El trueque de Fox: el Estado de México por la Presidencia

sábado, 30 de julio de 2011
Con fines exculpatorios e inculpatorios, en la ruta hacia el 2012 siguen destapándose cloacas al calor del miedo o las ambiciones políticas. Seis años después de haber sido derrotado como candidato del PAN al gobierno del Estado de México, Rubén Mendoza Ayala da su versión de cómo se planeó su debacle ante el ganador de los comicios, Enrique Peña Nieto. Entre el gobierno de Vicente Fox y el PRI hubo un “acuerdo cupular” para garantizar el triunfo de Enrique Peña Nieto en el Estado de México, a cambio de que el PAN ganara los comicios presidenciales de 2006, asegura el excandidato panista a la gubernatura mexiquense en 2005, Rubén Mendoza Ayala. A seis años de distancia, tras las recientes declaraciones de Fox a favor de Enrique Peña Nieto, Mendoza Ayala concluye en entrevista con Proceso que el expresidente y su esposa, Marta Sahagún, “estaban amarrados con Arturo Montiel a través de la venta de leche y de los negocios de los hijos” de ella. No le sorprenden las recientes declaraciones del exmandatario panista, realizadas al periódico puertorriqueño Nuevo Diario. Fox dijo que era inminente el retorno del PRI a la Presidencia y afirmó que “hay una nueva generación de priistas cuyos miembros crecieron en un ambiente democrático. Enrique Peña Nieto –puntualizó– pertenece a esa generación”. Mendoza Ayala señala que las declaraciones de Fox coinciden con los obstáculos y la falta de apoyo que él padeció durante su campaña en 2005, cuando el PAN aventajaba en las encuestas al PRI y se vino abajo frente al empuje y “la operación de Estado” para que ganara Peña Nieto. (Extracto de la entrevista que aparece esta semana en la edición 1813 de la revista Proceso)

Comentarios