OCESA: El monstruo voraz

miércoles, 19 de octubre de 2011
La empresa de espectáculos OCESA se va apropiando, permiso tras permiso, de la Magdalena Mixhuca. Ante la complacencia del gobierno capitalino, extendió en el mayor sigilo su dominio a 511 mil 549 metros cuadrados, por los próximos 10 años. Aunado a ello, los miles de atletas que se ejercitan, entrenan y juegan en las aún más amplias instalaciones deportivas de esta capital, padecen la creciente inseguridad, balaceras, represión policiaca y los negocios oscuros de un líder de franeleros convertido en director de ese complejo. Toda una bomba de tiempo. MÉXICO, D.F. (Proceso).- Entre detenciones y balazos, un nuevo escándalo se suma a la cuestionada administración de la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca, auténtica bomba de tiempo donde varios grupos se disputan el uso de las instalaciones. Integrantes de la Organización Social Deportiva y Ecológica Magdalena Mixhuca (OSDEMMAC) aseguran que Leonardo Muñoz Romero y Federico Sánchez, director de Deporte de Ciudad Deportiva y delegado de Iztacalco, respectivamente, están coludidos con la Operadora de Centros de Espectáculos, S.A. (OCESA), para negarles el acceso al complejo deportivo. Ello se debe, afirman, a que el jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, le da todo tipo de facilidades a esta empresa. El pasado 30 de septiembre, las autoridades capitalinas se reunieron con representantes de OSDEMMAC y de OCESA para que resolvieran sus diferencias. Al término del encuentro, el titular de Asuntos Políticos de la Dirección General de Gobierno, Mario Talavera Zamorano, prometió al grupo de inconformes que les tendría una respuesta el viernes 7. Y cumplió, pero sólo para comunicarles que desde el 1 de septiembre pasado el gobierno de Marcelo Ebrard renovó el convenio con OCESA, sin que hubiera expirado el actual contrato, vigente al 13 de marzo de 2013. El nuevo acuerdo, pactado a 10 años, le concede a OCESA mayor espacio, ya que originalmente el Permiso Administrativo Temporal Revocable (PATR) le destinaba 408 mil 932.62 metros cuadrados, y ahora podrá disponer de 511 mil 549 metros cuadrados. “Esa fue la respuesta que nos dio Talavera”, señala el secretario de Acuerdos de la OSDEMMAC, Ulises Ríos. El conflicto entre OCESA y los deportistas inconformes ocasionó que el sábado 8, siete de ellos fueran detenidos por la policía. Se les abrió un proceso judicial por allanamiento de morada acusados de bloquear la pista del Autódromo Hermanos Rodríguez. Según los integrantes de la OSDEMMAC, la empresa de espectáculos no ha cumplido con los acuerdos de no cerrar los espacios a los corredores en la Ciudad Deportiva y de retirar las tribunas metálicas (Proceso 1819). Balacera El repudio contra Muñoz aumenta en la Ciudad Deportiva pero se mantiene firme en su cargo por el apoyo que le brinda el delegado de Iztacalco. En sus dos años de gestión, Muñoz, quien lidera ambulantes y franeleros, enfrenta acusaciones por irregularidades y corrupción. Sus detractores aseguran que comercializa mercancía de dudosa procedencia dentro y fuera del recinto. El pasado 24 de septiembre, cuando se efectuaba un concierto del cantante canadiense Justin Bieber, elementos de la Agencia Federal de Investigación (AFI) irrumpieron en la Ciudad Deportiva para decomisar artículos de contrabando que presuntamente introduce al país el responsable del deporte en Iztacalco. En el operativo hubo disparos sin que se reportaran heridos. La policía decomisó mercancía de contrabando y detuvo a tres personas, al parecer vinculadas con el grupo de comerciantes que controla Muñoz. Los hechos ocurrieron a pocos metros de la puerta 5. El despliegue policiaco, comentó un trabajador del complejo deportivo que pidió el anonimato, también fue dirigido en contra de la reventa de boletos, que se le atribuye a Muñoz. El funcionario suele viajar a China para surtirse de juguetes, bisutería y souvenirs que negocia en la Ciudad Deportiva. Además, sus franeleros controlan las calles como si se trataran de estacionamientos públicos los días de conciertos o encuentros deportivos (Proceso 1743). La Asociación de Futbol de Aficionados del Distrito Federal, afiliada al sector amateur de la Federación Mexicana de Futbol, así como los líderes de las siete ligas usuarias inconformes –Asociación de Ligas de Futbol Usuarios de Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca, A.C.– acusan a Muñoz de prohibirles el acceso los campos de futbol. El problema afecta a 5 mil 48 jugadores de los 288 equipos que integran las siete ligas afiliadas a la Asociación de Ligas de Futbol Usuarios de Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca. Estas ligas están agrupadas en la Asociación de Futbol de Aficionados del Distrito Federal, A.C., que preside Araceli Márquez Beltrán. La asociación asegura que la coordinación deportiva, a cargo de Muñoz, pasa por alto las normas que establecen el uso que se le deben dar a las instalaciones deportivas propiedad del Gobierno capitalino. La Ley de Educación Física y Deporte del Distrito Federal, en su capítulo VI, especifica que debe ser exclusivo para eventos deportivos. De lo contrario, se indica, su clausura en términos de la legislación administrativa aplicable. Revancha Los titulares de la Liga Santa Cruz Aviación, la Liga CAT y la Escuela de Futbol Chivas Álamos –filial del club Guadalajara–, Ricardo Alcaraz Vargas, Zenón Rodríguez Flores y Manuel Yáñez, respectivamente, advierten que no cejarán en sus exigencias de tener libre acceso a las canchas de futbol y que éstas se encuentren en buenas condiciones. Desde hace años ellos se dedican a la organización de torneos en la Ciudad Deportiva. Yáñez considera que la administración de Muñoz ha causado graves daños al deporte. Comenta que en menos de dos años fallecieron Adolfo Rómulo Neria y el profesor José de Jesús Pérez Ávalos, presidentes de la liga Adolfo López Mateos y la liga Ramos Millán. Afirma que estos decesos se debieron a las presiones ejercidas por Muñoz. “Adolfo murió de coma diabético 15 días después que lo amenazaron con quitarle sus campos, y al profesor José de Jesús le redujeron horarios y campos. Le sobrevino un paro respiratorio y también se nos fue en este periodo de Muñoz”, relata. Y Acusa: “Estamos ante una presión tremenda. Ya somos personas adultas y llegan estas autoridades a darnos de golpes. Nunca tuvimos tantos problemas y hemos demandado a Leonardo Muñoz cuando ya deberíamos estar tranquilos”. El presidente de la Escuela de Futbol Chivas Álamos asegura: “Algún día vamos a salir muertos de la Ciudad Deportiva, como todos nuestros compañeros que se nos han ido, pero no queremos que nos adelanten la partida, y menos como lo están haciendo. Estamos muy presionados: el señor Zenón está muy enfermo, bajó cerca de 20 kilos porque le han quitado muchos horarios de las canchas”. Revela que cuando Muñoz llegó a la Ciudad Deportiva les pidió aportaciones económicas a 10 presidentes de las ligas usuarias. Cada uno entregó entre 30 y 35 mil pesos como aportación para remodelar el estadio Jesús Palillo Martínez, reinaugurado en enero de 2010 por el actual delegado de Iztacalco. Agrega que una vez que terminaron los trabajos, les negó el acceso. “Sólo se los proporcionó a tres ligas con las que al parecer tuvo algún acuerdo. Nos inconformamos y ello desencadenó una serie de situaciones personales”. Dice que por convenio están obligados a darle mantenimiento a las canchas que tienen pasto, y que en abril pasado solicitó autorización para empastar el campo. “Nunca respondieron y me tomé la atribución de empastarlo; al cabo de un mes Leonardo me espetó: ‘No me interesa que hayas cerrado el campo, tienes que pagar los horarios que no usaste’”. Por esta razón, afirma Yáñez, se promovió una querella contra el acto de la autoridad, misma que le favoreció. Asegura que tiempo después recibió una carta del delegado en la que le expone que el cobro ya no procedía. Y añade: “En señal de revancha Leonardo nos mandó otro comunicado en el que nos indica que tenemos un adeudo con la delegación. Resulta que en el periodo de 2009, con otro delegado y otra administración, nos dieron 50% de descuento. No obstante nos advirtió que no iban a reconocer el convenio y que debíamos cubrir el pendiente; nos puso las cifras de todo el año. Otra vez procedimos a demandarlo en el Tribunal de lo Contencioso del Distrito Federal, y aunque la resolución nos favoreció, Muñoz mandó otra misiva en la que nos incrementa el precio de las instalaciones hasta en 160%”. Refiere que la delegación Iztacalco es la única en todo el Distrito Federal que maneja una carta tarifaria. “Por decir: el campo que nos costaba 450 pesos, de repente nos lo pusieron en mil 800 pesos. Presentamos otra demanda para que nos suspendieran ese acto. Y está en proceso”. Favoritismos Para su Escuela Chivas Álamos, Yáñez sólo dispone de una cancha con pasto para dar servicio a 350 alumnos de todas las categorías: infantil, fuerzas básicas, segunda, tercera y cuarta divisiones. “No me han querido dar más espacios, pero hay ligas que llegan y les destinan más campos”. En contraste, la escuela de futbol del América cuenta con cinco campos empastados “y con muy pocos equipos, pero además su dueño, César Portillo, goza de algunos privilegios: usa el estadio Palillo, el campo 6, el campo 7, el campo 3, el campo 17. Es uno de los beneficiados de Leonardo, al igual que José Luis Ramírez Zendejas y el titular de la Liga Antonio R. Márquez”. Por su parte, Ricardo Alcaraz, presidente de la Asociación de Futbol Usuarios de Ciudad Deportiva Magadalena Mixhuca y titular de la Liga Santa Cruz Aviación, sostiene: “Es importante pedir una auditoría y, como consecuencia, la salida de Leonardo Muñoz. Esto ya es demasiado”. El periódico La Deportiva, “periodismo independiente en la Magdalena Mixhuca”, publicó en su edición de agosto la expulsión del equipo Zacatepec-Iztacalco y de su propietario, Julio Colín, del sector amateur de la Femexfut por alinear a medio equipo de cachirules en la final del torneo Metropolitano de Fuerzas Básicas y escuelas filiales. La irregularidad fue detectada por el presidente de la Promotora Deportiva Metropolitana, Godofredo Forzán, quien descubrió que ocho jugadores alinearon con un registro alterado. Ahora el director de la publicación, Óscar Martínez, Maho, es objeto de insultos, amenazas, difamación y hasta de intento de agresión tanto de Colín como de Leonardo Muñoz, quienes le exigen se retracte de lo publicado. “He escrito en periódicos durante 37 años y mis textos, antes de ser publicados, están investigados ampliamente. Pese a ello, quieren que me retracte. ¡Pos qué pasó! En estos tiempos de deshonestos y corruptos reafirmo mi libertad de expresión, que está por delante, al igual que mi vida”, sostiene Martínez, quien tiene demandados a sus presuntos agresores en las instancias legales, así como en la oficina para delitos cometidos contra periodistas de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Comentarios