El objetivo de la vida es tener seguidores

viernes, 17 de mayo de 2013
Al cantautor mexicano José Manuel Aguilera le repugna la era de las redes sociales: “Soy un pésimo feisbuquero y procuro no entrar a Twitter, a mí me da una hueva terrible”. —     ¿Por qué? –le pregunto. —     Por la forma tan artificial de relacionarse, esta idea de que todo mundo esté hablando de sí mismo, pareciera que ahora el objetivo de la vida es tener seguidores y el que tiene más seguidores es más chingón que el otro, se me hace un concepto bien abstracto, no comulgo con él.   Si algo le parece absurdo a Aguilera (Ciudad de México, 1959) es que en esta época cualquier persona puede prender la computadora, subir unas canciones a internet y hasta grabar su propio disco. Antes, recuerda, entrar a un estudio de grabación era un logro inédito, producto de años de esfuerzo. Un reconocimiento al talento. “Estas grandes plataformas de difusión han hecho que todo mundo pueda ser músico, periodista fotógrafo o Tweetstar.  ¡Cualquiera puede serlo!,  lo único que necesitas es prender una computadora. El derecho de piso ha ido a la baja, antes si querías ser reportero primero tenías que contestar teléfonos, y lo mismo los músicos, antes si querías grabar un disco tenías que tener mucha suerte para que alguien te invitara a un estudio, que era carísimo y no iban a invitar a unos pendejos a grabar, ahora cualquiera graba su disco y ya es músico, se ha abaratado y el periodismo también, hay mucho amateur, mucho improvisado, mucha gente que no hace su chamba y que llegan a entrevistarte y te preguntan ‘¿oye y tú cómo te llamas?’ ¡No mames!”. Platico con José Manuel Aguilera,  líder del grupo La Barranca, en su estudio de grabación, ubicado en Coyoacán. Para atender la entrevista, pone en pausa el primer ensayo que ha tenido este año con su banda, después de meses de trabajo para la grabación de su nuevo álbum: Eclipse de memoria. La Barranca se ha convertido en una banda de culto, tanto por las letras de Aguilera como por la calidad de su música. En Wikipedia los nombran “la banda independiente con mayor trayectoria” de México.   —       La  independencia está relacionada con ser marginal –le comento. —      No sé, somos un grupo sui generis. Aunque sí hemos hecho la mayoría de nuestras cosas en forma independiente, también  yo creo que nuestra persistencia y nuestra continuidad nos han permitido ser un grupo conocido, entre comillas. —       ¿Qué piensas de que bandas como Maná llenen estadios? —        Nada, porque no voy a sus conciertos. —         ¿Pero qué sientes al respecto? —         U2 atasca estadios, Luis Miguel atasca auditorios y Juan Gabriel también, Nick Cave  no llena ningún estadio. Hay diferentes tipos de música y tiene que ver mucho también lo que la música demanda del escucha. Nuestra música creo que entra en la categoría, no quiero decir que es difícil, esa etiqueta nos la han puesto y me caga, pero sí implica una escucha activa y en general cualquier cosa que implique un esfuerzo reduces al 90 por ciento del público, que por lo general no quiere hacer ningún esfuerzo. Yo pienso que la gente que está oyendo a Maná en ese estadio no sé cuántos lo hacen por ir a hacer bola y cuántos están porque realmente les encanta la música de Maná. En la charla está presente el bajista Federico Fong, miembro fundador de La Barranca. Les pido a ambos que hablen de los medios masivos que programan la música de moda para jóvenes, como Telehit, Reactor, MTV y Radio Ibero. “¡En la radio mexicana programan más a Marcel Marceau que a nosotros!”, ironiza Aguilera; Fong sigue la broma: “El otro día nos programaron, fui con una pistola”. Fong aprovecha  para hablar de la programación musical de los grandes consorcios y de cómo surgen las tendencias: “Es música facilota, quizá su propuesta es como más sencilla, quizá lo que ellos ofrecen son como alternativas sonoras diferentes, o de moda, que estén actuales, no tanto algo personal sino que sea el trend (tendencia) en cuanto a sonido en el mainstream (corriente principal), o lo que esté de ultra moda en Berlín, ve tú a saber cuál sea su criterio, yo siento que aquí en México hay mucho de dónde escuchar y de dónde implementar, el 70 por ciento de la música que programa Reactor debería ser de aquí”.   —      ¿No se les hace injusto que muchos grupos mexicanos de alta calidad apenas puedan llenar un bar? –les pregunto. —  Sí, pero la vida es injusta, el concepto de justicia es una cuestión humana que no tiene que ver con Dios, suponiendo que haya uno, ni con la vida, la vida es injusta, el pez grande se come al chico y el león mata a la gacela, ¿por qué habría de ser justa en lo demás? –responde José Manuel Aguilera. La Barranca presenta su disco Eclipse de memoria  el próximo 6 de junio a las nueve de la noche en el Teatro de la Ciudad. P.D. Este viernes 17 de mayo presento mi libro Vivir en el Cuerpo Equivocado, en Cuernavaca, Morelos. La cita es a las 17:30 horas en la librería la Rana de la Casona, ubicada en Hidalgo número 22, esquina con Comonfort.

Comentarios