Fraude a la italiana; la víctima, el dueño del diario Reforma

jueves, 24 de febrero de 2011

MILÁN, 24 de febrero (apro).- El empresario mexicano Alejandro Junco de la Vega fue defraudado en este país por la cantidad de 800 mil dólares, unos 600 mil euros, informó hoy la Policía Postal de la región italiana Emilia Romaña.

Luego de una investigación que duró casi un año, y que tuvo como consecuencia el arresto de un hombre a quien se responsabiliza de dicha acción, la policía italiana dio a conocer los detalles del fraude, mismo que calificó de “rocambolesco”.

Todo empezó el 12 de agosto del 2008, cuando Junco de la Vega, quien estaba de vacaciones en la ciudad italiana de Boloña, quiso rentar un Ferrari y el personal del hotel donde se hospedaba lo contactó con la sociedad “Motorsportitalia”, especializada en la renta de autos y motos de lujo, además de ser conocida por promocionar eventos deportivos.

Junco, quien ese día rentó un Ferrari modelo F599, pensó que pagaba la cantidad de 7 mil euros con su tarjeta de crédito, sin embargo, el retiro de dinero por parte del responsable de esta sociedad, fue cercano a los 600 mil euros.

Nicola Pedretti, de 41 años, y quien hasta ese momento no contaba con antecedentes penales, falseó el contrato hecho con Junco de la Vega, a quien le acreditó la renta de una flotilla entera de carros de lujo utilizando el código de su tarjeta de crédito para hacer parecer que en lugar de un carro, habia rentado varios.

De esta manera, parecía que Junco de la Vega había rentado, además del Ferrari F599, algunas camionetas también de la marca Ferrari, otras de la marca Lamborghini, Bentley y de la marca Aston Martin.

En la época en que se realizó el fraude, informó la Policía, la sociedad Motorsportitalia se ubicaba en la localidad de Finale Emilia, de la provincia de Modena. Actualmente, su sede principal está en Calderara di Reno, provincia de Bologna. También cuenta con oficinas en Barcelona y San Petesburgo.

Aunque los hechos se registraron en el 2008, fue hasta marzo del 2009 que comenzó la investigación en Italia, gracias a que los Servicios Secretos de Estados Unidos (United States Secret Services), a su vez alertada por la banca estadounidense Morgan Chase, de la cual se informó, Junco de la Vega es cliente, dio el aviso.

De acuerdo con la Policía, Junco de la Vega no se dio cuenta del fraude inmediatamente, sino unos meses después, ya que el monto fue retirado poco a poco, probablemente, dijeron los investigadores, para no levantar sospechas.

Los investigadores de la Policía Postal de Emilia Romagna informaron que para iniciar la investigación en Italia, el empresario presentó una denuncia formal en la embajada italiana de Ciudad del Cabo, mediante una videoconferencia donde estuvo presente un oficial de policía en Italia.

La Policía Postal informó que junto con ellos trabajaron técnicos de la sociedad bancaria ‘Cartasi’ (de la cual se tomó el dinero), cuya investigación los llevó a la sociedad de renta de autos de Pedretti, mismo que fue detenido el martes pasado, acusado de uso indebido de tarjetas de crédito, falsedad en escrituras privadas (por haber alterado el contrato de renta) y de encubrimiento.

Por los mismos delitos se investiga a su expareja, de quien no se proporcionó el nombre, y sólo se sabe que también es originario de Boloña y tiene 41 años. Mientras que al hermano de Pedretti, de 31 años, es investigado sólo de encubrimiento.

La investigación fue ordenanda por la procuradora adjunta de Modena, Lucía Musti y del procurador sustituto Enrico Stefani.
Según la investigación, en el 2009 el también empresario boloñés, volvió a intentar hacer una operación similar en perjuicio de otro cliente, esta vez italiano, por un monto millonario. Los investigadores dijeron que no excluyen que haya otras víctimas, sobre todo, en el extranjero.

De acuerdo con la policía italiana, el banco de donde es cliente Junco de la Vega ya le habría restituido su dinero, aunque ‘Cartasi’ no ha lo ha recuperado por parte de Pedretti.

Comentarios