Opinión

En bola, con Nosotrxs

La organización ciudadana Nosotrxs echó a andar “La campaña que falta”, la cual pretende “ganar conciencias y sumar esfuerzos para imprimirle a México un nuevo espíritu de apoyo solidario, fraterno e igualitario”.
sábado, 6 de marzo de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).– El domingo 21 de febrero la organización ciudadana Nosotrxs echó a andar “La campaña que falta”, la cual pretende “ganar conciencias y sumar esfuerzos para imprimirle a México un nuevo espíritu de apoyo solidario, fraterno e igualitario”.

Una de sus características es que no aspira a ganar votos ni a conseguir cargos, y otra es que durará hasta fin de año. Estamos, pues, ante una intervención política atípica, que se desmarca del proceso electoral, pero que lo piensa aprovechar para hacer política de otra manera. Su objetivo es el de involucrar a más personas en un despertar de conciencias y hacerlo con el aliciente de que no están solas, que somos muchxs y vamos “en bola”.

En la asamblea extraordinaria del pasado domingo 21 se dio a conocer una Proclama que empieza por señalar que los viejos problemas que arrastramos se han agravado, mientras que los problemas nuevos parecen no encontrar solución: 

“La gente que se está quedando sin trabajo o que está ganando menos trabajando más, no puede vivir esperando que algún día le toque algo del gobierno; no es justo que quienes se enferman, sigan haciendo turno para recibir un tratamiento o para que le surtan sus recetas; las niñas, los niños y los adolescentes no deben seguir recibiendo educación a medias, encerrados y víctimas de la violencia, mientras que sus madres y todas las mujeres, siguen cargando con la presión de los cuidados familiares y la falta de horizontes; no aceptamos seguir viviendo con miedo a la violencia; a todas las violencias.”

Para Nosotrxs las distintas causas del sufrimiento –“la marginación, la desigualdad, la discriminación hacia las personas pobres y hacia las vulnerables”– han sido provocadas por “el secuestro del Estado por intermediarios ambiciosos y corruptos; la traición a los valores de la democracia, en busca de dinero y de poder; la violación sistemática de los derechos; la claudicación de las obligaciones”. 

Por eso pone en el centro de su atención estas dolorosas situaciones y despliega una agenda de derechos que además pretende “politizar”. Este objetivo de “politizar” va en el sentido que le da Daniel Innerarity, quien dice que “politizar es situar las cosas en un ámbito de pública discusión, arrebatárselas a los técnicos, los profetas y los fanáticos”.

Además de debatir públicamente, lxs integrantes de Nosotrxs nos hemos propuesto trabajar con la ciudadanía para erradicar el clima político de polarización y agresiones que hoy nos afecta. 

Nuestra Proclama lo dice claramente: “Nos preocupa la acumulación de fuerza entre dos polos que quieren eliminarse mutuamente: ni sus obsesiones ni sus enfrentamientos resolverán los problemas que vivimos: sólo los agravarán. No queremos atizar el fuego del resentimiento y la venganza, porque el odio concita la ruptura y la impotencia”. 

Para Nosotrxs es indispensable recordar nuestra historia, encontrarnos y reconciliarnos. De ahí que convoquemos a la responsabilidad, la tolerancia y la solidaridad.

Nuestra estrategia consiste en una combinación de la defensa de derechos con una democratización radical del Estado. Transformar las desigualdades sociales, económicas, políticas y culturales de nuestra sociedad es un sueño compartido por miles de activistas y Nosotrxs es un instrumento político para lograrlo, al acompañar a los grupos de ciudadanxs que se organizan a lo largo y ancho del territorio nacional. “Vamos en bola, en una bola organizada, no sólo para alzar la voz sino para actuar en colectivo para defender nuestros derechos”.

Se va a ver raro eso de entrarle al torbellino electoral buscando algo distinto de votos o de cargos. Seguro habrá quién desconfíe y se pregunte qué es lo que en el fondo quiere Nosotrxs. Y aunque la Proclama lo dice claramente –“vamos a sumar conciencias para salir juntos del dolor al que hemos sido sometidos. Vamos por la paz que se construye día a día. Vamos por nuestros derechos. Vamos a romper el ciclo de la desconfianza. Vamos a recuperarnos todxs y entre todxs”–, seguramente causará desconcierto.

Y tal vez ese desconcierto sea lo que mueva a más personas a indagar quiénes somos Nosotrxs y cómo proponemos enfrentar los problemas y conflictos que nos desgarran. En Nosotrxs hay ocho colectivos: 1. Trabajo Justo. 2. Salud y Bienestar. 3. Medio Ambiente. 4. Justicia y Paz. 5. Género. 6. Educación. 7. Ciudades y Comunidades Sostenibles. 8. Fortalecimiento de la Democracia. 

Para trabajar con ellos se han creado cuatro guías para la exigencia de derechos: a) Mecanismos Ciudadanos, b) Combate a la Corrupción, c) Igualdad de Trato y d) Distribución Equitativa de Recursos. A quienes se interesen en informarse o, mejor aún, en sumarse, busquen la página de Nosotrxs: www.nosotrxs.org.

Ir “en bola” es ir acompañadxs en una nueva forma de hacer política, lo cual además genera “densidad simbólica”. Hace años Norbert Lechner dijo que “en la medida en que el orden democrático carece de espesor simbólico, los lazos de pertenencia e identificación con la democracia serán débiles”.

Precisamente lo que pretendemos al ir en bola es, retomando las palabras de Lechner, “devolverle densidad simbólica a la democracia en tanto orden colectivo”.   

Artículo publicado el 28 de febrero en la edición 2313 de la revista Proceso, cuya edición digital puede adquirir en este enlace.

Comentarios