Caso Regina: limitan investigación a entorno y círculo de amigos

lunes, 18 de junio de 2012
XALAPA, Ver. (apro).- La Procuraduría General de Justicia de Veracruz (PGJ) ha limitado la investigación sobre el asesinato de Regina Martínez, corresponsal de la revista Proceso, asesinada el pasado 28 de abril en su casa, al entorno y al círculo de amigos, denunció la abogada Claribel Guevara. Integrante del despacho Aroniz y Asociados, Guevara es la abogada defensora de la periodista Norma Trujillo Baez, y fue citada por las autoridades ministeriales a declarar en torno al crimen. La litigante lamentó que las autoridades de Veracruz no estén investigando los hechos que se registraron el día del asesinato y de los cuales Regina Martínez dio parte en sus reportes periodísticos en la agencia Apro y en la revista Proceso. Ante reporteros, Claribel Guevara denunció que la PGJE sólo “le da vueltas” al crimen de Regina Martínez, pues únicamente ha citado a declarar a periodistas, sin centrarse en los hechos ocurridos hace más de mes y medio. “Hay lentitud de la fiscalía y falta de investigación concerniente al día del asesinato", expresó Guevara. Reveló que la Procuraduría ha indagado entre los periodistas si la revista Proceso le pagaba puntualmente sus honorarios a Regina Martínez. “Es una cuestión que nada más están dándole vueltas, a lo que era su vida, pero no están llegando a los hechos. Deberían de investigar más en el día de los hechos, ¿no?, es un reclamo del sector del periodismo, pero también de la población, que se vea que se esclarezcan los hechos”, reiteró. Al igual que Norma Trujillo, varios reporteros han sido llamados a declarar por el asesinato de Regina Martínez, varios de ellos se han quejado de las largas horas que tienen que pasar en el interrogatorio, incluso a varios les han tomado placas dentales, pues hay una línea de investigación, que señala que el cuerpo de Regina Martínez fue hallada con varias mordidas. Al respecto, la encargada del despacho Arroniz y Asociados dijo que las autoridades de la PGJ están más interesadas conocer quiénes eran los amigos de Regina Martínez, que en investigar sobre la labor periodística que realizaba la corresponsal de Proceso. El 27 de abril, Regina Martínez, envió a la agencia Apro sus dos últimas colaboraciones antes de que fuera asesinada: Reportó el homicidio –en circunstancias similares al que ella sufriría un día después--, del líder social perredista Rogelio Martínez de la Cruz, en Veracruz, y la captura de nueve policías en Tres Valles, ligados la narcotráfico. “No hay una adecuada estrategia para buscar el trasfondo que nos ocupa. Hay una investigación abierta para el efecto de esclarecer el homicidio de una persona, es decir, se está elaborando más que nada interrogatorios alrededor para ver el vínculo que tenía Regina con estas personas, su círculo amistoso, pero nada de verdad que aporte a la investigación", señaló Claribel Guevara. El pasado 7 de junio, día de la Libertad de Expresión un grupo de agentes ministeriales correteó a Norma Trujillo por calles de la ciudad de Xalapa, Veracruz, para entregarle un citatorio de presentación en la Procuraduría General de Justicia para declarar en torno al asesinato de Regina Matínez, ocurrido el pasado 28 de abril. La forma poco ortodoxa de entregarle el citatorio a Norma Trujillo causo indignación en la prensa de Veracruz; varios columnistas lo interpretaron como un hecho de intimidación, pues la reportera de La Jornada Veracruz, fue una de las organizadoras de una marcha para protestar contra la ola de asesinatos de periodistas en el estado y que se mantienen en la impunidad.

Otras Noticias