Presupuesto 2012, estilo "año de Hidalgo"

sábado, 24 de septiembre de 2011
Recortes en áreas básicas y aumentos exorbitantes e injustificados en otras es la constante del proyecto de Presupuesto de Egresos que presentó el flamante titular de Hacienda, José Antonio Meade. Un análisis de las cifras de la propuesta evidencia la generosidad con la que se quieren repartir recursos a las oficialías mayores de muchas dependencias, SEP, SSP y el Tribunal Federal de Justicia Fiscal entre ellas... El programa económico para 2012 que en breve se discutirá en la Cámara de Diputados incluye un presupuesto de egresos que crecerá poco (6.1% nominal), que será más bien austero –con recortes en áreas sustanciales de la economía– y con ingresos públicos inciertos por el deterioro previsible de la recaudación tributaria y la volatilidad de los ingresos petroleros. Una revisión al proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el próximo año revela que mientras las secretarías de Comunicaciones, Agricultura, Reforma Agraria y de Medio Ambiente sufrirán recortes –al menos eso propone el gobierno federal– de 18.5%, 16.5%, 11.7% y 11%, respectivamente, otras dependencias, poderes y organismos autónomos tendrán aumentos importantes. Algunos casos, aunque exagerados, podrían tener explicación. Como el del Instituto Federal Electoral (IFE) que tiene asignada una partida de casi 16 mil millones de pesos para 2012 –año de elecciones federales– lo que significa un aumento de 52% respecto de los 10 mil 500 millones que ejercerá este año. En 2006 –también año electoral– para el IFE se propuso un presupuesto de casi 13 mil millones de pesos. El incremento propuesto para la Secretaría de Gobernación es de 44%, equivalente a 7 mil 190 millones de pesos, pues pasa de 16 mil 347.4 millones este año a 23 mil 537.5 para el próximo; 90% del incremento lo consumirán la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el Fondo de Apoyo Social para ex Trabajadores Migratorios en Estados Unidos y el Cisen. También la Procuraduría General de la República tiene uno de los más altos incrementos, explicable en parte por la prioridad de la seguridad pública. Tendrá un presupuesto superior en 28.2% al de este año: pasará –si lo aprueban los diputados– de casi 12 mil millones de pesos en 2011 a 15 mil 400 millones el próximo. Unos 3 mil 400 millones más.

Comentarios