Un astronauta abandonado

viernes, 23 de enero de 2009
El astronauta Rodolfo Neri Vela, "orgullo de México" tras su viaje al espacio en el transbordador Atlantis a mediados de los ochenta, se muestra optimista porque, ahora sí, está a punto de concretarse su proyecto más ambicioso: la creación de la Agencia Espacial Mexicana Durante varios lustros tuvo que soportar el desdén de sus colegas y el ninguneo de las autoridades, pero nunca dejó de impulsar su viejo proyecto en un país que, dice, tiene un siglo de atraso en desarrollo científico Ya el Senado le dio luz verde a su iniciativa; falta que la refrende la Cámara de Diputados Qué caso tiene enviar al primer astronauta al espacio para después abandonarlo en la tierra" Así reflexiona el doctor Rodolfo Neri Vela, el científico mexicano que hace 24 años orbitó 109 veces la Tierra invitado por la Agencia Estadunidense del Espacio y la Aeronáutica (NASA, por sus siglas en inglés) a bordo del transbordador Atlantis Y expone: "No es fácil ser el primer astronauta mexicano Yo espero que el segundo que viaje al espacio se encuentre en un medio ambiente más amigable, de apoyo moral y económico, de infraestuctura para que se desarrolle, para que evolucione" Neri Vela, quien imparte cátedra en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desde hace casi tres décadas, conoce las dificultades por las que atraviesa el país en materia de investigación y desarrollo de la ciencia; él mismo padeció el desdén de la comunidad científica del país, incluso a las autoridades que, dice, destinan recursos precarios a ese rubro Excolaborador de la Agencia Espacial Europea en Holanda y promotor de la Agencia Espacial Mexicana, Neri Vela hace un balance crítico para Proceso sobre el estado de la ciencia en México Y pese a su desaliento por el abandono de los avances en exploración del espacio, se muestra satisfecho porque, asegura, hay posibilidades de que el segundo astronauta mexicano viaje al espacio en 2015 Uno de los 400 astronautas que han volado en el espacio desde la hazaña del ruso Yuri Gagarin en 1961, Neri Vela relata lo que ha hecho después de su aventura de 1985 Admite que fue tratado con indiferencia por ingenieros y científicos, y que trabajó a contrapelo de las autoridades, que le regatearon apoyos Con todo, desde la década pasada trabaja en su proyecto más ambicioso: la creación de la Agencia Espacial Mexicana "Durante un buen número de años traté de evitar, hasta donde pude, a los medios, porque me gustaba concentrarme en mis actividades académicas Además, decliné muchas invitaciones para ir a congresos internacionales porque ya sabía que me iban a preguntar: ?¿Qué está haciendo México?? Y no quería pasar por la vergüenza de decirles: Nada", relata Considerado en su momento una "gloria mexicana", el científico cuenta una anécdota que ilustra la falta de apoyos En 1990, cuando trabajaba en Holanda para la Agencia Espacial Europea, la Secretaría de Relaciones Exteriores le envió un fax para notificarle que estaba invitado a un foro en Nueva York "Me decían que como único astronauta mexicano, sería importante que yo fuera y transmitiera mi mensaje Pero nunca me preguntaron si necesitaba boleto de avión, si requería de algún apoyo; tampoco me pidieron que contactara a la embajada Sólo me notificaban una invitación", asegura Neri Más allá de las anécdotas y el aislamiento, Neri Vela se muestra optimista porque el 4 de noviembre pasado se aprobó en el Senado de la República una nueva ley para crear la Agencia Espacial Mexicana Falta que la Cámara de Diputados la ratifique De acuerdo con el proyecto, la Agencia Espacial Mexicana será un organismo público descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propios Dependerá de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y tendrá una Junta de Gobierno de 15 miembros Durante el primer semestre de este año se realizarán foros a nivel nacional para armar un plan de investigación "En este lapso ?explica?, la agencia no tendrá personal ni director Al concluir todas las consultas, probablemente después de las próximas elecciones federales, la Junta de Gobierno convocará a un concurso para director general, que se definiría en octubre o noviembre de este año Estaría arrancando en 2010" El proyecto La creación de una agencia espacial es un viejo anhelo de ingenieros y científicos mexicanos El primer antecedente es el de la Comisión Nacional del Espacio Exterior (Conaee), fundada en los sesenta y que funcionó hasta la década siguiente Dependía de la SCT La Conaee tuvo vínculos con la NASA, e incluso colaboró con esa agencia en la instalación de la estación rastreadora en Guaymas y participó en el rastreo de cápsulas de las misiones Apolo poco después de la llegada del hombre a la Luna, en 1969 Al cerrarse en 1975 esa comisión, los ingenieros, médicos, geofísicos y astrónomos que la formaban se dispersaron "Todos los investigadores se convirtieron en enemigos rencorosos de la SCT", asegura el astronauta Después de su viaje en el Atlantis, Neri Vela, quien cursó una maestría en sistemas de telecomunicaciones en la Universidad de Essex, Inglaterra, comenzó a impulsar la idea de una Agencia Espacial Mexicana Pero en 1990 "tiró la toalla" y se concentró más en escribir libros y colaborar con la Agencia Espacial Europea, recuerda el autor de Satélites y de Transmisión por cables y guías de microondas, ambos utilizados como libros de texto en la Universidad Nacional Autónoma de México y en el Instituto Politécnico Nacional En 2005, relata, recibió en su cubículo de la UNAM la visita de dos jóvenes ingenieros: José Luis García y Fernando de la Peña Le fueron a comentar que estaban interesados en revivir la idea de la Agencia Espacial Mexicana y que contaban con el apoyo del gobernador de Hidalgo, Miguel Osorio Chong "El mandatario hidalguense acogió con buenos ojos esta idea, con el objetivo de que la agencia se localizara en Tulancingo, sitio en donde están las instalaciones que se construyeron para transmitir las Olimpiadas de 1968 A través de los legisladores de Hidalgo, se presentó un proyecto inicial en la Cámara de Diputados A mí me dieron un borrador, lo revisé, hice sugerencias Otro de los principales impulsores es el ingeniero Gerardo Ferrando Bravo, presidente de la Academia de Ingenieros y exdirector de la Facultad de Ingeniería de la UNAM", explica ?¿Por qué en una situación de crisis económica puede ser necesaria una Agencia Espacial en México? ?pregunta el reportero ?Te volteo la pregunta: ¿Por qué en una situación de crisis económica se gasta el dinero para que los Tigres del Norte canten en la Ciudad de México? ¿Por qué se gastan tantos millones de pesos en festejar a Carlos Fuentes? ¿Por qué destinar tantos millones de pesos en publicidad electoral de los partidos? "En 1985, cuando me preguntaban qué tan atrasados estábamos en materia de ciencia y tecnología, yo les contestaba: un siglo Nosotros tenemos todo lo nuevo que se fabrica en Estados Unidos, pero no lo inventamos, no lo fabricamos Tenemos que pagar precios enormes por esos productos" Sostiene que ahora, con la agencia espacial, el país tiene la posibilidad de despegar El nuevo organismo, agrega, "tendría básicamente los siguientes objetivos: evitar la fuga de cerebros, desarrollar tecnología propia, realizar experimentos médicos; nos permitiría también tener estudios satelitales propios sobre nuestros recursos naturales" Explica: "Una agencia espacial no te resuelve los problemas de falta de cultura científica Lo que hace es ayudar, motivar a la juventud y evitar que se vaya al extranjero" ?¿Cuáles serían los primeros proyectos? ?No se trata de enviar cohetes al espacio Se trata de hacer cosas que generen conocimiento y tecnología, con una inversión modesta para iniciar una nueva era espacial "Creo que, primero, es necesario realizar los trámites con la NASA para tener acceso a los laboratorios presurizados y hacer experimentos de microgravedad desde las universidades de México Es decir, hacer teleciencia; se pueden realizar experimentos de biología con semillas, plantas, bacterias, especies acuáticas o terrestres pequeñas para saber cómo evolucionan en el espacio Los experimentos médicos son muy importantes "Se puede también construir un satélite experimental de percepción remota para estudiar los recursos naturales de México, así como un satélite geofísico más pequeño para estudiar la atmósfera y los niveles de radiación" El viaje a la Luna Encarrerado, Neri Vela, experto en sistemas satelitales y en transmisión vía microondas y por fibra óptica, subraya que la Agencia Espacial Mexicana, cuyo presupuesto inicial sería cercano a los 70 millones de pesos, es determinante para que México participe en el programa de regreso a la Luna "Podríamos ayudar en la fabricación de algún sistema o parte o sección de un robot que camine sobre el suelo lunar, que escarbe, que analice; incluso podríamos participar colaborando con algún instrumento a bordo de un satélite que orbite la Luna "Si yo fuera director general de la agencia, me gustaría soñar: así como México va a construir un satélite de percepción remota y otro geofísico, también podemos construir un microsatélite o un nanosatélite que entre en órbita lunar Nos ganaríamos un sitio en la historia, aunque sea un satélite pequeño, que nos enorgullezca a todos Actualmente sólo Estados Unidos, Rusia, Japón, China, India y la Agencia Espacial Europea han logrado colocar un satélite en la Luna" ?¿Es viable que un astronauta mexicano llegue a la Luna? ?Eso es lo que quisiera todo mundo, pero eso también costaría mucho dinero; costaría entre 20 y 30 millones de dólares "Siendo realistas, a partir de lo que viví y lo que aprendí, es más importante que desarrollemos primero una infraestructura científica antes de pensar en enviar a otro mexicano al espacio Pero sí debemos estimarlo en el plan de trabajo, como lo hizo Francia Este país armó un plan espacial nacional desde 1980, se puso en órbita a un astronauta cada cinco años "Si la Agencia Espacial Mexicana entra en funciones en 2010, podemos fijarnos como meta que en 2015 haya un astronauta mexicano, que trabaje en la Estación Espacial Internacional Esta estación es un laboratorio multinacional integrado por muchos cilindros presurizados Uno es de Estados Unidos, otro de Rusia, otro de Europa y otro de Japón Tiene celdas solares enormes en las alas En realidad, es como un satélite con gente a bordo Este laboratorio está en órbita constante alrededor de la Tierra" ?¿Cómo se puede participar en la Estación Espacial Internacional? ?Esta estación va a estar en órbita en los próximos 30 años Los investigadores realizan estancias que pueden ser de 10 días hasta seis meses; orbita a una altitud de 400 kilómetros, que no es muy lejos de la superficie terrestre, pero ya es el espacio Sería bueno pensar en enviar a un astronauta mexicano tentativamente en 2015 "Otro plan es firmar convenios con las más de 40 agencias espaciales nacionales de todo el mundo Se pueden priorizar convenios con la NASA, la Agencia Espacial Europea, la Agencia Espacial Brasileña y la de Japón" De vuelta al espacio El reportero le recuerda a Neri Vela que ya pasaron 24 años desde que él viajó al espacio invitado por la NASA ?¿Le hubiera gustado que otro mexicano le siguiera los pasos? ¿Volvería usted a viajar? ?Claro que me hubiera gustado, pero también me gustaría ser el segundo astronauta en 2015? Es broma: yo me autodescarto; ya tuve una oportunidad extraordinaria Y explica: "Hay que aclarar que estos pasajes al espacio ya no van a ser gratuitos, como sucedió conmigo en 1985 Probablemente, por tratarse de un país emergente, México podría obtener algún descuento Aun con enviar un astronauta cada cinco años, estamos hablando de invertir 30 millones de dólares en el viaje" ?¿Ya no continuará la idea del transbordador espacial? ?El accidente del Challenger cortó todo el proyecto estadunidense Actualmente, el único país que acepta llevar a bordo a personas que no son astronautas, entre éstos a empresarios, es Rusia Como tenía mucha necesidad de dólares, Rusia tomó la decisión de llevar al espacio a multimillonarios que han pagado hasta 40 millones de dólares Son muy pocos los que lo han hecho No llegan ni a 10 ?¿Es fácil vivir como el primer y único astronauta mexicano? ?No sé A veces me he sentido muy agobiado; otras muy contento; unas más desmotivado Yo creo que es parte del mismo proceso de evolución Sin embargo, hay que admitir que no es fácil "Espero que el segundo astronauta mexicano se encuentre un medio ambiente más amigable, de apoyo, tanto moral como económico, de infraestructura "No me arrepiento de nada, creo que he buscado alternativas en las que me he desarrollado Y aquí estoy con mis felices 57 años" La reaparición pública de Neri Vela ha incluido su participación en la serie El mes del espacio, que transmite actualmente el canal de National Geographic Además, está trabajando en dos nuevos libros

Comentarios