Vacante de fuego en el Tribunal Electoral Federal

sábado, 6 de agosto de 2011
El miércoles 10 de agosto el Tribunal Electoral Federal elegirá entre sus magistrados a su nuevo presidente. Sólo uno de ellos, Flavio Galván, alzó la mano para decir que quiere encabezar el organismo, y en entrevista con Proceso se dice listo y apto para volver a asumir la conducción de un organismo que, asegura, no está en crisis pero tampoco es impoluto Criticado por su excesiva estructura administrativa que incluye onerosos salarios, y con una credibilidad menor aún que la del Instituto Federal Electoral (IFE) debido a cuestionadas sentencias y a reuniones secretas de magistrados, el próximo miércoles 10 el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) elegirá un nuevo presidente, aunque sólo uno de los aspirantes, Flavio Galván Rivera, se asume abiertamente como tal. –¿Por qué quiere ser presidente otra vez? –Por dos elementos: Mi experiencia y mi imparcialidad, que nunca ha sido cuestionada. Todo mundo sabe que yo resuelvo conforme a derecho y mis votos hablan de mi forma de actuar y de pensar. Contendiente de María del Carmen Alanís Figueroa –quien hasta el viernes 5 presidió el TEPJF y aspira a la reelección–, de Pedro Penagos López y de Constancio Carrasco Daza, quienes no han manifestado abiertamente ese propósito, Galván Rivera puntualiza: “Yo no acepto línea”. (Extracto de la entrevista publicada esta semana en la edición 1814 de la revista Proceso, ya en circulación)

Comentarios