El Poder Judicial no quiere dar la cara: Sicilia

sábado, 10 de septiembre de 2011
Tres integrantes del Movimiento de Paz con Justicia y Dignidad –Javier Sicilia, Emilio Álvarez Icaza y Miguel Concha– afirman que no quitarán el dedo del renglón: Felipe Calderón debe cambiar su estrategia de guerra contra el narco para no seguir alimentando las cifras de muertos y desaparecidos. Y mientras preparan su caravana por el sur –durante la que incluso podría haber un encuentro con la dirigencia del EZLN– le exigen al Poder Judicial que se siente a dialogar con ellos En vísperas del arranque que la Iglesia debería interpretar como un compromiso, Javier Sicilia, Emilio Álvarez Icaza y el sacerdote Miguel Concha condenaron que ministros y jueces no quieran dialogar con las víctimas de la guerra calderonista contra el narcotráfico y aseguraron que insistirán en que Felipe Calderón cambie su estrategia, la que sólo ha incrementado la violencia y el número de muertos y desaparecidos. Los tres integrantes del Movimiento de Paz con Justicia y Dignidad criticaron además que Calderón no haya tomado en cuenta a las víctimas de la guerra para la creación de la Procuraduría Social de Atención a Víctimas de Delitos, entidad que aún carece de presupuesto, estructura y reglamento. “Todo parece un maquillaje”, dice Sicilia en entrevista con este semanario. Los participantes del movimiento pacífico ciudadano pidieron al Poder Judicial fijar fecha y lugar para un diálogo como los que hubo con Calderón y el Poder Legislativo. El reclamo es porque en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y en el Consejo de la Judicatura hay ministros y jueces que no están de acuerdo en sostener un diálogo público con las familias de los muertos y desaparecidos de esta guerra. Durante una conferencia de prensa el miércoles 7 en las oficinas del Centro Nacional de Comunicación Social, el poeta Javier Sicilia manifestó en nombre del movimiento que “no darán un paso atrás” y que sin importar el tiempo, los obstáculos, desánimos y las “voluntades en contra y voces que claman lo inútil” de sus esfuerzos, insistirán en que se detenga esta guerra absurda e injusta hasta que haya paz con justicia y dignidad. (Extracto del reportaje que se publica esta semana en el número 1819 de la revista Proceso, ya en circulación)  

Comentarios