De lo que "se apoderó" Onésimo: un Goya, Picassos, Riveras...

sábado, 2 de julio de 2011
En el juicio que se le sigue por fraude procesal al obispo de Ecatepec, Onésimo Cepeda, afloran los “favoritismos y contubernios”, pero sobre todo muchísimos millones de dólares… El prelado ganó ya una batalla legal que, sin embargo, sus acusadores impugnan. Ellos insisten en que hace casi ocho años el prelado y Jaime Matute saquearon la colección de arte de Olga Azcárraga Madero basándose en una supuesta deuda que la mujer tenía con el obispo. Entre las obras hay  Goyas, Modiglianis, Picassos, Chagalles, Riveras, Orozcos, Tamayos… En noviembre de 2003, cuando murió Olga Azcárraga Madero, su sobrino Jaime Matute Labrador y el obispo de Ecatepec, Onésimo Cepeda, entraron a la residencia de la mujer y se llevaron las 44 pinturas de su valiosa colección de arte. Desde entonces no se sabe si esos cuadros multimillonariamente cotizados –Goyas, Modiglianis, Picassos, Chagalles, Sorollas, Riveras, Orozcos y Tamayos, entre otros– siguen en poder de Matute y Cepeda o si ya fueron vendidos. Los abogados Xavier Olea Peláez y José Antonio Bonilla, del bufete Olea & Olea Abogados y quienes están dados a la tarea de recuperar ese tesoro artístico, aseguran: “Al morir Olga Azcárraga, el obispo Onésimo Cepeda y Jaime Matute entraron a su casa y se llevaron los cuadros, aprovechando que gozaban de la confianza de la señora. Después ambos falsificaron un pagaré de 130 millones de dólares donde se estipula que doña Olga le quedó a deber esa cantidad a Onésimo, quien luego endosó el pagaré a Matute. De manera fraudulenta intentan cobrarse con la colección de arte que físicamente ya está en su poder.” Extracto del reportaje que se publica en la edición 1809 de la revista Proceso, ya en circulación.