Hank Rhon desafía a la FIFA

jueves, 4 de agosto de 2011
TIJUANA, B.C. (Proceso).- El Grupo Caliente, propiedad de Jorge Hank Rhon, entró oficialmente a la promoción de apuestas con su recién ascendido equipo Xoloitzcuintles de Tijuana. Para ello aplicó el mismo esquema del Grupo Televisa, de Emilio Azcárraga Jean, que despierta suspicacias por su participación en casas de apuestas, como Play City, a la vez que como propietaria de los clubes de futbol América, San Luis y Necaxa, este último en la división de ascenso a partir de la presente temporada. El artículo 15 del código de ética de la Federación Internacional de Futbol Asociado (FIFA) establece que “los oficiales, jugadores y agentes de jugadores se abstendrán de participar, directa o indirectamente, en apuestas, loterías, juegos de azar y actividades similares o negocios relacionados con partidos de futbol. Tampoco mantendrán relación alguna, ya sea activa o pasiva, con ninguna compañía, empresa u organización, etcétera, que promueva, concierte, organice o dirija dichas actividades”. No obstante, Caliente colocó en las apuestas del sábado 23 el debut en la Primera División de su Club Tijuana, contra el Morelia, en el renglón de Proposiciones del Soccer México Apertura 2011. Los momios alcanzaron 2 por 1 en favor de los Xolos, que preside el hijo de Hank Rhon, Jorge Alberto Hank Inzunza. El sábado 23, mientras los aficionados al futbol se dirigían al estadio Caliente y los equipos se preparaban, en las casas de apuestas de la empresa Caliente se llenaban papeletas para el partido Xolos-Morelia. Se fijó la apuesta mínima en 10 dólares y la máxima en 500. Consistía en determinar al vencedor del juego –no valía el empate–, los goles anotados, el número de tantos en el primer tiempo y en el segundo tiempo, el total de goles en el partido, el equipo que ganaría por un gol de diferencia, el que ganaría por dos goles de diferencia, el que anotaría en el primer tiempo, si el club Tijuana marcaba tanto en ambos tiempos, si el Morelia hacía lo propio, si el Tijuana anotaría en el partido y si el Morelia lo conseguiría. Hubo aún más opciones: qué equipo anotaba el primer gol del primer tiempo, cuál conseguiría el último gol, en qué tiempo anotaría más goles cada equipo, en qué tiempo habría más goles, el total de goles en el primer tiempo, el ganador del segundo tiempo, el minuto en que caería el primer gol... En la papeleta se nota el favoritismo hacia el equipo de la empresa de apuestas y entretenimiento: Para las opciones “Gana club Tijuana sin recibir gol” y “¿En qué minuto anota gol club Tijuana” no se incluyeron las equivalentes para el conjunto visitante. Jorge Hank Rhon y su socio Alberto Murguía prácticamente apostó que su equipo ganaría sin recibir gol. El resultado fue diferente: Xolos, que según cifras extraoficiales gastó 18 millones de dólares para reforzar su plantilla, recibió primero una anotación, luego empató y finalmente perdió 2-1. Así, quien hizo una apuesta simple con valor de 10 dólares y a favor del Morelia, obtuvo una ganancia de ocho dólares. Aun de ese modo la empresa de Hank Rhon obtuvo dividendos por concepto de apuestas en sus casinos, por la transmisión del encuentro, la publicidad y la taquilla, ya que ese día los tijuanenses atiborraron el estadio Caliente. “Para mí, los juegos de azar y las apuestas son controvertidos –advirtió el presidente de la FIFA Joseph Blatter, el 10 de noviembre de 2008 y en el marco del congreso Apuestas Deportivas: Simbiosis y Peligros–; las modernas tecnologías, y sobre todo las posibilidades que abre internet en el campo de las apuestas deportivas, ocultan nuevos peligros para nuestro deporte. Los intentos cada vez más refinados de manipulación ponen en peligro la integridad del juego.”

Comentarios