Instantáneas de la marcha gay

lunes, 22 de junio de 2009
Enrico y "Lucy"
El día que Enrico "salió del closet" dejó a su esposa y a su hijo Dice que sólo los ve una vez a la semana, pero sin tacones ni uñas postizas En la calle de Río Panuco, Enrico y Lucy "se visten" en el asiento trasero de su auto Enrico nunca utilizó tacones "Lucy" es un experto en delinear, enchinar, maquillar y caminar Enrico tiene miedo de que su hijo se entere

El XXXI desfile del Orgullo Gay había empezado y Enrico no encontraba el delineador No tardó más de quince minutos en maquillarse Mientras, ya se había puesto dos frutas a punto de madurar en el pecho, y un par de guantes violeta que escondían su identidad: un cholo tatuado con un cigarro en la mano Afuera del auto, "Lucy" expulsaba humo como una tetera humeante

Con habilidad histriónica, Enrico y "Lucy" personifican a dos mujeres delicadas que platican con la intermitencia de una luz direccional
?Pásame el lápiz, comadre
?Escóndete el resorte del vestido 
?Qué quieres, no tengo cuerpo de mujer
?Nadie tiene el cuerpo para "vestirse"
?Comadre, se le ven sus rellenos
?¡Apúrate!
?¡Ándale, camina femenina no machorra!
?No creo aguantar estos pinches tacones, comadre

Mientras contonean sus vestidos por la cebra peatonal los barrenderos les chiflan Al mismo tiempo un adolescente les mira con asombro el "relleno" El grito brujil de "Lucy" se escucha por toda la calle
?Te hablan arrabalera
Sin inmutarse y con la misma habilidad que tienen los torteros en la Cuauhtémoc para poner mayonesa, las uñas postizas de Enrico acomodan su peluca dorada
?Creo que va a llover, comadre
A pesar de su escote, Enrico no está seguro si es una "vestida" La única certeza que tiene es que lloverá Y no miente


Aire

En el cielo nada es sólido Según un reporte radiofónico quince mil personas caminan bajo el cielo espumoso del sábado Según la red Orgullo XXXI hay 300 mil personas bajo los helicópteros que reportan cifras menores Mil 415 policías se apostan en cada árbol para vigilar que nadie rompa la ley Los organizadores rechazan el proselitismo, pero no lo prohíben

En algún lugar de la marabunta gay, desfilan los trailers que prometen los derechos que el primer artículo de la Constitución garantiza De acuerdo con la red Orgullo XXXI, sólo por motivos de orientación sexual se niegan derechos como el acceso al trabajo, los servicios de salud y educación, el acceso a la justicia y a una familia, y en ocasiones, el derecho a la vida Entretanto, los partidos lanzan sus propuestas por los megáfonos al aire

Tan sólo a "Michelle" no lo contrataron en una gasolinera como despachador por tener un delineado permanente en los labios Ahora desfila con un vestido de novia Dice que "el respeto se gana", porque bromea, "la que es linda, es linda" Con un edificio en construcción como escenografía, "Michelle" posa orgullosa de su velo Su familia la acepta Del otro lado de la acera se escuchan un grito al aire "pinches putos, seguro los violaron" Su ramo de novia no escuchó nada

El desfile es un bestiario kitsch donde los carruajes y los caballos conviven en armonía con las camionetas de lujo y  sus modelos Es un carnaval donde los conejos alados que surcan los adoquines de Reforma, coquetean con un hombre al que le cuelga un plátano de su tanga

El desfile es un jolgorio donde las bellezas artificiales anunciadas como naturales compiten con la voz amplificada de los vendedores de cigarros, nieves, tacos, aguas y refrescos En contraflujo, una quinceañera exhibe su vestido mamey como si fuera modelo de haut couture en un desfile parisino

A ojo de pájaro, lo "diverso" es un hombre con amortiguadores en los pies y tubería en la cabeza; un hombre-naturaleza que con sus varillas de hojas le pica los ojos al policía; un vestido con helados y frutas de unicel; un joven que con voz de tenor anuncia en su próxima escena: "Me cuido del parvovirus, pero cojo a pelo"

Cerca del Ángel, un regio lleva a cuestas el arcoíris, dice que fue hombre "sin querer queriendo", dice que le han tomado muchas fotos, dice que viene desde Guadalajara y está cansado, como el arcoíris, sobre el pavimento, al rayo del sol Lo que no sabe es que en junio llueve y el agua cae en diagonal En el cielo nada es sólido


Lluvia

Esa tarde el agua no cayó en vertical El cielo palideció y las nubes reventaron El viento embarazó las banderas multicolores que hacían las veces de impermeable Enrico, "Lucy", "Michelle" y los enmascarados brincaron con sus tacones sobre los charcos, jugaron a mojarse su vestido y transparentar su "relleno"

Con el granizo, las consignas en cartón se deshacían como espuma entre la manos Con los ríos de confeti, las promesas electorales taparon las coladeras Pero no importa, siempre habrá consignas que queden sin consignar Y siempre habrá agua que serpentee los adoquines del Centro Histórico  

---------------


 

Comentarios