La ardua búsqueda de los desaparecidos

lunes, 30 de enero de 2017
NAVOLATO, Sin. (apro).- Bajo un árbol frondoso, a orillas de un campo agrícola de maíz y sorgo en el ejido Potrero de Sataya, Navolato, Sinaloa, células delincuenciales del noroeste del país encontraron el sitio idóneo para sepultar a sus víctimas. Un cráneo con un orificio de bala en la parte izquierda de la nuca, restos óseos y vestigios de vestimenta (calcetines y un tenis) fue el primer hallazgo de este lunes por parte de la Brigada Nacional de Búsqueda de Desaparecidos y del colectivo local Voces Unidas por la Vida en Sinaloa. [gallery ids="472453,472448,472456,472458,472457,472451,472450,472455,472454"]

Comentarios

Otras Noticias