#PanamaPapers: El sospechoso puente financiero entre Colombia y México

martes, 12 de abril de 2016
El expediente sobre el empresario colombiano Juan Pablo Londoño en los archivos del bufete panameño Mossack­ Fonseca revela las complejas ramificaciones financieras por las que pasan recursos de origen sospechoso para constituir empresas en cualquier país. En este caso, un holding creado por Londoño creció vertiginosamente gracias a su asociación con el Cártel de Sinaloa. CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El bufete jurídico panameño Mossack­ Fonseca, experto en crear empresas offshore, registró para operar en México a las compañías Ikioskos y Monedeux International, de Juan Pablo Antonio Londoño Ramírez, relacionado por el gobierno de Estados Unidos con el Cártel de Sinaloa, de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo. Londoño Ramírez, de nacionalidad colombiana, se estableció en México en 2001 a través de la empresa Ikioskos de México, S. de R.L. de C.V., señalada junto con Monedeux International Services Inc., por la Oficina para el Control de Bienes Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, como parte de la red financiera de Jorge Milton Cifuentes Villa, operador financiero de Guzmán Loera. La relación entre narcotraficantes de Colombia y México forma parte de los 11 millones y medio de archivos de Mossack Fonseca que fueron entregados al diario alemán Süddeutsche Zeitung (htttp://www.sueddeutsche.de/) y que fueron compartidas por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (https://www.icij.org/), que tiene su sede en Washington, con más de 100 medios en el mundo, entre ellos Proceso. La investigación duró casi un año y se dio a conocer el domingo 3 bajo el nombre de #PanamaPapers. La incursión de Londoño fue respaldada por la embajada de Colombia en México. El 23 de junio de 2006, la representación diplomática envió a Monex Grupo Financiero una carta firmada por el entonces embajador Luis Guillermo Giraldo Hurtado, en la cual lo califica como un reconocido empresario establecido en México a través de Ikioscos. “Sus negocios han tenido alcance en Ibero América y en este momento su firma está ampliando su portafolio para prestar servicios de internet, como pagos electrónicos, ecommerce y dinero digital…”, recomendó el diplomático cuando Londoño necesitaba abrir una cuenta a través de Mossack Fonseca. Consultada por Proceso, la embajada de Colombia en México confirmó que el firmante de la carta fue el jefe de la misión diplomática en esa época, pero rehusó hacer más comentarios. Para el proyecto Ikioscos, Londoño fue apoyado asimismo por la firma consultora PriceWaterHouse, de la Ciudad de México. También requerido, el despacho internacional no se reportó con la revista. De acuerdo con escrituras que forman parte de cerca de 500 archivos del expediente de Londoño en Mossack Fonseca, el 21 de diciembre de 2005 Leticia Montoya, quien se identificó como representante de la sociedad panameña Dulcan Inc., y Marta Edghill, de Winsley Inc., formaron la sociedad anónima iStations Networks, Inc. Se registró con un capital de 10 mil dólares, divididos en 100 acciones y con domicilio en la ciudad de Panamá, pero con la opción de establecer sucursales y oficinas en otros países. Los agentes registrados de la sociedad son Mossack Fonseca & Co., como su director; su presidente, Juan Pablo Londoño; su director y secretario, Juan Carlos Pava, y su secretario tesorero, Felipe Sánchez. La escritura 14341 señala que iStations Networks Inc., tiene múltiples y variados objetivos: compra, venta, permuta, arriendo, manejo, comercio, tenencia e inversión de toda clase de bienes muebles o inmuebles, mercancías, materias de consumo, efectos, productos, y otros bienes de cualquier clase, naturaleza o descripción. En su objeto social también incluye la realización de cualquier tipo de operación comercial y la compra, construcción, fletes, posesión de dominio, operación, manejo y administración de buques y naves de cualquier clase y sus pertenencias; así como la posesión de dominio, operación, manejo y administración de líneas de navegación y agencias marítimas en general. El 3 de mayo de 2006, en junta de accionistas, Londoño resolvió remover a Juan Carlos Pava y a Felipe Sánchez del directorio y sustituirlos por Carmen Wong e Yvette Rogers. Días después, el 9 de mayo, a cinco meses de constituida iStations Networks Inc., Londoño Ramírez solicitó a Mossfon Trust Corporation –fiduciaria del despacho Mossack Fonseca– el aumento de capital de 10 mil dólares a 7 millones de dólares, los cuales serían manejados a través de la institución bancaria Multi Credit Bank. Sin embargo, ante la demora en abrir la cuenta, Mossack Foonseca sugiere canalizarla al panameño Credicorp Bank. El “holding” A partir de entonces el crecimiento fue vertiginoso: el 13 de julio de 2006 Londoño notificó a Ana Morales, de Mossack Fonseca, su decisión de fusionar iStations Network con la empresa estadunidense Monedex Inc. USA, por lo que requiere cambiar el nombre de la empresa iStations Network a Monedex Group, con un capital de 14 millones de dólares. Además anunció que abriría cuentas en diversos bancos porque su objetivo era armar una banca de inversión. “La idea de la empresa offshore de Panamá será que opere como holding para recolectar la inversión de 7 millones de dólares y de allí se vayan capitalizando las operaciones en la medida en que vayamos abriendo países en los próximos 12 meses”, aclara Londoño en un correo electrónico enviado al despacho panameño el 18 de julio. En otro correo, del 27 de ese mes, precisa: “El aumento del capital que quiero entregar es de 50% de las acciones a un fideicomiso que tendrá valor por U$7MM, a 25 exsocios y empleados míos de toda la operación en América Latina; el otro 50% restante quedará a mi nombre”. Continuó Londoño: “Los fondos iniciales saldrán de Monedex México hacia la cuenta nuestra en Panamá (Credicorp Bank), que como holding administrará los fondos para pagos y capitalización de las subsidiarias en Latinoamérica. “Una vez constituido el fideicomiso realizaremos pagos de 1 millón de dólares. Las transferencias mensuales que se enviarán son cuatro a Colombia, Venezuela, Perú, Ecuador, Bolivia, Argentina, Chile, Panamá, Puerto Rico y Estados Unidos”. Agrega que Monedex México recibiría dos transferencias mensuales de esos mismos países. Casado con Ximena Botero, Londoño reporta en esa fecha al despacho panameño: “Mi patrimonio está representado en iStations, más dos inversiones mobiliarias en Estados Unidos, con valor cercano a los U$2 MM”. “La compañía pasará de ser un medio publicitario de internet a un nuevo medio de comercio electrónico y pagos en internet; para ello, me auxilio de la empresa PriceWaterHouseCoopers, con quien trabajo todo lo legal, contable y financiero”, explica a MossfonTrust. Ana Morales, de esa oficina, le informa el 26 de septiembre que el cambio de nombre y el aumento de capital de iStations a Monedex Group quedaron formalizados y le anexa copia de la escritura pública. Como referencia para abrir la cuenta, Credicorp Bank le pide los documentos denominados “conozca a su cliente”. Fue cuando Londoño obtuvo la carta del entonces embajador en México, Giraldo Hurtado, de acuerdo con #PanamaPapers. Otra de las referencias en el expediente es una comunicación enviada antes a Citibank Key Biscayne, en Florida, Estados Unidos, la cual fue emitida por PriceWaterHouseCoopers (PwC), con domicilio en la Ciudad de México: “Ikioskos fue constituida por PwC el 25 de enero de 2001, como consta en la escritura pública 23,477, el objeto principal consiste en la prestación de servicios para proveer acceso público a internet, así como la consulta remota de bases de datos. Juan Pablo Antonio Londoño es el gerente de la sociedad. “El señor Londoño, en su carácter de presidente de la sociedad estadunidense Ikioskos Communications Corporation (ICC), envió a Ikioskos, con fecha 22 de junio de 2006, una carta en la que confirma el cambio de denominación ICC a Monedex North America Financial Service, Inc.”. En otro punto señala que, el 22 de junio de 2006, la asamblea general de socios aprobó el aumento de capital social y se otorgaron poderes para abrir y cerrar cuentas bancarias en México. Derivado del cambio de la denominación de la sociedad en Estados Unidos, Londoño solicitó a PwC transformar a Ikioskos en una sociedad anónima de capital variable. Le pidió a PwC elaborar un plan de negocios para la comercialización de tarjetas de viajero con las empresas Travelex y Visa Internacional. Una carta más que aparece en el expediente, proveniente de la comisionista de bolsa Serfinco, S.A., certifica que Juan Pablo Londoño es un importante y apreciado cliente de la firma desde marzo de 2006 y que sus inversiones están representadas en el fondo de valores Olimpia, con un promedio mensual de 500 millones de pesos colombianos, unos 250 mil dólares al actual tipo de cambio. De acuerdo con el formulario de apertura de cuentas bancarias denominadas “Mossfon Trus Corp, Monedex Group Inc-Juan Pablo Londoño”, la dirección de la empresa es Miami P.O. Box, 140310, Coral Gables, Florida-33114. Como domicilio de residencia señala 181 Crandon Bulevar-Apto. 301; Key Biscayne, Florida-33149. Desenmascarado En 2007 Londoño cambió nuevamente el nombre de su empresa Monedex, ahora a Monedeux, e incrementó de nuevo su capital de 14 millones a 20 millones de dólares, monto con el cual Mossack Fonseca inscribió a la empresa en la Comisión Nacional de Valores de Panamá como fondo mutuo privado. El 16 de abril del siguiente año quedaron registradas las empresas Monedeux y Diseño, así como Monedeux Internacional Service Inc., las cuales operaron sin contratiempos durante los cuatro años siguientes, a pesar de que, tanto en México como en Estados Unidos, desde 2010 circularon notas periodísticas que señalaban sus posibles nexos con el Cártel de Sinaloa. El 24 de febrero de 2011, la OFAC hizo oficial la acusación. Mossfon Trust y Mossack Fonseca no se dieron por enterados hasta el 13 de abril de 2012, a raíz de que Credicorp Bank notificó a Monedeux Internacional Service y Mossfon Trust el cierre de la cuenta 4020252981, de Londoño. Ese día, en una cuenta de correo interna de Mossfon, Yarisell Martínez le envió un mensaje de chat a Irene Andreve, también de la firma, donde señala: “El banco (Credicorp) se comunicó conmigo por teléfono para indicarme que el motivo del cierre es que, de acuerdo con búsquedas realizadas, el señor Londoño aparece vinculado a actividades ilícitas”. En un intercambio de correos electrónicos fechados el 17 de abril de 2012, la abogada Joanna Soto le pide a Irene Andreve “recordar lo importante que es sacar los fondos de la cuenta antes de que la cierren (lo cual será pronto, le advierte), con el fin de dejarlos como adelanto al cliente o bien aplicarlos a alguna de las facturas que dejó pendientes”. En otro, la misma Joanna Soto señala que consultará con Yarisell si puede averiguar cuánto dinero hay en la cuenta: “Cuando tenga la información le escribiré al cliente para recibir sus instrucciones al respecto. Entiendo que no hay que sacar los fondos hasta recibir los comentarios del cliente”. Ese mismo día Irene Andreve responde: “En estos casos, cuando hemos sido amenazados por el banco de que cerrarán la cuenta, no tenemos tiempo de preguntar al cliente qué hacer, porque el banco no nos va a esperar. Ellos la cierran y emiten cheque a la sociedad; y si esa sociedad no tiene más cuentas, no se puede cambiar y el dinero se pierde”. “Por eso en este caso en particular hay que traer el dinero de una vez y dejarlo como advance payment en nuestra cuenta. Claro que en este caso lo haría con mucho más cuidado y tratando de que no entre en nuestra cuenta, porque si al cliente lo están investigando por algo ilícito, si ese dinero entra a nuestra cuenta estaremos en problemas”, advierte. Al día siguiente, el miércoles 18 de abril, Rebeca Mercedes Betancourt, de Credicorpbank, envió a Yarisell Martínez un correo en el que le comunica que el saldo es de 414.60 dólares y que en dicha cuenta aparecen Ramses Owens, María González S., y Ernesto González en firmas conjuntas, todos de Mossfon Trust. Lurys Madrid, del departamento de Cumplimiento, le dijo a Soto y a Andreve que efectivamente, Londoño y Monedeux Internacional forman parte de la lista Clinton/OFAC por estar vinculado con Jorge Milton Cifuentes Villa, del Cártel de Sinaloa, y adjuntó un diagrama de la red financiera de la organización criminal en la que aparece Monedeux en México, Colombia, Panamá, España y Estados Unidos. Ese día Andreve informó a los directores de Mossack Fonseca que Londoño no tenía otra empresa con ellos y les recomendó que renunciaran como agente registrador de Monedeux International Services. También le dijo al banco las acciones que tomarían. Pero a Londoño no le informó nada. A Juan Pablo Londoño, la policía colombiana, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) y la agencia antidrogas DEA lo relacionan con una banda de tres hermanos, presuntos socios del capo Joaquín El Chapo­ Guzmán. Se trata de Jorge Milton, Dolly de Jesús e Hildebrando Alexander Cifuentes Villa, quienes “heredaron” los negocios ilícitos de su hermano Francisco Cifuentes, Pacho Cifuentes, quien en los años ochenta se inició en el tráfico de drogas como piloto y hombre de confianza de Pablo Escobar, quien fue jefe del Cártel de Medellín. El 24 de febrero de 2011 el periódico La Jornada publicó que el Departamento del Tesoro congeló las cuentas que tiene en su país la célula dirigida por Jorge Milton Cifuentes Villa, quien presuntamente realiza operaciones de tráfico de drogas en Colombia, México, Panamá, España y Estados Unidos. El gobierno estadunidense reveló, por conducto de la OFAC, que Cifuentes Villa o Elkin de Jesús Salazar ha sido identificado como integrante de grupos dedicados a la distribución y comercio de drogas en sociedad con el cártel que dirigen Joaquín El Chapo Guzmán Loera e Ismael El Mayo Zambada García. La información señala que uno de “los principales socios criminales que prestan apoyo material a las actividades ilícitas de Cifuentes Villa es, entre otros, Juan Pablo Antonio Londoño Ramírez, dueño de Ikioskos de México y Monedeux International Service, por lo que Londoño fue señalado junto con los Cifuentes como parte de los narcotraficantes especialmente designados”. En 2015 Mossack Fonseca fue vinculado con el supuesto lavado de dinero de Lázaro Báez, denunciado como prestanombres y socio comercial del matrimonio de Néstor y Cristina Kirchner. Investigaciones posteriores confirmaron que este mismo bufete creó para los expresidentes argentinos una compleja red de empresas fantasma que abarcaron cuatro continentes. Los #PanamaPapers encontraron que el actual presidente de ese país, Mauricio Macri ,también creó una offshore con Mossack Fonseca.

Otras Noticias