Enrique Ochoa, un discurso sin desperdicio

viernes, 15 de julio de 2016
CIUDAD DE MEXICO (apro).- Ya he señalado (http://aristeguinoticias.com/1207/mexico/ochoa-reza-para-el-pri-mejor-casi-imposible-articulo-de-ernesto-villanueva/) que la unción de Enrique Ochoa Reza por el presidente Enrique Peña Nieto y el secretario de Hacienda Luis Videgaray como presidente del CEN del PRI es una noticia digna de celebrarse porque acelerará la mutación de su membresía de base a otras opciones electorales. No lo hará con aspavientos ni marchas ni nada por el estilo, sino, fiel a su estilo, a las “matalascallando”. La oportuna decisión presidencial y del secretario de Hacienda por encarecer los costos para que los beneficiarios del PRI se mantengan en esa estructura electoral son altísimos que sigue la misma línea: desmantelar a ese partido de Estado. Esperemos que para siempre, tal y como lo hemos conocido hasta ahora. Si lo anterior no fuera suficiente, en su toma de posesión, Enrique Ochoa Reza pronunció un discurso que no tiene desperdicio. Veamos los puntos más destacables de esa primera intervención de Ocho Reza como presidente priista: 1. El señor Ocho Reza afirmó que: “Nos han acumulado viejos y nuevos problemas; en esta compleja hora de México están a prueba nuestras instituciones y está a prueba nuestra capacidad de concebir y proponer soluciones democráticas. Soluciones democráticas para dignificar la política y para conectar de nuevo con los ciudadanos.” ¿El PRI va a “dignificar” la política? Por favor, ha sido un partido que ha sido todo menos un partido mínimamente honesto; antes bien, la deshonestidad ha sido el sello de la casa durante muchos años y unas palabras de un dirigente que llega desde arriba y sin consensos internos, sino como polea de transmisión del titular de Hacienda, no va a hacer diferencia alguna. Me parece además que pueda “conectar” con los ciudadanos porque no ofrece nada, sino no sólo más de lo mismo, sino peor de lo mismo. 2. El nuevo presidente del PRI dijo que buscará “construir juntos un país honesto, transparente y justo. Para lograrlo, tenemos que retomar la confianza en nosotros mismos.” ¿PRI “transparente, “justo” y “honesto”? Ha sido precisamente el despliegue de lo contrario lo que ha corrompido la vida política del país. Y simple y sencillamente esas palabras no tienen ningún asidero en la realidad. ¿Problemas de falta de autoestima? Quizá. Ochoa Reza entra ya al terreno de la psiquiatría para diagnosticar un problema de depresión mayor en su militancia, que, si fuera el caso, no requeriría de un discurso a modo de solución, sino de un tratamiento farmacológico complementario al de terapia cognitivo conductual. 3. También señaló que: “…con énfasis y profundo convencimiento, el mayor activo del Partido Revolucionario Institucional es su presidente Enrique Peña Nieto.” De plano la obsecuencia con el patrón. Las encuestas, el balance en redes sociales y la baja popularidad hacen que Peña Nieto sea el principal pasivo de ese languidecente partido. 4. Agregó el nuevo presidente priista: “El PRI tiene que ser garante de la honestidad de sus gobiernos. Tenemos que ser un partido que señale la corrupción de los gobiernos emanados de nuestras filas, que exija su fiscalización, incluso su destitución. Hay que tener un PRI que denuncie actos de corrupción, pero también que sepa defender la buena reputación de los militantes y de su partido en todos los casos ante la corrupción, lo peor es el silencio y la omisión.” El primer denunciado sería el presidente Enrique Peña Nieto, el principal corrupto, sin guardar forma alguna, adicto a simular y corromper a plena luz del día ya entrado en gastos con un gran desprecio a la sociedad. Sobre decir que los patos no le tiran a las escopetas; el propio presidente priista reconoce sus alcances al reiterar lo que dice que piensa de quien lo puso en el encargo, “el principal activo”, pareciera que está en marte o Júpiter para poder afirmar lo que sostiene. Creo sí que esta pieza oratoria de Ochoa Reza significa que Peña Nieto y Videgaray van con todo contra el PRI. Lo dicho: van directo a hacer del PRI un membrete más con una rotación y un incremento sustancial del ritmo de salida de sus cuadros medios y de base que encontrarán otras opciones más seguras para acceder al poder. Con todo, hay que reconocerlo, de manera inconsciente Peña Nieto y Videgaray le harán un servicio enorme al país al derribar desde dentro las bases de sustentación de ese singular partido para bien de México. Comentarios: @evillanuevamx ernestovillanueva@hushmail.com www.ernestovillanueva.blogspot.mx

Comentarios