Las investigaciones sobre #PanamaPapers serán secretas: Aristóteles Núñez

El titular del Servicio de Administración Tributaria, Aristóteles Núñez, es la figura que el gobierno mexicano ha elegido para encabezar la investigación por los #PanamaPapers. Y ha sido sumamente criticado: un día después de la revelación salió a decir que la autoridad ya realizaba auditorías, y la versión sonó a deslinde. En entrevista, argumenta su dicho e informa que la indagatoria oficial se realizará en secrecía, los resultados no se harán públicos y el material develado, zanja, “no puede ser utilizado para efectos de sustanciar un procedimiento”. CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Aristóteles Núñez Sánchez, jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT), el brazo recaudador de la Secretaría de Hacienda, insiste con vehemencia en que por la información surgida de los #PanamaPapers, muchos de los implicados deben estar “muy, muy preocupados”. –¿Hay peces gordos? –se le pregunta. –Peces gordos. Pero no sólo a partir de la información que empezaron a publicar el domingo Proceso y Aristegui Noticias. Ya teníamos identificados a muchos otros, incluso los tenemos bajo auditoría. –¿Pero son peces gordos de la política y de las empresas? –Sí. Personajes públicos, de la política y las empresas, muy expuestos mediáticamente. Sin distinción alguna, porque la ley es pareja para todos. Se tienen que poner al corriente, tienen que pagar impuestos. “Basta revisar un poquito en retrospectiva qué es lo que ha hecho el SAT, el trabajo que ha hecho, en dónde lo ha hecho. Lo hicimos en yates, en aviones… ¿Quién tiene yates y quién tiene aviones en este país? El SAT ha dado muestras de trabajo institucional, sujetándose al orden y a la ley nada más, y no andamos haciendo promoción y publicidad de nuestras tareas; simplemente las hacemos. “Los que hacen esa publicidad son ustedes y que de alguna manera nos ayudan a darle la percepción a la sociedad de que estamos trabajando.” Sin embargo, Núñez Sánchez se resiste a dar nombres de empresarios y políticos que el SAT tiene bajo investigación. “No puedo referirme a alguien en particular. Tenemos un impedimento en la ley para poder revelar lo que hace el SAT”, dice. Y explica: “La ley protege a los contribuyentes y ciudadanos en México, en su derecho a la privacidad, para que no se puedan revelar actos de la autoridad sobre ellos. Si alguien del SAT se atreviera a revelar información relacionada con un contribuyente, tiene sanción penal, inclusive la privación de la libertad. Eso dice el Código Fiscal de la Federación. “Cuando tú detectas a un personaje que está haciendo cosas malas y lo auditas y lo haces que pague, pues no lo haces público; la autoridad no hace públicas esas cosas. Pero hemos hecho que grandes contribuyentes, grandes empresas y empresarios, paguen impuestos en México; que paguen aquí lo que no habían pagado antes. “Y eso –dice– naturalmente genera molestia en esas personas. Hoy esas empresas y personajes hablan mal del gobierno. Yo no puedo hacer público a quién hemos auditado de los grandes personajes porque la ley los protege. Pero lo hemos hecho y han tenido que pagar.” Fragmento de la entrevista que se publica en la edición 2058 de la revista Proceso, actualmente en circulación.

Otras Noticias