Todos los Maicol en una plaza

domingo, 30 de agosto de 2009
México, D F, 30 de agosto (apro)- Its close to midnight and something evils lurking in the dark
(Se acerca la medianoche y algo malo acecha en la oscuridad)
El agua corre en el pavimento como los hilos de sangre en el rostro de un cuarteto de zombies que viven en la colonia del Valle
?Osea, no nos parecemos a Meeeicol? dice Alicia con su perfecto acento bilingüe
?Aparte es Thriller, para qué (me visto) de Maicol? le contesta con voz sudorosa Berenice
?Meeeicol sólo hay uno? adereza  Daniel con el maquillaje que le hace cerrar los ojos por el escozor de la sangre
La Plaza de la República es un camposanto de réplicas de Michael Jackson que comen gaznates y manchan su maquillaje con merengue La medianoche ofrece a los zombies manzanas de caramelo que combinan con las cicatrices de utilería y los trajes ochenteros de Thriller

Night creatures call, and the dead start to walk in their masquerade
(Las criaturas nocturnas llaman y los muertos empiezan a caminar)
En el monumento a la Revolución una cámara registra con ojo de águila a los 13 mil 107 bailarines que brincan los charcos con sus bastillas mal cosidas y sus calcetas percudidas
A casi 27 años de la grabación del videoclip, "12, 240 thrilleras y thrilleros" obedecen al primer ensayo del titiritero
?¡Señores, todos a sus tumbas!?
La convocatoria se intercala con los anuncios de los niños perdidos y las propuestas cinematográficas de los merolicos
?¡Oigaaa, llévate la historia! ¡Miraaa, la película original del rey del pop!?
Los cientos de zombis en la plaza son tan arrítmicos como los diablitos que cuelgan de los postes e iluminan los negocios callejeros Es como si John Landis, director de Thriller, controlara una maquinaria gigante de marionetas que obedecen una pista tan hipnotizante como la grabación del vendedor de tamales oaxaqueños

Now is the time for you and I to cuddle close together
(Ahora es momento de que tu y yo nos acurruquemos)
En las esquinas de la plaza los mirones mascullan la letra de la canción Adentro, los zombis bailan pegaditos entre lobos, monstruos, botargas y vestidos de novia Si en el videoclip los zombis salen de las coladeras, en "Yo sí bailo Thriller" los muertos son víctimas de la combustión que percude sus moretones y raspaduras ficticias
Perdidos en el aliento de un dragón que calcina el olfato de los bailarines, un zombi articula el primer nombre de Jackson ?¡Micooool vive!? Y no importa lo que dice, la plaza es un lugar donde basta estirar el sombrero para que las mujeres bailen y los perros amarillos miren los abrazos
Y en las bocinas, el coro se repite: "That this is thriller, thriller night?"
La ciudad de los records
Un charco en medio de la plaza se rompe como un espejo en mil cachitos Los sombreros de los Maicols tiemblan cuando los zombis dan zancadas en el agua
En las bocinas, Javier Hidalgo, titular del Instituto de la Juventud, asume una condición natural de romper records y ofrecer homenajes a los muertos:
?Este es un reconocimiento de la ciudad a Jackson? dice escuchando su propio eco
Su voz retumba en las réplicas de Maicols de papel maché
?Somos 13 mil 107 ante notario, pero vamos a pelear el Guinness a través de video?
?Hay que desalojar la plaza, somos muchos ¿Sí me explico??
Ahora el Guinness será de México Mientras tanto, un zombi rompe con fuerza el espejo de agua y con sus ojos hinchados de tanto cosmético se desgañita:
?¡Qué otro récord quieres que rompamos!?
?¡Tu nomás di, ya nos tienes aquí!?
?Vamos a romper otro récord, vaciar 50 mil personas en unos segundos?
De puntitas, los Maicols caminan hacia avenida Reforma, algunos padres presumen a sus hijos sobre guacales de madera
?¡Otro maiquitol chiquito!? grita Jimena con su velo desgastado
A pesar de la marea informativa que ahoga a Jackson en un cocktail de pastillas, Jimena duda la muerte de Michael
?Dicen que tenía muchas deudas, así no se puede vivir? dice renuente a la muerte; sin embargo, le canta las mañanitas, porque si estuviera vivo, cumpliría 51 años?
 

Comentarios