Una larga lista de caídos...

domingo, 13 de noviembre de 2011
El desplome del Súper Puma en el que viajaba el secretario de Gobernación se suma a una larga lista de percances aéreos recientes en los que han fallecido desde pilotos y empresarios hasta secretarios de Estado y otros destacados funcionarios en el área del Valle de México en los últimos dos años. Los dos antecedentes más importantes son el desplome del Lear Jet 45 en el que viajaban el entonces secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, y el exdirector de la SIEDO José Luis Santiago Vasconcelos, el 4 de noviembre de 2008, en las Lomas de Chapultepec de la Ciudad de México; y el impacto del helicóptero Bell 412 en el que perdió la vida el secretario de Seguridad Pública federal, Ramón Martín Huerta, ocurrido en las inmediaciones de La Marquesa en 2005. Otro caso destacado por la prensa fue el desplome del helicóptero Augusta A109E, matrícula XAL-SA, el 11 de enero de 2010, en el que viajaban cinco integrantes de la familia Saba. La nave cayó en una zona boscosa a 200 metros de la caseta de cobro de la autopista México-Toluca tras haber despegado del aeropuerto de la capital mexiquense. Fallecieron Moisés Saba Raffoul, Alberto Saba Raffoul, Humberto Saba, Yadela Tauchi, Judith Catán y el piloto Armando Fernández. El director de Aeronáutica Civil de la SCT, Héctor González Weeks, descartó que ese percance se hubiera debido a las condiciones meteorológicas. Explicó que hubo un desvío en la ruta del helicóptero de los Saba y que volaba 305 metros por debajo de la altura mínima. El 29 de mayo de 2010 fallecieron el empresario Joao Carlos Tello Chapoy y su esposa Alejandra Osio al desplomarse la aeronave Cirrus SR20, matrícula XB-XTX, en el municipio de Xalatlaco, Estado de México. Apenas el pasado 22 de octubre se precipitó otro helicóptero, del gobierno del Estado de México, en la puerta 4 de los Viveros de Coyoacán. La caída de la aeronave Augusta modelo 109-S provocó la muerte de dos de las ocho personas que la ocupaban. El secretario de Desarrollo Metropolitano mexiquense, Fernando García Cuevas, resultó herido, pero el funcionario estatal Julio César Maturano y el piloto Juan Esteban Rodríguez fallecieron. Las investigaciones en la mayoría de los casos han sido confusas, especialmente si son de alto impacto político, como los que costaron la vida a Ramón Martín Huerta y a Juan Camilo Mouriño. MÉXICO, D.F. (Proceso).- En el caso del secretario de Seguridad Pública foxista, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes se reservó 12 años el dictamen final de Aeronáutica Civil, argumentando que así lo establece el anexo 13 del Convenio de Aviación Civil Internacional, que prohíbe a los Estados firmantes difundir información sobre los accidentes, a menos que las autoridades judiciales determinen que esta difusión es de interés nacional. La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) advierte que ese anexo sólo es aplicable “cuando se presenta un accidente que involucra un vuelo internacional”, pues se trata de reglas para definir qué Estado debe hacerse cargo de la investigación y el papel que asume el país de donde era originaria la aeronave.

Comentarios