Fernando Larrazabal: 35 razones para pedir licencia

lunes, 12 de septiembre de 2011
1) Porque existen dudas razonables en la opinión pública sobre el manejo irregular que su gobierno ha tenido con los casinos. 2) Porque bajo su gestión los casinos en Monterrey se han convertido en sitios para la corrupción y la extorsión. 3) Porque con su licencia el PAN podría posicionarse como un partido que combate la corrupción en vez de solaparla. 4) Porque Larrazabal dice que no quiere “estar de rodillas” cuando lo único que se le está pidiendo es que facilite una investigación transparente. 5) Porque los regiomontanos deben comprender que la popularidad no puede contar más que la honestidad. 6) Porque sólo logrará remontar el ambiente de desconfianza que lo rodea facilitando una investigación que podría limpiar su nombre. Si se resiste a ella seguirá despertando aún mayores sospechas. 7) Porque cuando el gobernador Rodrigo Medina dice que “le parece totalmente sin sentido” la exigencia de que Larrazabal se separe temporalmente de su puesto demuestra la cultura de complicidad que prevalece entre la clase política de Nuevo León, independientemente de la filiación ideológica. 8) Porque la “consulta” que Larrazabal decidió organizar para mantenerse en el puesto será una farsa. 9) Porque mientras más se aferre al puesto más daño le hará a su partido. 10) Porque el cabildo de Monterrey ha demostrado su falta de autonomía. 11) Porque el PAN nacional hace bien en “deslindarse temporalmente” de la administración de Larrazabal. 12) Porque hubo evidente apoyo de la policía estatal a los criminales que cometieron el incendio en el casino Royale. 13) Porque el secretario de Desarrollo Social de Monterrey es visto en un video comprometedor con Jonás Larrazabal y el representante del casino Red. 14) Porque ya existe una denuncia previa en contra de Fernando Larrazabal, presentada por Nelson Vargas, aduciendo irregularidades cuando el ahora alcalde estuvo al frente del CAPFCE (Comité Administrador del Programa Federal de Construcción de Escuelas). 15) Porque el PAN no podrá argumentar de manera creíble que combate la corrupción si intenta ocultarla en casa. 16) Porque el argumento esgrimido por el edil –“fue una trampa”– es insostenible frente a la evidencia. 17) Porque desde que se desató el escándalo Larrazabal ha sido evasivo y resbaladizo, e incluso se ha negado a responder a ciertos cuestionamientos que se le han hecho. 18) Porque no queda claro por qué su secretario de Desarrollo Social se prestó a una reunión “informal” dentro de un casino para discutir temas que podrían haberse tratado a través de la vía institucional. 19) Porque ese mismo secretario de Desarrollo Urbano –Miguel Ángel García– no pudo explicar qué hacía el hermano de Fernando Larrazabal en el casino. 20) Porque resulta risible que argumente que simplemente estaba desahogando la petición de una audiencia en un casino. 21) Porque además el secretario de Desarrollo Urbano no tiene atribuciones oficiales para negociar con los casinos. 22) Porque Monterrey enfrenta un serio problema de corrupción y por ello la ciudad está repleta de casinos y giros negros. 23) Porque la ciudad está regida por políticos que acaban coludidos con grupos criminales de diversa índole, amparados por la impunidad prevaleciente. 24) Porque, como lo ha expresado Jorge Fernández Menéndez, Jonás Larrazabal es el vendedor más próspero e inédito de quesos en la República. 25) Porque ni el presidente de la Canaco Monterrey ni la Cámara Nacional del Comercio en Pequeño en Nuevo León han oído del negocio de los quesos por parte del hermano incómodo. 26) Porque el narcotráfico, el juego ilegal, los negocios turbios, la extorsión y el secuestro se han adueñado de Monterrey. 27) Porque mientras el edil insiste en que todo se debe a una venganza por la clausura de un casino, ha permitido que otros florezcan. 28) Porque no sabemos exactamente por qué Jonás Larrazabal recibió fajos de dinero, y la venta de quesos es una explicación que produce hilaridad, como bien lo han demostrado los mensajes en las redes sociales diciendo que “Monterrey padece una quesadilla”. 29) Porque Jonás ya tenía una trayectoria cuestionable, al percibir sueldos en el ayuntamiento regiomontano sin trabajar para justificarlos. 30) Porque en dos ocasiones Jonás fue obligado a renunciar ya que sus propios superiores en el gobierno municipal lo clasificaban como un “aviador”. 31) Porque Fernando Larrazabal ha intentado negar la cercanía con su hermano, cuando en realidad le rentaba el sitio donde vivía. 32) Porque tiene razón José Antonio Fernández, presidente de FEMSA, al declarar que “las autoridades de los diferentes ámbitos de Nuevo León han tenido un desempeño evidentemente insatisfactorio y decepcionante”. 33) Porque en Monterrey, bajo el liderazgo de Fernando Larrazabal, no hay control de la plaza. 34) Porque Larrazabal es jefe político del PAN en Nuevo León, y por ello la reputación del partido en la entidad –y más allá de ella– está en juego. 35) Porque si los neoleoneses lo protegen, argumentando que puede proveer votos en la próxima contienda presidencial, se estarán dando un disparo en el pie. Tendrán el gobierno que se merecen. Y el PAN nacional no podrá quitarse el olor a queso maloliente.

Comentarios