Morelia

Morelia, retos y oportunidades

La percepción de inseguridad persiste a pesar de los esfuerzos de las autoridades en gran parte del territorio de la entidad.
miércoles, 5 de junio de 2024 · 07:38

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Vivir en Michoacán no es hoy una tarea fácil; antes bien, sinuosa y complicada en buena parte del territorio estatal, donde el Estado ha ido perdiendo el monopolio del uso legítimo de la fuerza (Weber). La percepción de inseguridad persiste a pesar de los esfuerzos de las autoridades en gran parte del territorio de la entidad. No dudo de la buena voluntad del gobernador Alfredo Ramírez Bedolla, entiendo, empero, que se ha enfrentado a hechos consumados, frentes abiertos en distintos rubros y que se requiere de una estrategia a mediano y largo plazo para recuperar la paz perdida. De ahí, por tanto, que el caso de Morelia sea un caso digno de reflexión por distintas razones. Veamos.

Primero. En el 2015 Alfonso Martínez Alcázar ganó en las urnas la alcaldía de Morelia como el primer presidente municipal independiente, superando a los candidatos del PAN y del PRI.  “Su campaña en medios constó de apenas cuatro anuncios espectaculares en la ciudad, y se enfocó más en trabajo en terreno”, según consigna la revista Expansión (https://acortar.link/m2SFZ6) y en ese trienio (2015-2018) el ayuntamiento de la capital michoacana fue parte de un programa piloto apoyado por el gobierno federal y el de Estados Unidos que aprobó su propuesta de combate a la violencia. En las elecciones del 2018 perdió la elección frente al efecto López Obrador y para los comicios de junio del 2021, Alfonso Martínez, ahora abanderado del PAN y del PRD, vuelve a obtener el triunfo como alcalde de Morelia. La Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del INEGI empezó a medir la percepción de inseguridad de ciudades a partir de marzo del 2021, en la cual Morelia registraba una percepción de inseguridad del 72.9% (https://shre.ink/8m0I) y en la más reciente actualización a marzo del 2024 esa percepción se ha reducido casi 10 puntos porcentuales al ubicarse en 63.2% (https://acortar.link/uxRDTK). Los datos, empero, más importantes son los que arrojan la embajada de Estados Unidos en México en la que desaconseja viajar a Michoacán, salvo a Morelia por vía aérea o por la autopista federal (https://acortar.link/h3ihyK). Lo propio puede decirse del gobierno del Reino Unido que alerta no viajar a Michoacán con excepción de Morelia (https://acortar.link/5n7DzL) y en el mimo sentido se pronuncia el gobierno de Canadá (https://acortar.link/hkRWcj).

Segundo. Los datos de estas tres potencias mundiales (sólo como ejemplos porque la lista se podría ampliar a varios países desarrollados) que identifican a Morelia como un destino seguro es un hecho de gran relevancia porque precisamente en esos países el compromiso de los gobiernos con sus ciudadanos es muy alto y antes de hacer afirmaciones o recomendaciones donde puede estar en riesgo la integridad física y emocional de sus connacionales llevan a cabo un ejercicio riguroso de análisis de riesgos. Los ingresos de los morelianos dependen en buena medida del turismo (la economía de la ciudad tiene un importante acento en el rubro de prestación de servicios y las actividades agrícolas relacionadas) donde en estos tres años se ha mantenido una apreciable afluencia de visitantes extranjeros, quienes generan una derrama económica que beneficia directa o indirectamente a la comunidad.  Morelia no sólo es patrimonio histórico y cultural de la humanidad declarada por la UNESCO, sino que su centro histórico alberga el mayor número de monumentos arquitectónicos del país,1,113 y 260 relevantes (https://acortar.link/dHW7oD). Si a lo anterior se apunta que el 58% de sus habitantes cuenta con estudios de preparatoria o superiores (https://acortar.link/vDqjDI), se puede explicar la cultura de atención de los prestadores de servicios, de la policía municipal turística y el orden y la limpieza de este espacio cultural que procura el ayuntamiento de Morelia.

Tercero. En la ciudad se ha generado un clima positivo para el crecimiento económico, lo que es reconocido tanto por el sector empresarial (https://acortar.link/rQqwg4) como por distintos grupos clave de la comunidad (https://acortar.link/0XwGzW), de suerte que, en ese contexto Alfonso Martínez buscó la reelección como alcalde y acaba de salir triunfador el pasado 2 de junio de acuerdo al PREP del Instituto Electoral de Michoacán (https://acortar.link/oIpaEe) con casi 12 puntos porcentuales del segundo lugar. Lo anterior significa, por un lado, el respaldo de la mayoría de los votantes a sus políticas públicas, en una suerte de referéndum porque nadie se podría llamar a engaño de cómo iba a gobernar.  El mensaje de los electores es de continuidad con mejora continua. Representa, al mismo tiempo, un gran reto porque, de nueva cuenta, el efecto AMLO ha generado también una renovación mayoritaria de la confianza en el proyecto de la 4T en el ámbito federal y en la amplia mayoría de los estados, lo que requerirá que Alfonso haga uso de todas sus habilidades para gestionar de la mejor manera el presupuesto municipal y aprovechar al máximo las sinergias que ha generado con los distintos sectores del municipio. Sin duda lo hará. Se ha forjado en la adversidad y habrá de sortear las dificultades de un entorno complejo como lo ha hecho en el pasado, cuando tuve la oportunidad de conocerlo (por dos grandes amigos de la vida Paco García Davish y Enrique Alcázar) y de generar con él una amistad basada en la afinidad de criterios y respeto en las diferencias.       

@evillanuevamx

ernestovillanueva@hushmail.com

Comentarios

Otras Noticias