Sabines y su "legado" en libro de texto

viernes, 23 de noviembre de 2012
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- El gobernador Juan Sabines Guerrero ordenó la edición y distribución de un libro de historia para el nivel medio superior, cuyo tiraje es de 700 mil ejemplares, donde se exhibe como un gran gobernante, mientras que a su predecesor, Pablo Salazar Mendiguchía, lo pinta como un represor y violador de los derechos humanos. El libro Historia de Chiapas México Siglo XIX al XXI, dedica 33 de sus 175 páginas a ensalzar las virtudes de Sabines Guerrero como gobernador de Chiapas, y otras 12 para denostar a Salazar Mendiguchía, mientras que al resto de los gobernantes les dedica apenas dos páginas a cada uno. Salazar Mendiguchía estuvo preso 526 días, del 7 de junio del 2011 al 13 de noviembre de 2012; dos días después, Sabines ordenó la distribución de los 700 mil ejemplares en un evento que encabezó su esposa Isabel Aguilera en una escuela preparatoria. También será distribuido en los colegios de Bachilleres. El libro tiene una portada en sepia con un paisaje chiapaneco en el que se sobrepone el antiguo escudo de Chiapas; fue redactado por el investigador Carlos Rincón Ramírez. Tras hacer un repaso de la historia de Chiapas, de la Independencia, la Federación de Chiapas, las constituciones chiapanecas, la batalla de Matamoros y de personajes históricos como Fray Matías de Córdova y Josefina Manuel García Bravo, el libro reseña cómo fueron los gobernadores desde 1825 a la fecha. Si bien en la mayoría de las reseñas ocupa una o dos páginas por cada gobernante, al llegar al apartado de Salazar le dedica 12 páginas en las que es descrito por el gobernante más represor y violador de derechos humanos en la historia de Chiapas. De hecho hasta la caricatura con se ilustra el capítulo se ve deforme comparada con la casi perfección que se hace de Sabines en el capítulo dedicado al actual gobernador. El texto destaca las marchas, movilizaciones y bloqueos de carreteras que fueron reprimidos de forma violenta por Salazar, y asegura que con en su sexenio hubo tanta corrupción que, al final, lo llevó a prisión. El texto es reforzado con imágenes sobre las manifestaciones reprimidas. “A más de 8 décadas de que el dictador Victoriano Huerta violentara y suplantara otro poder, Pablo Salazar Mendiguchía, gobernador de Chiapas, revocaba, a través del uso de la fuerza pública, el nombramiento de Jorge Clemente Pérez como titular del Poder Judicial del estado, en franco atentado contra el soberano ejercicio de los magistrados”, señala uno de los párrafos. En el libro se describe que la mayoría de la obra pública realizada en Chiapas durante la gestión de Salazar fue gracias al gobierno federal que encabezó el panista Vicente Fox de 2000 a 2006. Por el contrario, en el caso de Sabines, se le exhibe entregando obra pública, inaugurando hospitales, escuelas y en eventos con Felipe Calderón. Con las 13 páginas de críticas hacia Pablo Salazar comienza el capítulo “El siglo XXI De la Represión a las bases del porvenir”. En los primeros párrafos se hace una breve reseña del triunfo de Pablo Salazar en la elección de gobernador del año 2000, y señala diversas obras de infraestructura que se construyeron durante su gobierno (2000-2006). En la página 122, al hablar sobre reformas a las estructuras de gobierno que se hicieron en este periodo, señala: “En el Poder Judicial se redujo el número de magistrados y desapareció la Procuraduría General de Justicia para crear la figura autónoma de la Fiscalía General de Justicia del estado, lo cual fue también sinónimo de represión por la autoridad y facultades que se le otorgó”. Compara al gobierno de Pablo Salazar con el del “dictador Victoriano Huerta”: Refiere que “a tan sólo 4 meses de asumir el gobierno de la entidad, Salazar Mendiguchía mandó comandos armados (sic) de las corporaciones de seguridad a situar y apoderarse del edificio del Poder Judicial”. En las ilustraciones se publican dos páginas de un periódico local. Una señala: “Culpan al gobierno estatal; 14 muertos”, y otra donde sale el rostro golpeado del expresidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Pedro Raúl López Hernández. “En las comunidades indígenas continuó el acoso de grupos paramilitares, suscitándose enfrentamientos e incluso masacres en las que participaron corporaciones estatales (…) Además del incremento sensible de conflictos religioso en la entidad, el gobierno de Pablo Salazar se caracterizó por el uso de la fuerza pública en desalojos y operativos en los que imperó la violación a los derechos humanos”, señala la publicación. Hace referencia a denuncias contra el exgobernador Pablo Salazar que presentaron los directivos de un periódico local, y a la detención de varios exservidores públicos del gobierno de Roberto Albores Guillén, antecesor de Salazar Mendiguchía. Sostiene la publicación que el gobierno de Pablo Salazar “estuvo marcado por constantes conflictos de carácter político (…) fue un gobierno de rencores, omisiones y negligencia”. Cierra el capítulo dedicado al exgobernador Pablo Salazar señalando que fue detenido el 7 de junio de 2011, y “al cierre de esta edición (abril de 2012) continúa internado en el centro penitenciario de Huixtla”. El último capítulo del libro se dedica al gobierno de Juan Sabines Guerrero, que culmina este 8 de diciembre. Sobre él señala que su obra de gobierno “es vasta como se puede ver (…) pero también por la obra que no es tangible y que es más importante: la del respeto a los derechos humanos, el combate a la pobreza, el empoderamiento del pueblo (…)” “Juan Sabines ha sido un gobernante conciliador, que logra acuerdos con todos los actores políticos (…) siempre busca el bienestar de las familias chiapanecas y con el objetivo de buscar permanentemente la paz y la democracia.” Durante los dos últimos años se suscitó una confrontación entre el exgobernador Pablo Salazar, y el actual, Juan Sabines Guerrero, que derivó en la detención del primero. Salazar se asumió como un preso político. Acusó a Sabines de la detención, y dijo en el marco de una audiencia judicial, que el actual gobierno es del “engaño y la simulación (…) Se presumen logros que no existen, obras que se pagan pero no se realizan, se invierte el presupuesto en comprar un futuro personal que no llegará, y se alquilan elogios y honras sexenales”. La edición del libro estuvo a cargo de la Agencia Promotora de Publicaciones S.A. de C.V., de Jorge Velasco y Félix -quien durante seis años fue director general de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos del gobierno federal-- y fue cesado por “malos manejos, asignaciones de contratos sin licitación, licitaciones amañadas e irregularidades contables”. El 19 de febrero del 2008 un juez federal le dictó auto de formal prisión a Velasco y Félix y otros 12 servidores públicos por la probable comisión del delito de abuso de autoridad y coalición de servidores públicos.

Comentarios