Myanmar

México hace eco de la ONU y condena golpe de Estado en Myanmar

El gobierno de México secundó la posición de la ONU quien condenó la detención de los líderes políticos de Myanmar, y llamó a todos los actores para recuperar “lo antes posible los canales diplomáticos”.
lunes, 1 de febrero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ante el golpe militar perpetrado en Myanmar (o Birmania), el gobierno de Andrés Manuel López Obrador se posicionó detrás del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, quien condenó la “detención de los líderes políticos de ese país” y llamó a todos los actores para recuperar “lo antes posible los canales diplomáticos”.

A diferencia de las fuertes condenas y hasta amenazas expresadas por las diplomacias de otros países –como Estados Unidos u otros países europeos--, la Cancillería mexicana prefirió no condenar por si sola el golpe militar que quitó del poder al gobierno civil de Aung San Suu Kyi, quien fue detenida hoy junto con el presidente Win Myint.

En su comunicado, la Cancillería expresó que el gobierno de López Obrador “sigue con gran preocupación los hechos ocurridos en la Unión de Myanmar y hace eco de la condena del secretario general de la ONU, António Guterres, por la detención de los líderes políticos de ese país”, y añadió que “llama a todas las partes a recuperar lo antes posible los canales legales y democráticos que permitan construir consensos internos y alcanzar las aspiraciones de paz, democracia y desarrollo sostenible de la población en Myanmar”.

“Como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, México apoyará las acciones multilaterales y regionales para avanzar en ese sentido y respaldará asimismo las acciones del secretario general de la ONU para impulsar a la brevedad un diálogo incluyente y constructivo”, abundó, y recalcó que “México reitera su posición inquebrantable a favor de la solución pacífica de las controversias, con apego irrestricto al derecho internacional y a los derechos humanos”.

En contraste, el Departamento de Estado de la administración de Joe Biden expresó anoche su “grave preocupación y alarma” ante el golpe militar y, tras exigir a los militares birmanes a respetar las elecciones legislativas del pasado 8 de noviembre –que vieron el triunfo del partido de Aung San Suu Kyi--, amagó con que “los militares deben revertir sus acciones de inmediato”.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, exigió por su parte el retorno del gobierno legítimo y la “liberación inmediata e incondicional de todas las personas detenidas”, mientras que los cancilleres de varios países europeos expresaron condenas en el mismo tono.

El Consejo de Seguridad de la ONU tendrá una sesión urgente este martes para abordar el cuarto golpe militar perpetrado en Myanmar en los últimos 63 años.

Comentarios