#PanamaPapers reveló el objetivo final: ocultar el origen del dinero

sábado, 9 de abril de 2016
Lo que revelan los #PanamaPapers es algo mucho más complejo –y turbio– que evasión tributaria. De acuerdo con el exprocurador fiscal Gabriel Reyes Orona, la investigación periodística evidencia la estructura que los grupos criminales han construido desde 2005 para blanquear y mover dinero. Este enmarañado método, que consiste de cuatro pasos, protege a la agrupación criminal y a sus líderes incluso si son capturados varios de los integrantes de la trama. Pero las autoridades mexicanas no están investigando esto, sino que siguen pensando en términos de lo que ocurría hace una década… CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Las operaciones del despacho panameño Mossack Fonseca no revelan la existencia de paraísos fiscales para evadir impuestos, sino que muestran “estructuras financieras con el ánimo de ocultar el origen del dinero, el verdadero dueño del dinero y el destino de ese dinero”. En suma, evidencian las complejas estructuras financieras del crimen organizado. La revelación internacional llamada #PanamaPapers –que el pasado domingo 3 hicieron más de cien medios en diversos países del mundo, coordinados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (www.icij.org) y en la que participó Proceso– puso de relieve la práctica que desde 2005 emprendieron integrantes del crimen organizado para evitar ser detectados y detenidos: la creación de un sistema financiero informal impulsado por “los grandes consorcios de la economía informal”, según el exprocurador fiscal de la federación, Gabriel Reyes Orona. En entrevista, Reyes, quien indago las entrañas de los delitos fiscales en este país, aclara que los #PanamaPapers hacen la distinción entre paraísos fiscales y la creación de estructuras financieras que tienen cuatro etapas, cuyo fin último es blanquear dinero. Para aclarar e investigar si los involucrados, como Juan Armando Hinojosa Cantú, Martín Díaz Álvarez, Alfonso de Angoitia, Ricardo Salinas Pliego, Luis Doporto y Melissa Flores Alcántara, entre otros, incurrieron en delitos, no basta con ver la creación de empresas en “paraísos fiscales” o “verificar que los ingresos que están utilizando en sus operaciones tengan o guarden congruencia con las utilidades e ingresos de las operaciones que realizan en México. Eso no conduce a nada”, sostiene. Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2058, ya en circulación

Comentarios

Otras Noticias