el fuero presidencial o la inmunidad procesal, para que el presidente pueda ser juzgado como cualquier ciudadano.

“Yo renuncio a la senaduría si alguien me demuestra que el presidente de la república, con este dictamen, va a ser juzgado como cualquier ciudadano”, retó el panista.

“¿A poco a los ciudadanos los juzga el Senado? Que yo sepa no. Te acusa un Ministerio Público ante un juez, y el juez dice si eres culpable o no. ¿Eso va a pasar con el presidente? Respuesta, no. Entonces, ¿Tiene o no tiene fuero el presidente? Respuesta, sí”, añadió.

El senador Héctor Vasconcelos de Morena respondió a las críticas asegurando que “eso sería dar por hecho que siempre en el Senado va a tener mayoría el partido del presidente en turno".

"En cada periodo sexenal puede variar. De tal manera que un Senado juzgue, enjuicie, mejor dicho, a un presidente”, manifestó.

Mientras que Martí Batres, también de Morena, explicó que con esta reforma lo que se plantea es que el presidente pueda ser juzgado por todos aquellos delitos por lo que podría ser enjuiciado cualquier ciudadano.

“Es un avance, porque actualmente el presidente de la República, no puede ser juzgado por cualquier delito, tiene inmunidad. Sólo puede ser juzgado por aquellos delitos que establece expresamente la Constitución. Entonces sí hay una gran diferencia, porque hoy en día solo podría ser juzgado por traición a la patria y delitos graves del fuero común”, dijo Batres.

El Senado votó la minuta de Cámara de Diputados sin modificaciones y la envió a los congresos locales, donde tiene que ser aprobada por al menos 17 congresos.

Minutos antes, el pleno rechazó un dictamen modificado por las comisiones de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos, Segunda, de la Cámara Alta que había incluido en el mismo documento que también los legisladores pudieran ser juzgados por los mismos delitos que el presidente.

Al tratarse de una reforma constitucional Morena requería de mayoría calificada, es decir las dos terceras partes de los presentes.

Los grupos de oposición habían insistido en que no solo se ampliara el catálogo de delitos al presidente, sino que los legisladores fueran incluidos.

Pero de aprobarse estas modificaciones en el pleno del Senado tendrían que devolver el dictamen a San Lázaro, y de no aprobarse por los diputados sería desechado, como ya ocurrió el año pasado.

Estas reformas son una exigencia del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por ello, el coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, negoció con los coordinadores de todas las bancadas que si se votaba la minuta de los diputados que solo se refiere al presidente, entonces en el Senado se aprobaría aparte una reforma para que también legisladores federales puedan ser imputados y juzgados por traición a la patria, hechos de corrupción, delitos electorales y todos aquellos ilícitos por los que podría ser enjuiciado cualquier ciudadana o ciudadano.

Comentarios