Godoy Toscano, el desafuero anunciado

viernes, 10 de diciembre de 2010

MÉXICO, DF, 10 diciembre (apro).- ¿Por qué la urgencia de desaforar lo antes posible al diputado federal, el experredista Julio César Godoy Toscano? La respuesta real la tiene César Augusto Santiago, presidente de la Sección Instructora y el verdugo que José Narro le presentó el 24 de septiembre al legislador el día que ingresó a la Cámara de Diputados, burlando de manera inexplicable el cerco de la Policía Federal.

         Quienes están cerca de la Cámara pueden tener sólo algunas pistas del porqué la urgencia por entregar a la Procuraduría General de la República (PGR) al michoacano y medio hermano del aún gobernador de Michoacán, Leonel Godoy.

         Desde la noche del miércoles, el estado de Michoacán ardió. Enfrentamientos entre policías federales y el cártel de La Familia se produjeron en Apatzingán hasta extenderse en la capital Morelia, pasando por Nueva Italia y caminos vecinales.

         El próximo martes, día en que se tiene programado iniciar el proceso de desafuero, habrá un motivo más de preocupación para algunos michoacanos y hará feliz a otros, entre ellos Luisa María Calderón, la hermana de quien dice ser el presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, y por quien el país ha enterrado 30 mil muertos para atenuar su lucha contra el narcotráfico.

         Quien promovió el desafuero tendrá un juego de tres banda: por un lado desacreditará al PRD para el proceso electoral del año entrante que se celebrará en el Estado de México y dividirá a ese partido y lo enfrentará con el PAN para que se cancele toda posibilidad de alianza.

El gran beneficiado en este caso será el priista Enrique Peña Nieto, actual gobernador mexiquense y quien requiere con urgencia el triunfo de su partido en esa entidad para agenciarse la candidatura presidencial.

         Por otro lado, el PRD en Michoacán, que también renovará el gobierno estatal, llegará menguado a la contienda y con el hermano del actual gobernador acusado de pertenecer al narcotráfico.

Aquí la gran beneficiada será Luisa María Calderón, quien ya se ha destapado como la candidata del PAN para gobernar Michoacán, entidad que en el pasado le negó el voto a Felipe Calderón Hinojosa.

Sin duda, todo el peso del Estado federal apoyará a la hermana del presidente de la República y Luisa María Calderón, mejor conocida como la Cocoa, como la llaman de cariño, sabrá explotar los señalamientos contra el aún diputado Julio César Godoy Toscano.

         Y, finalmente, habrá un ataque al gobierno de Gabino Cué en Oaxaca, quien derrotó al primitivo gobernador saliente, el priista Ulises Ruiz.

Cué llegó por una alianza entre PRD y PAN, así es que ahora el descrédito de Godoy Toscano, quien hasta el mes pasado aún militaba como perredista, sin duda le pegará al gobierno perredista-panista de Cué.

Aquí, el gran beneficiado será a quien ya mencionan en la Cámara de Diputados como el operador del desafuero: el propio Ulises Ruiz.

         Como se recordará, Ruiz Ortiz fue una pieza de Roberto Madrazo Pintado, quien lo impulsó para que fuera el candidato al gobierno de Oaxaca. Y uno de sus operadores y hombres más cercanos en aquel entonces fue justamente César Augusto Santiago, hoy presidente de la Sección Instructora encargada de analizar el desafuero contra Godoy Toscano.

         La versión de que detrás de toda la maniobra estuvo Ulises Ruiz cada día cobra mayor fuerza en la Cámara de Diputados, aunque no hay nadie que se atreva a declararlo.

         Y es precisamente Ruiz Ortiz --quien enfrentará el juicio de los oaxaqueños en su contra por todo el daño que le hizo a la entidad, a su población, la persecución contra organizaciones sociales, los asesinatos y las detenciones que se presentaron en su sexenio, así como la persecución de lo que bien podría llamarse grupos de choque para eliminar a quien le estorbara-- el que pretende ganar impunidad. ¿Cómo?, arribando al Comité Ejecutivo Nacional del PRI que se nombrará el próximo año y bajo la égida de Peña Nieto.

         Como se sabe, ya Peña Nieto y Manlio Fabio Beltrones pactaron para que el próximo presidente del partido sea Humberto Moreira, que pronto dejará la gubernatura de Coahuila y quien fue impulsado por la maestra Elba Esther Gordillo, por cierto una expriista que hoy está más cerca que nunca de Peña Nieto.

         Ulises Ruiz pretende estar al lado de Moreira como secretario de Organización o como secretario de Elecciones, campo este último en el que su amigo César Augusto Santiago se sabe mover muy bien y tiene una amplia experiencia.

         Con estos datos sólo queda pensar que el desafuero será totalmente político, presentado antes de tiempo y que en su camino afectará muchas líneas de acción y beneficiará a otros.

         Aquí no se defiende a Godoy Toscano, lo he dicho desde un inicio, si es culpable que se le juzgue, pero lo que no se vale es utilizarlo para beneficiar y golpear políticamente a diversos grupos y partidos.

 

Comentarios: mjcervantes@proceso.com.mx

 

Comentarios