Silvano Aureoles Conejo

Silvano, el empeño en el error

Hombre de luces, ahora eclipsadas; de trabajo, también, tiradas por la borda, Silvano empezó su camino persistente hacia el precipicio por razones qué sólo él entiende.
miércoles, 19 de mayo de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En días pasados, el singular gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, ha hecho del error su mapa de ruta, de la violación de la ley un estandarte y de la mentira una forma de vida sin matices que genera desdoro en el ejercicio de gobierno y coadyuva día con día a la ruptura del Estado de derecho en Michoacán. Y vaya que no es para menos. Véase si no.

Primero. Hombre de luces, ahora eclipsadas; de trabajo, también, tiradas por la borda, Silvano empezó su camino persistente hacia el precipicio por razones qué sólo él entiende. Inauguró su nueva política de comunicarse con los michoacanos haciendo una labor de agresión directa a un ciudadano de quien dijo en su cuenta de Twitter que era halconero (informante) del crimen organizado y ante el juez de distrito, por el contrario, afirmó que desconocía quien era esa persona, al responder a la Demanda de Amparo Indirecto de fecha 16 de abril del 2021 ante el juez de distrito en el Décimo Circuito en turno del Poder Judicial de la Federación. Mal y de malas esa política en pleno proceso electoral que enturbia el clima que debería ser el de promover que el estado de cosas transite por el camino del derecho.

Segundo. En la agresión al ciudadano, Silvano fue asistido por el señor Israel Patrón Reyes, Secretario de Seguridad Pública de Michoacán, quien no soló fue omiso en defender al ciudadano atacado por el gobernador, sino que festinó y ayudó en tal tarea, portando un arma larga que fue vista por todos por el video difundido de ese infausto hecho. En su informe justificado ante el juez sexto de Distrito con residencia en Uruapan, Michoacán se atrevió a decir que lo que todo mundo vio en el video referido fue una ilusión colectiva toda vez que “no portó ningún tipo de arma de fuego y por ende no repelió a los manifestantes como dolosamente lo esgrime el impetrante (el demandante) de garantías en su escrito de demanda”. El cinismo se internaliza y se apuesta a la impunidad como ha sido el sello de la casa en el ejercicio de gobierno en Michoacán.

Tercero. Silvano sigue escalando su desaseo político y ahora amenaza directamente al candidato a gobernador de MORENA-PT, Alfredo Ramírez Bedolla, ¡según se desprende de la denuncia penal presentada por el prestigiado abogado penalista Ignacio Jiménez, quien se ha caracterizado no sólo por su pericia jurídica, sino en ser uno de los principales promotores de México en promover la cultura de decir no! cuando hay que decir no!, un problema cultural grave en México, pero Nacho destacadamente apuesta por un cambio de paradigma, sin duda necesario, en el país entero. En esta incursión, Silvano se supera a sí mismo en su capacidad de persistir en el error y en la probable comisión del delito de amenazas. Y si lo anterior no fuera suficiente, el gobernante michoacano hace gala de un acotado lenguaje. La forma incluso de amenazar representa por sí mismo un ejercicio abusivo de la libertad de expresión. Ésta “tiene su límite en la expresión de insultos, por ser innecesaria para el ejercicio de aquellas libertades, y se atiende al contexto en que se emiten, aunque sin soportar los juicios que son insultantes per se en cualquier entorno” (Amparo directo 528/2010. Ana Luisa Cid Fernández) Por reiteración este criterio ha generado jurisprudencia firme.

Cuarto. Es momento de que Silvano Aureoles haga un alto en el camino, haga una reflexión profunda de lo que ha venido haciendo, se allegue de ayuda psiquiátrica que mucho habrá de ayudarle a él y a los michoacanos para detener esa espiral de violencia física y verbal, donde nadie gana y todos pierden, gobernador y gobernados, en momentos importantes para la vida del estado que en pocos días elegirá gobernador, diputados federales, presidentes municipales y diputados locales.

@evillanuevamx

ernesto.villanueva@proceso.com.mx

  

Comentarios