El turismo mexicano, en el banquillo de los españoles

jueves, 7 de abril de 2011

Varios de los interlocutores españoles de Felipe Calderón desmienten algunas de sus afirmaciones sobre el turismo y la violencia. Mientras el diario El País no deja de cubrir las atrocidades del crimen organizado en México, grandes empresarios señalan que el sector no se ha recuperado, y un estudio de BBVA Research publicó que el turismo ha perdido participación en la economía, que se ha reducido la competitividad internacional de México en el ramo y que, aun cuando se habla de un flujo de turistas de 21.5 millones de personas, “42% de estos visitantes fueron fronterizos...” 

 

MADRID, 7 de abril (Proceso).- Tal como lo hizo con Brasil en mayo de 2010, el periódico español El País inició en marzo pasado un aparatoso despliegue informativo sobre México, que en buena medida coincide con el intento del gobierno de Felipe Calderón para contrarrestar la mala imagen generada por la guerra del narcotráfico, difundida por medios de comunicación en todo el mundo.

En el foro que llevaron a cabo El País y BBVA-Bancomer en el Club de Banqueros del Distrito Federal, Calderón les confió a los asistentes que en caso de no ser político hubiera sido periodista. Ese 16 de marzo el mandatario clausuraba el foro México, Puerta de América, y añadió que su periódico se habría llamado Balance: en la primera plana pondría, de un lado, “todas las noticias malas”, en el otro “todas las noticias buenas”. Por supuesto, “en medio, las que no son ni buenas ni malas”... 

Sin embargo, añadió, en el periodismo “se debe equilibrar y poner en perspectiva lo que es México, no ocultar ni ignorar los problemas que hay en el país”. Este comentario resultó significativo, ya que con el estadunidense The New York Times, el inglés The Guardian, el francés Le Monde y el semanario alemán Der Spiegel, El País es uno de los medios –además de La Jornada de México– que acordó con WikiLeaks la difusión de los más de 250 mil cables diplomáticos de Estados Unidos obtenidos mediante una filtración masiva.

En enero de 2010, en su reunión anual con el cuerpo diplomático, Felipe Calderón instruyó a sus integrantes a “hablar bien de México”. Recurrió a un ejemplo: “Jamás he escuchado a un brasileño hablar mal de Brasil. El día que en México empujemos todos igual, yo creo que las cosas se podrán poner en perspectiva”.

La embajada mexicana en España puso especial empeño en cumplir la instrucción –ya que este país es el segundo inversor en México, con alrededor de 38 mil millones de dólares entre 1999 y 2010– pero ha tenido poco éxito, dada la frecuencia con que se publica información sobre la violencia en diarios impresos como El Mundo y Público, lo mismo que en las televisoras y en los sitios digitales de noticias. Sin embargo, El País y su corresponsal Pablo Ordaz siguen destacando por su cobertura puntual de la escalada violenta en México.

El foro donde Felipe Calderón reveló su segunda vocación tuvo otro antecedente: la última semana de enero se realizó en Madrid un desayuno-coloquio sobre las “perspectivas y retos” de México en turismo y la repercusión de la inseguridad en ese rubro. Encabezaron este encuentro Juan Luis Cebrián, consejero delegado de Prisa, grupo editor de El País, y Javier Moreno, director general del matutino.

Una fuente informó a este corresponsal que este encuentro se organizó a raíz de que la secretaria de Turismo del gobierno calderonista, Gloria Guevara, reclamara que había un abismo entre la realidad mexicana y la percepción que difunden los medios sobre México como un país colapsado por la violencia. La fuente especifica que la funcionaria hizo el extrañamiento en el marco de su gira de trabajo por Francia y España, donde participó en la Feria de Turismo de Madrid (Fitur).

El 23 de enero, el periódico informó sobre el coloquio –cerrado a otros medios– y cabeceó: “México echa un pulso a la crisis”. La nota ensalzó las medidas del gobierno de Calderón para diversificar los ingresos reduciendo su dependencia del mercado estadunidense y promoviendo zonas turísticas poco conocidas.

El diario convocó para ese encuentro a los principales directivos españoles del ramo turístico, como Juan Miguel Villar Mir, propietario del Grupo OHL; Andrés de Soraluce, presidente de OHL Desarrollos; Carmen Riu, consejera delegada de Riu Hotels & Resorts; Simón Pedro Barceló, presidente del Grupo Barceló Hoteles; Gabriel Escarrer, de Sol Meliá; Manuel López Aguilar, director Comercial y de Clientes de Iberia; Jordi Llorens, director regional de Viajes El Corte Inglés; Fernando Conte, presidente de Orizonia; Alfonso Rivera, directivo de Globalia; José Minués, director general de muchoviaje.com, además del embajador Jorge Zermeño y funcionarios de la legación mexicana en Madrid.

Barceló –que tiene 13 hoteles en México– y Carmen Riu coincidieron en demandar mayores esfuerzos para mejorar la rentabilidad social y el PIB del turismo, porque, dijo el primero, “el número de visitantes no es el indicador idóneo de éxito o fracaso”. Riu observó que el beneficio económico general no se ha recuperado, lo que se “arrastra desde la gripe A”.

Aunque la perspectiva general que los empresarios manifestaron en ese encuentro es optimista para México, Gabriel Escarrer mostró su preocupación por la inseguridad . “Lo peor que nos podría pasar después de la gripe A es que se empiece a hablar de narcoterrorismo”, dijo el empresario de Sol Meliá, según El País.

A su vez, Guevara insistió en las bondades de este sector en México, en el objetivo de ubicar al país entre los primeros cinco del mundo y en relativizar la violencia, que sólo ocurre, aseguró, “en 80 de los 2 mil 500 municipios”. Sin embargo, la funcionaria “pidió consejo sobre el esfuerzo de comunicación que debe hacerse a la hora de abordar este asunto” y Juan Luis Cebrián le aconsejó la máxima “transparencia” a la hora de comunicar la situación, “no tratar de quitarle hierro a las cosas de violencia e incentivar la celebración de eventos en zonas donde exista esa percepción de violencia para combatir esa imagen”.

En esa edición se incluyó una entrevista con Guevara, en la que señaló que la seguridad es “un tema que preocupa a todos los países del mundo con destinos turísticos, y México no es una excepción”.

El domingo 13 de marzo, El País publicó un suplemento especial de 24 páginas: Invertir en… México. En la portada, una foto de las torres de Satélite iluminadas y el encabezado “Un país que emerge”.

En interiores se elogia al país como “refugio” de empresarios españoles ante las actuales dificultades financieras de la península y hay una entrevista en la que el secretario de Economía, Bruno Ferrari, se explaya sobre la recuperación económica. También se incluyen reportajes sobre el sistema financiero mexicano dominado por BBVA Bancomer; la apuesta energética de las empresas españolas que se consolidan como el segundo inversor en el país, y acerca de los efectos negativos del monopolio de Telmex en su sector.

Pedro Zuazua, director de comunicación de El País, dijo a Proceso que el foro México, Puerta de América se impulsó por la “notoria relación” del periódico con la nación americana y que se organizó con BBVA Bancomer como se ha hecho con otros foros de la misma índole en España con Caja Madrid.

Zuazua afirmó que no está enterado del reproche de la secretaria Guevara a los directivos del periódico, y añadió que “independientemente de este evento, si consideramos que algún acto de violencia, por ejemplo, en Ciudad Juárez, es noticia, la seguiremos publicando con todo rigor periodístico”.

 

Cuentos para turistas

 

El domingo 27 apareció en la sección Domingo del periódico español una amplia entrevista de su director, Javier Moreno, con Felipe Calderón. Bajo el encabezado Para ganar una batalla tienes que ir por ella, el texto se desplegó en cuatro páginas. 

En ellas el mandatario mexicano presume sus logros, reparte culpas sobre lo que “no se hizo antes” contra el crimen organizado y asevera que México no se ve a la cabeza de muchos rubros porque se tiene una percepción equivocada del país.

En relación con el encuentro en el Club de Banqueros, El País publicó en su portal de internet el 17 de marzo y en la sección impresa Negocios del día 20 que el presidente y director general de BBVA Bancomer, Ignacio Deschamps, se lució profetizando: “México está condenado a crecer”. Lo paradójico es que BBVA, patrocinador del foro, dio a conocer en enero pasado un estudio que desmonta varios mitos de la administración de Calderón en materia de turismo.

BBVA Research, el área especializada del banco español, elaboró el estudio Situación regional sectorial México, donde desmiente que el turismo sea uno de los sectores económicos que crece con mayor rapidez. Por el contrario, dice la unidad de investigación, el dinamismo de esta actividad es “modesto” y “perdió participación en la economía”. Entre 1993 y 2010, especifica, la actividad productiva total del país creció casi un punto por arriba del turismo: 2.4% contra 1.6%, respectivamente. A consecuencia de ello México “perdió competitividad internacional”.

En cuanto a la gran generación de empleos que se le atribuye a la actividad turística, el reporte establece que en 2008 el sector generó 2.5 millones de empleos, que representan sólo 6.9% del empleo nacional “y se encuentra por debajo de la aportación al PIB”. Por tratarse de una actividad del sector de servicios se esperaba “una cifra un poco mayor”.

El tercer mito consiste en que el turismo es “un importante generador de divisas”. La realidad es que en 2009 y hasta septiembre de 2010, el sector generó 20 mil millones de dólares, “una cifra importante –se reconoce en el estudio–, pero por debajo de los ingresos generados de las exportaciones petroleras, las remesas familiares o la inversión extranjera directa”.

Cuarto mito: México es uno de los principales destinos turísticos del mundo. Según el estudio, el país “ocupó el décimo lugar en el flujo de turistas internacionales, con 21.5 millones de personas, sin embargo, 42% de éstos visitantes fueron fronterizos y sólo aportaron 6% de los ingresos totales”.

“En 2009, México recibió el 2.4% de los viajeros internacionales, pero (sólo) 1.3% de los ingresos, y ocupó la posición número 20 en dicha variable, la 31 en egresos por turismo y la 51 en competitividad y en habitaciones por habitante.”

En el apartado de “choques internos y externos” que hicieron que 2009 fuera un año difícil para el turismo, BBVA Research menciona como los principales a la recesión mundial, la epidemia de influenza, “la inseguridad, la lucha contra el narcotráfico y la suspensión de actividades de Mexicana de Aviación”.