Por homofobia, 420 asesinatos

lunes, 6 de octubre de 2008
MÉXICO, D F, 6 de octubre (apro)- El director de Letra S, Alejandro Brito Lemus, reveló que en el periodo comprendido entre 1995 y 2006 se registraron 420 asesinatos de la comunidad lésbico-gay en México Al dar a conocer datos de la investigación realizada por la Comisión Ciudadana Contra Crímenes de Odio por Homofobia (CCCCOH), Brito indicó que "el desprecio, el rechazo, la intolerancia, la discriminación contra gays, lesbianas, bisexuales y personas transgénero son prácticas frecuentes que se consideran normales" Y advirtió que de persistir esa tendencia los homicidios contra esa comunidad podrían llegar a mil Según la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), la policía, los agentes de la PGJDF y los custodios de los centros de reclusión de la capital son los que más discriminan a la comunidad gay En el marco de la presentación del Informe Especial sobre Violaciones a los Derechos Humanos por Orientación o Preferencia Sexual o por Identidad o Expresión de Género, el titulard e ese organismo, Emilio Álvarez Icaza, afirmó que esa minoría generalmente es objeto de burla, palabra ofensivas, agresiones físicas, estigmatización, discriminación y maltrato que laceran su dignidad e igualdad ante la sociedad Y son la Secretaría de Seguridad Pública local, la Policía Judicial y los custodios de los centros de reclusión, dijo, los principales responsables en las acciones contra esa comunidad "Cuando se niega la posibilidad de donar sangre, de adoptar niñas o niños, de realizar un proyecto conyugal; cuando no se puede conseguir un empleo por la apariencia, o cuando se persigue y se juzga a las personas argumentando daños a las buenas costumbres o a la moral pública", se les discrimina Lo mismo, agregó, "cuando algunos servidores públicos hostigan, maltratan y detienen arbitrariamente a las personas de la comunidad LGBTTTI o cuando no se investiga algún crimen, por considerarlo crimen pasional" En su intervención, el escritor Carlos Monsiváis se pronunció por la incorporación de la figura de "crimen de odio" en el Código Penal para el Distrito Federal, porque no sólo se legisla para saber cuál es el delito que se comete en específico, sino para que la sociedad advierta todo el prejuicio que lo rodea "Los crímenes de odio no son cometidos por las relaciones personales o pasionales, sino por la necesidad de sentirse superior y de extirpar a un miembro de una especie denigrante", apuntó Así mismo, subrayó que el problema del VIH-sida no se denuncia por miedo al repudio social, por temor a delatarse a sí mismo "Es una expresión de autodefensa", señaló Por su parte, el subsecretario de Gobierno del Distrito Federal (GDF), Juan José García Ochoa, destacó las acciones que en materia de diversidad impulsa la actual administración Indicó que entre los 50 compromisos de campaña del jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, está el reforzamiento de la atención a personas con VHI-sida y la creación de la nueva Constitución de la Ciudad de México, donde queden plasmados y reconocidos los derechos de la Comunidad LGBTTTI Al respecto, el presidente de la CDHDF señaló que "la Comunidad LGBTTTI debe plantearse incidir en políticas públicas, compromisos, acciones y propuestas encaminadas a superar los obstáculos que impiden a las personas el pleno goce y ejercicio de sus derechos humanos" Discriminación que lacera El director de Letra S, Alejandro Brito Lemus, indicó que un estudio de Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/sida (Censida) revela que 40% de homosexuales se ve obligado a ocultar su preferencia sexual en el ámbito escolar para no ser discriminado, 26 recibió maltratos o fue agredido, y en el ámbito familiar 16 fue rechazado y 50% de las personas transgénero fue objeto de agresiones físicas Frente a tal panorama, Brito Lemus urgió a impulsar políticas públicas que garanticen y promuevan los derechos humanos y no sólo se diseñen para cubrir necesidades de las poblaciones en situación de vulnerabilidad "Necesitamos programas gubernamentales dirigidos a restituir la dignidad de las personas", dijo Por su parte, la escritora Sabina Berman consideró que las nuevas leyes protectoras de las diferencias, como la Ley de Sociedades de Convivencia y la Ley para Cambio de Género, son todavía incompletas y tímidas, porque "están todavía agarradas de la cola por la mojigatería y son víctimas de la enfermedad nacional llamada gradualismo" En la ciudad de México, señaló, se ha viajado de la criminalización de la diferencia a la obligatoriedad del respeto, y ahora se debe pasar a su plena aceptación, "a la celebración de la diferencia" Actor político fundamental El Informe Especial sobre Violaciones a los Derechos Humanos por Orientación o Preferencia Sexual o por Identidad o Expresión de Género destaca que históricamente las personas homosexuales, bisexuales, transexuales, lesbianas y todas y todos quienes expresen una sexualidad o género que cuestione los convencionalismos sociales, han sido sancionadas en los ámbitos culturales, religiosos, legales y políticos No obstante, señala, el movimiento a favor de la diversidad sexual se ha convertido en las últimas décadas en un actor político fundamental para la promoción de una sociedad igualitaria, y gracias a su activismo, la legislación y la jurisprudencia internacional han comenzado a reconocer los derechos humanos de la Comunidad LGBTTTI El informe detalla que de enero a agosto del presente año calificó 39 quejas como presuntamente violatorias de derechos humanos de personas de la Comunidad LGBTTTI: 395% corresponden a derechos de las personas privadas de su libertad, 222 al derecho a la igualdad contra la ley, 99 al derecho a la honra y a la dignidad y 62% al derecho a la seguridad jurídica En 49% de las 39 quejas se presume de violaciones al derecho a la integridad personal, en 37 a los derechos de la niñez, en 24 a los derechos a la salud, al trabajo y de la mujer; y en 12% a los derechos a la libertad, de petición y de reunión

Comentarios