Los impactos del recorte presupuestal en el INAH

lunes, 31 de agosto de 2020 · 15:00
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Cuando se anunció el recorte presupuestal del 75% al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), su director Diego Prieto aseguró que no afectaría las actividades sustantivas de la institución y hasta se comprometió a subsanar el ajuste mediante mecanismos como la recuperación de los recursos autogenerados. Lo cierto es que desde entonces a la fecha las manifestaciones del impacto por el recorte van creciendo. A principios de julio, la comunidad de la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (ENCRyM), expresó su comprensión ante el hecho de que, en el contexto de la pandemia por el covid-19, la salud pública sería prioridad. No obstante, hizo ver también que la disminución de recursos afectará la formación de profesionales de la restauración y la museología, cuya labor se relaciona con la conservación, restauración, investigación y difusión del patrimonio nacional. La dramática situación del INAH provocó que un total de 2 mil 500 profesores e investigadores de instituciones nacionales y del extranjero, como el profesor emérito Philippe Descola, del Collège de France y presidente de la Sociedad de Americanistas; la Society for American Archaelogy; e investigadores de la UNAM y el propio INAH, enviaran algunas cartas al gobierno de México demandando que se revierta el recorte.
Te recomendamos: Investigadores del INAH rechazan recorte a la investigación; su director lo avala
Las redes sociales contribuyeron a divulgar otros impactos. Se difundió la entrevista que la directora del Centro INAH Querétaro, Rosa Estela Reyes García, concedió al medio local Código Querétaro, para informar que un total de once proyectos de la entidad quedaron en pausa por el recorte. Explicó que el monto total para su desarrollo asciende a 1.5 millones de pesos, y se cuenta con otra partida con una cifra igual, que “también resultó mermada”. Se continúa con la parte de estudios de gabinete de dichas investigaciones (relacionadas con arte rupestre, fotografía, lenguas, toponimia, entre otros temas), pero se afectaron los recursos de mantenimiento, exposiciones temporales, “todo lo que le da dinamismo a un museo, hay recorte…” Y expresó confianza en que los proyectos se recuperen el próximo año, cuando se supere la pandemia por el covid-19. Una inquietud más se sumó cuando, hace apenas una semana, el pasado 20 de agosto. El arqueólogo Leonardo López Luján advirtió a través de su cuenta en Twitter que una quinta parte de la planta docente del INAH no será recontratada: “Se ahorrará más dinero sacrificando a los jóvenes profesionales y a los estudiantes”, lamentó. Y compartió un mensaje del Sector de Profesores Investigadores del INAH (adscrito al Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Secretaría de Cultura), en el cual se denuncia que autoridades de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) “pretenden despedir al 20% de la planta de profesores… todos con posgrados académicos y amplia experiencia docente, todos considerados eventuales y con los salarios injustamente más bajos”.
También puedes leer: El llamado de científicos y tecnólogos ante la austeridad
Justo un día antes, a través de un oficio, el director de dicha escuela, Hilario Topete Lara, comunicó a las jefaturas de carrera de licenciatura de dicha escuela acerca de “un ajuste en 37 materias”, que una línea adelante llamó cancelación, y en resumidas cuentas informa que no podrán ser contratados ya, seis profesores de nuevo ingreso, dos de reingreso y los profesores extranjeros que no cuentan con el permiso legal para ejercer actividades remuneradas en territorio nacional. El profesor Hugo García Capistrán informó por su parte sobre la cancelación de su materia optativa “Epigrafía maya”, que ya había sido aceptada por la Academia de Arqueología. La organización “Fuerza INAH” exigió a través de un comunicado del 21 de agosto que la dirección de la ENAH informe puntualmente y a través de canales de comunicación oficiales cuales son las materias canceladas por el recorte para el semestre 2020-2 e informe sobre los alcances a corto, mediano y largo plazo que tendrá el recorte presupuestal.
Te sugerimos: Víctima del covid-19, el INAH sufrirá un recorte feroz
Increpado en las mismas redes sociales por las contradicciones que ha mostrado al asegurar que el recorte no impactaría y lo que está sucediendo, Prieto respondió, no por los canales oficiales sino a través del mismo medio y sin asumir compromisos: “En la ENAH no tiene por qué haber ninguna clase de recorte. Lo digo enfáticamente: no hay reducción presupuestal para las escuelas del INAH. Me enorgullece ser egresado de la ENAH y les reitero mi compromiso y respeto a su organización y sus decisiones internas. Saludos”. Otros profesores que vieron canceladas sus asignaturas son Magali Maruf, Rodolfo Isaac Cisneros Contreras, María Teresa Menéndez Taboada. En tanto los investigadores de la ENAH insisten en tener un diálogo abierto con el director Topete, advierten también que las reinscripciones en la ENAH ya iniciaron y no aparecen en la lista de optativas las materias canceladas. Tampoco hay, compromiso para dar solución al recorte presupuestal.

Otras Noticias