Robo, móvil del crimen de investigador veracruzano: Procuraduría

martes, 29 de mayo de 2012
XALAPA, Ver. (apro).- El gobierno de Javier Duarte perfila el “robo” como principal línea de Investigación en el asesinato del académico y antropólogo veracruzano, José Luis Blanco Rosas, ocurrido la madrugada del pasado domingo en su domicilio, ubicado en la calle Altamirano, en pleno centro de la capital del estado. Según el comunicado 2148, la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE) los agresores del catedrático de la Universidad Veracruzana sustrajeron del domicilio varios aparatos eléctricos y su automóvil particular. Sobre lo dicho por el director de la Facultad de Sociología de la Universidad Veracruzana, Erasmo Hernández García, y la madre de la víctima en el sentido de que éste tenía signos de tortura y estaba maniatado, la Fiscalía de Veracruz guardó silencio. “Se siguen otras líneas de investigación a partir de la información proporcionada por la propia familia. Avanza la indagatoria, en donde la procuraduría ha mantenido contacto permanente con la familia y las autoridades universitarias”, se limitó a señalar la PGJE. En el comunicado, la Procuraduría, detalla que el catedrático de 53 años murió por asfixia “entre 00:00 horas y las 02:00 de la madrugada del domingo 27 de mayo en el interior de su domicilio ubicado en la calle Altamirano de esta ciudad”. Mientras tanto, el Servicio Médico Forense aseguró que en el domicilio de Blanco Rosas recogió muestras de fibras, cabellos y raspado de uñas tanto en el cadáver como en la indumentaria. El asesinato del académico se suma a del docente en pedagogía, José Luis Martínez Aguilar, de 55 años, quien era maestro e investigador de tiempo completo de la Universidad Veracruzana; fue secuestrado en junio pasado en el municipio de Alvarado y su cadáver fue encontrado, calcinado, una semana después en la calle de Río Papaloapan y Río Necaxa, fraccionamiento Río Medio 2, al norte de la ciudad de Veracruz. Del ámbito periodístico, pero apreciada en el ámbito académico, por su labor, Regina Martínez Pérez, corresponsal de Proceso en Veracruz fue hallada sin vida el pasado 28 de abril en el interior de su domicilio, en la privada de Rodríguez Clara, muy cerca del corredor turístico del Paseo de los Lagos. Con ella, autoridades ministeriales manejaron en un primer intento, un crimen pasional, posteriormente añadieron el robo. Un mes después del homicidio la investigación se mantiene estancada.

Comentarios

Otras Noticias