Elecciones 2021

Politización de la pandemia e intolerancia ponen en riesgo la democracia: INE

El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, advirtió que la politización de la pandemia y las vacunas ha acentuado la polarización política
jueves, 11 de febrero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, advirtió que la politización de la pandemia y las vacunas ha acentuado la polarización política, que es de por sí natural, pero junto con la intolerancia pone en riesgo la democracia.

En la conferencia magistral ‘Autonomía y su relevancia para el Proceso Electoral 2021’, organizada por la Asociación Nacional de Abogados de Empresa (ANADE), Córdova expuso que pandemia y vacunas “han caído en una politización y esto ha provocado la exacerbación de esa polarización”.

Eso es natural siempre que se conduzca por los cauces institucionales, los de contraste de ideas como son las campañas, pero “el problema no es ese, el problema es que la polarización está siendo aderezada con un germen muy peligroso, antidemocrático, que es la intolerancia”, soltó.

Abundo: “Cuando al adversario ya no se le ve como un legítimo oponente, sino se le ve como un enemigo, como alguien al que es válido descalificar y deslegitimar, pues entonces la democracia sí se pone en riesgo, y todos los elementos que se han venido exacerbando entre otras razones por la pandemia”.

En su exposición, Córdova planteó que hay impactos del covid-19 sobre las elecciones en tres dimensiones, la primera de ellas las sanitaria y todos los cuidados con medidas de protección, rubro que será un desafío, pues mañana inicia el segundo trabajo de campo más grande que realiza el Estado mexicano después del Censo, que es la visita de más de 12.2 millones de personas en sus domicilios para invitarlos a ser funcionarios de casilla.

Otra es la dimensión política, la exacerbación y la politización, y la otra es la dimensión social, “es decir, la suma de todos los problemas anteriores puede traer consigo una inconformidad que ya estaba presente” y que podría desbordarse con protestas sociales que pondrían en una situación de tensión a la democracia.

Planteó que la democracia, antes de la pandemia, “no venía gozando su mejor momento, ni en México ni en el mundo”, pues hay amplia desafección con ella, lo que se traduce en cada vez menos prestigio público y menor apego a la propia democracia, por la persistencia de la desigualdad, la pobreza, la inseguridad, la corrupción, la impunidad, todo ello “cultivo de una insatisfacción” con la democracia, de las elecciones, de los partidos políticos y los parlamentos.

Eso se hace evidente en las fake news, las noticias falsas, la desinformación, la post verdad, y todo junto es terreno fértil para que “punciones francamente autoritarias florezcan”.

Por eso hizo referencia a las diversas iniciativas políticas y legislativas que pretenden acotar o desaparecer a los organismos autónomos electorales y de transparencia, y regresar al gobierno la realización de elecciones o anular los derechos a la información pública.

La forma de contrarrestar esos posibles avances antidemocráticos, dijo, es no guardar silencio, “no callarse la boca y no dejar pasar los ataques que se hacen a esta institucionalidad”.

Los órganos autónomos como el INE o el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (INAI) no deben convertirse en pretexto para la polarización política, planteó.

También hizo referencia al enfrentamiento del INE por el asunto de las conferencias mañaneras del presidente Andrés Manuel López Obrador, caso en el que éste ha acusado censura.

Recordó que es por sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que desde el arranque de las campañas electorales debe suspenderse toda propaganda gubernamental, salvo excepciones, y así pasó en 2019, así pasó en 2020.

“No habría ninguna razón, a menos que haya un cambio de criterio por el Tribunal”, para decidir otra cosa, finalizó.

Comentarios