La historia del 68 a través de la fotografía

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Para el historiador Alberto del Castillo Troncoso, su reciente libro Ensayo sobre el movimiento estudiantil de 1968. La fotografía y la construcción de un imaginario, editado por el Instituto Mora y el Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE) de la UNAM significa “el balance fotográfico más amplio que se haya realizado hasta el momento sobre el tema”. El volumen, de 331 páginas, será presentado el lunes 1 de octubre en el auditorio del Instituto Mora (Plaza Valentín Gómez Farias 12, San Juan Mixcoac), a las 19 horas. Asimismo, el movimiento “Somos más de 131” ha invitado al autor para comentarlo en la Universidad Iberoamericana el 2 de octubre por la mañana, 9 horas, en el auditorio San Ignacio de Loyola (edificio S, piso 1). Del Castillo Troncoso, quien en los últimos 15 años se ha dedicado al estudio de una historia social de la fotografía documental en México, cuenta que este libro contiene las fotografías “publicadas y no publicadas” que se encuentran en archivos de algunos periódicos, como El Universal, y de los acervos de algunos fotógrafos independientes, los cuales se pueden consultar (como del reciente fallecido Héctor García y de Rodrigo Moya, quien registró algunas de las marchas importantes y guardó los negativos durante cuatro décadas). También contiene los testimonios gráficos de Enrique Bordes Mangel, María García, Héctor García, Enrique Metinides, Aarón Sánchez y Daniel Soto. Del Castillo expone: “Se rescata el punto de vista de los artistas de la lente, que prácticamente era invisible. Beatriz González y yo efectuamos las entrevistas.” Tales conversaciones fueron filmadas y se creó el documental Palabra de fotógrafo. Testimonios sobre el 68, que circulará en DVD, producido por el Instituto Mora con apoyos del CONACYT y del Centro Cultural Universitario Tlatelolco (UNAM). El investigador del área de historia social y cultural del Instituto Mora resalta las imágenes de los servicios de inteligencia del Estado mexicano que aparecen en la nueva publicación: “Se muestran las fotos de la Secretaría de Gobernación. Luis Echeverría contrató directamente a Manuel Gutiérrez Paredes, mejor conocido como Mariachito, quien registró las marchas multitudinarias, como las del 13 y 27 de agosto y la Marcha del silencio en septiembre, y algunos de los detenidos del 2 de octubre. Estas imágenes él las conservó, no se las dio a su jefe. “También incluimos las del Departamento del Distrito Federa, del general Alfonso Corona del Rosal, quien también puso a trabajar a su equipo de fotógrafos, tiene el gran mitin taurino que organizó el Muro, donde acuden 5 mil personas opuestas al movimiento estudiantil, y es conducido por jóvenes.” Aclara que se vuelven a narrar los hechos más importantes del 68, pero poniendo la fotografía por delante: “En algunas partes del proceso estuve acompañado con un magnifico equipo de becarios de varias universidades y con esos chicos hicimos un catálogo fotográfico digitalizado de la inmensa mayoría de las fotografías publicadas en la coyuntura del 68. Es un catálogo de 2 mil 500 imágenes, todas las fotos tienen su identificación y cuando se conoce el fotógrafo ponemos el crédito y, por supuesto, la publicación. Está pensado como instrumento de consulta y ya se puede ver en la página del Instituto Mora (www.mora.edu.mx/) o del IISUE (www.iisue.unam.mx).” Fueron cinco años de investigación, con un sinnúmero de gente apoyándolo: “Me preocupa en particular el uso de la fotografía como documento histórico. Pienso en aquella frase de que la imagen dice más que mil palabras, es muy buena para la publicidad, pero muy perniciosa para la investigación. Una imagen no dice absolutamente nada, una imagen hay que construirle un contexto, una imagen tiene diferentes lecturas, entonces, lo que trato de hacer en esta investigación, en este libro, es construirles ese contexto. “Creo que por allí tenía una deuda pendiente con el 68, en el sentido de que cada vez más, desde mi punto de vista y otros historiadores, el sistema político mexicano de las últimas décadas se refiere al 68 como la piedra angular que justifica al sistema. Mi hipótesis es que poco a poco el 68 está desplazando a la Revolución Mexicana como ese punto de referencia clave para justificar al sistema político mexicano, esto se empezó a ver en la década de los noventa con Ernesto Zedillo, cambió la mirada del poder hacia el 68, muy claramente lo continuaron Vicente FOX y Felipe Calderón y me parece que está en el horizonte. Lo justifican en términos de esa necesaria transición democrática, de esa alternancia.” –¿Por qué el 68 está desplazando a la Revolución Mexicana? –Porque esa necesidad de reivindicación democrática que marca muy claramente el 68, le sirve mucho mejor a los intereses de este nuevo sistema político que una revuelta armada como punto de referencia para justificarse. El DVD Palabra de fotógrafo… se presentará en la Fundación de María y Héctor García el 18 de octubre.

Comentarios