El albazo de diciembre

martes, 3 de diciembre de 2013
MÉXICO, D.F. (Proceso).- Lo que más llama la atención sobre el primer año de gestión de Enrique Peña Nieto no es el evidente fracaso del nuevo presidente de la República en su propósito de encaminar a la nación por el sendero de la paz, la democracia y el desarrollo, sino la constante expansión de la movilización social y la conciencia ciudadana a lo largo y ancho del país. Avanza con firmeza la larga marcha de la verdadera transición política, de una alternancia simulada a una auténtica democracia revolucionaria. La sociedad se encuentra hoy mucho mejor posicionada que el pasado 1 de diciembre para detener las estratagemas de la clase política y los poderes fácticos. La cobarde represión del #1DMX, y de las marchas subsecuentes, constituyó un duro golpe en contra de la esperanza ciudadana y jamás debe ser olvidado (mi análisis: http://ow.ly/rh35Z). Sin embargo, gracias a las contundentes protestas de los maestros, al ejemplo de las autodefensas comunitarias, a las movilizaciones en contra de la privatización petrolera de Andrés Manuel López Obrador y a la constante participación juvenil, el innato espíritu rebelde de la sociedad mexicana hoy goza de cabal salud. El PRIANRD muy difícilmente podrá repetir la historia de la aprobación relámpago de la contra-reforma educativa con un nuevo albazo para la contra-reforma energética. El dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), César Camacho Quiroz, ha señalado que con la contra-reforma energética “se cerrará el ciclo reformador”, para después “pasar al proceso de transformación que requiere el país”. Así, hasta uno de los principales operadores de Peña Nieto reconoce que el gobierno ha fracasado miserablemente durante los últimos 12 meses en “transformar” al país y pide que esperemos resultados hasta el próximo año. Los datos son conocidos por todos... Fragmento del reportaje que se publica en la edición 1935 de la revista Proceso, actualmente en circulación. www.johnackerman.blogspot.com Twitter: @JohnMAckerman

Comentarios