Deporte oficial: seis años de saqueo y despilfarro

Aunque el Poder Legislativo ha destinado sumas millonarias en recursos etiquetados para la infraestructura deportiva en estados y municipios, la falta de seguimiento y supervisión por parte de la Conade ha ocasionado que muchas de estas obras no se hayan concluido e incluso algunas ni siquiera se realizaron, en una operación de saqueo hasta ahora impune. Aunque la ley lo prohíbe, estados y municipios que no comprueban los recursos asignados siguen recibiendo partidas millonarias para la ejecución de proyectos dudosos. MÉXICO, D.F. (Proceso).- Los millonarios presupuestos que el gobierno federal asignó a la infraestructura deportiva han sido dilapidados durante la administración del director de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Bernardo de la Garza, en obras de las que ni siquiera se tiene la certeza de que hayan sido ejecutadas y a la fecha no han sido comprobados mil 96 millones de pesos correspondientes a recursos etiquetados para los ejercicios fiscales 2010 y 2011.   De la Garza ha transferido –sin respetar las Reglas de Operación del Programa Deporte– el presupuesto que los diputados etiquetaron para infraestructura deportiva en los municipios. No ha dado seguimiento puntual ni tiene control sobre la forma en que estos recursos se han gastado, en clara violación a las obligaciones establecidas por el gobierno federal. Es decir, no hay certidumbre sobre el destino de millones de pesos. Para el ejercicio 2011 los diputados federales etiquetaron mil 452 millones de pesos que serían utilizados para la construcción de infraestructura deportiva en 332 municipios. Sin embargo, de acuerdo con información proporcionada porla Conadea través de una solicitud de acceso a la información, en ese año se ejercieron mil 43 millones de pesos en 295 municipios de 31 estados. Y a la fecha,  sólo 25.5 millones de pesos de esos recursos ejercidos han sido comprobados por seis municipios, lo cual equivale a un raquítico 1.7%. Dos años después de que los recursos fueron transferidos, 289 municipios aún adeudan a la federación mil 18 millones de pesos. Los mayores deudores son: el Estado de México con 187 millones; Yucatán, 112; Michoacán, 59.7; Chiapas con 57.1; San Luis Potosí, 49.9; Jalisco, 48.5; Tabasco, 45.1; Guerrero, 42.4; Distrito Federal, 35; Coahuila, 29.8; Sinaloa, 29.5; Puebla, 29.2; Durango, 28; Quintana Roo, 27; Guanajuato, 25.4; Zacatecas, 24 y Veracruz, 20. Además todas las obras programadas para esos 295 municipios se encuentran en “proceso de verificación física y documental”, lo que significa quela Conadeno tiene la certeza de si el dinero que transfirió fue erogado correctamente. Tampoco sabe si las obras se iniciaron en tiempo y forma, si hubo retrasos, qué los motivó y si éstos elevaron los costos. Lo mismo sucede con el ejercicio fiscal 2010 cuandola Cámarade Diputados etiquetó 905 millones para infraestructura deportiva en 212 municipios. En la misma solicitud de acceso a la informaciónla Conadedio a conocer que a la fecha 47 de los 209 municipios no han comprobado los recursos federales que les fueron asignados por un total de 78 millones de pesos. Los documentos obtenidos enla Conaderevelan qué obras de 2010 aún no se concluyen: Mulegé, Baja California Sur (rehabilitación de parque recreativo); Candelaria, Campeche (reconstrucción de campo deportivo); El Oro, Durango (ampliación de unidad deportiva); Zapopan y Guadalajara (acabados en alberca y ampliación de las unidades deportivas 41 y 69); Chimalhuacán (construcción de sanitarios y gradas en el frontón municipal) y Naucalpan (construcción de centro deportivo comunitario). En el caso de la construcción de un salón de gimnasia rítmica en la delegación Cuajimalpa, los documentos entregados por Conade indican que los 2.4 millones de pesos asignados por el gobierno federal para ese fin no fueron invertidos en infraestructura deportiva y tampoco especifican en qué se ejercieron esos recursos etiquetados. En otros 43 casosla Conadeno informó si las obras están o no concluidas, pues el dato no ha sido sistematizado y por lo tanto no puede dar cuenta del estado que guardan las mismas. Violación a las reglas A pesar de que las Reglas de Operación del Programa Deporte prohíben que los municipios deudores reciban más recursos,la Conadeviolentó esta reglamentación al otorgar dinero a Zapopan, Jalisco y Zinacantepec, Estado de México. El primero aún debe 2 millones 888 mil pesos de 2010 (de la segunda etapa de rehabilitación de terminados y acabados en los vestidores de la alberca y andadores), pero en 2011 recibió 5 millones de pesos para la construcción de un gimnasio, vestidores y equipamiento del Centro Acuático. El segundo también adeuda, desde 2010, 2 millones 888 mil pesos supuestamente utilizados para la construcción de canchas deportivas (en Mextepec y Santa Cruz Cuauhtenco). Para el siguiente añola Conadele entregó otros 5 millones de pesos, que hasta ahora no ha comprobado, para la presunta construcción de la segunda etapa de la pista BMX y de un campo de futbol en la Ciudad Deportiva Juan Fernández Albarrán. Peor todavía: en 2012,la Conadeentregó 342.2 millones de pesos a 40 municipios que son deudores desde 2011 y que en conjunto no han comprobado 207.9 millones de pesos. De nueva cuenta se observa una violación flagrante a las Reglas de Operación del Programa Deporte. Este semanario presentó un recurso de revisión ante el Instituto Federal de Acceso ala Información (IFAI) porque en los documentos quela Conade entregó, los datos solicitados (dirección de la obra, fecha de terminación, actas de entrega-recepción, costo final de la misma, retrasos, justificación de los retrasos, etcétera) están incompletos bajo el concepto “sin sistematizar”. La Comisión ofreció poner a disposición de los reporteros las carpetas que contienen los expedientes técnicos de cada una de las obras para revisarlas in situ, lo cual no se efectuó hasta que el IFAI determinó que aquel organismo buscara esa información. En su defensa la Conade alegó que en la Subdirección de Infraestructura –área que depende de la Subdirección General del Deporte– sólo cuentan con una plantilla técnica de 13 arquitectos para atender las obras en las 32 entidades federativas y sus respectivos municipios. “Además de las funciones establecidas dicha plantilla apoya en la elaboración e integración de los ‘Libros Blancos’ y realiza visitas de supervisión a las obras más representativas, motivo por el cual en ocasiones se distraen de la atención de sus expedientes de obras, sin olvidar que cada uno es responsable de llevar hasta tres entidades; otro problema que se presenta es que debido a que la remuneración económica no es suficiente sufre la deserción del personal, por lo que constantemente se está rotando”. La Conade dijo también que para responder la solicitud de información debería realizar una búsqueda exhaustiva en las 5 mil carpetas con aproximadamente 400 fojas (2 millones de documentos) en las cuales sería necesario localizar la documentación a partir del contrato hasta el finiquito y acta de entrega-recepción cruzando la información con lo validado en el expediente técnico. Días después, tras revisar el expediente, el IFAI instruyó a la Conade para que entre las 2 millones de fojas encuentre los documentos que contienen la información solicitada. Si bien no le pide que los sistematice, sí le ordena que los entregue en un plazo máximo de 60 días hábiles contados a partir del 18 de octubre. Por otro lado, en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2012, publicado en la Gaceta Parlamentaria, puede leerse que la Cámara de Diputados otorgó a la Conade recursos por 6 mil 176 millones de pesos, de los cuales 2 mil 802 fueron etiquetados para infraestructura deportiva. Sin embargo esa cifra no fue aplicada en su totalidad. Información entregada por la Conade a través de la misma solicitud de acceso a la información refiere que para este año fueron asignados mil 145.4 millones de pesos en 244 municipios de 25 entidades federativas. De acuerdo con este reparto habría un subejercicio de mil 655 millones de pesos, recursos que deberían regresar a las arcas de la Secretaría de Hacienda para que sean devueltos a la Conade sin la etiqueta. Es decir, el director de Conade podrá ejercerlos a su arbitrio. El caso Yucatán Un ejemplo del despilfarro de los recursos del erario federal que adquiere dimensiones de escándalo ocurre en Yucatán. El municipio de Mérida no ha comprobado más de 80 millones de pesos que recibió para infraestructura deportiva para el ejercicio fiscal 2011. Justo ahora que en la Cámara de Diputados se discute el Presupuesto de Egresos 2012, el yucateco Daniel Ávila Ruiz, actual secretario de la Comisión de Juventud y Deporte del Senado, presentó el 29 de octubre varias denuncias –ante la Secretaría de la Función Pública, la Auditoría Superior de la Federación y el Órgano Interno de Control de la Conade– por irregularidades en el uso de recursos públicos federales destinados a infraestructura deportiva municipal que constituyen responsabilidades administrativas y que pueden ser tipificadas como hechos posiblemente delictuosos durante la administración 2010-2012 del referido ayuntamiento. El legislador panista exige que se realice una investigación exhaustiva y que se inicien los procesos administrativos correspondientes. Asimismo pide que se determinen y se acrediten las responsabilidades a los servidores públicos responsables, se proceda a sanciones conforme a las leyes de la materia y se presenten las denuncias penales procedentes contra los presuntos culpables. La exalcaldesa de Mérida, Angélica Araujo Lara, arquitecta y actual senadora del PRI por Yucatán, es la principal implicada en estas presuntas maniobras fraudulentas. Según el senador Ávila Ruiz, el caso no debe quedar impune y argumenta que presentó sus denuncias respaldadas “con documentos, pruebas y con el convenio firmado por Conade, el gobierno de Yucatán y por la entonces presidenta municipal”. Las querellas promovidas por Ávila Ruiz se sustentan en los recursos destinados a Yucatán que fueron etiquetados en el Anexo 29.10 Ampliaciones para la infraestructura municipal del Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2011, en el que se aprobaron para el municipio de Mérida los siguientes montos: 80.5 millones de pesos, así como 7 millones 500 mil pesos adicionales para la ampliación del Centro de Alto Rendimiento de Tenis. Por ello la administración 2010-2012 del ayuntamiento de Mérida presentó para su aprobación ante la Conade 13 proyectos en materia de infraestructura deportiva municipal a realizarse en 2011. Éstos abarcan rehabilitación de espacios deportivos y la construcción de canchas de usos múltiples hasta por un monto de 73 millones 461 mil 356 pesos. Además la ampliación del referido centro de alto rendimiento para el cual se etiquetaron 7.5 millones de pesos. Lo anterior quedó asentado en el convenio celebrado el 27 de junio de 2011 en Mérida entre la Conade, representada por el subdirector general del Deporte, Jaime Gutiérrez Jones –cesado el pasado 5 de marzo– y la subdirectora general de Administración, Alma Rosa Cañez Rivera, y el Instituto del Deporte de Yucatán, representado por el director general José Prisciliano Novelo Flores. En ese acuerdo también participa el municipio de Mérida. Incumplimientos Este municipio se comprometió a realizar el proceso de licitación, adjudicación y contratación de las acciones de obra pública, de conformidad con la Ley de Obras Públicas y Servicios relacionados con las mismas y su reglamento; a efectuar la adquisición de equipamiento deportivo, de conformidad con la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público y su reglamento; a remitir a la Conade mensualmente el informe de avance físico-financiero de las obras, e informar a este organismo sobre la conclusión de la obra y adquisición del equipamiento, en un plazo que no exceda los 15 días naturales a la fecha de su terminación. Además, estableció el compromiso de comprobar ante la dependencia el uso de los recursos federales –en total 112 millones de pesos– en los términos de los Lineamientos que establecen el procedimiento que deberán observar los organismos e instituciones públicas y privadas para efectos de comprobar los recursos federales que reciben por parte de la Conade vigentes. En entrevista con Proceso el senador Ávila Díaz asegura que por estos incumplimientos totalmente injustificados la Conade y el resto de las autoridades competentes del gobierno federal dejaron de tener certidumbre acerca del destino de los recursos, de la realización de las obras y del cumplimiento de cada uno de los compromisos asumidos por el ayuntamiento de Mérida, por lo que se desconoce a la fecha el uso que se dio a esos recursos y la existencia de las obras autorizadas. El 21 de mayo pasado la Conade giró el oficio SGD/DSND/2418/12, firmado por el subdirector de Infraestructura, José Carlos Matosian, al entonces alcalde interino de Mérida, Álvaro Omar Lara Pacheco, en el que le notifica que la dependencia transfirió recursos a ese municipio por 80 millones 961 mil pesos, dentro del Programa de Infraestructura Deportiva Municipal 2011. “Al respecto hago de su conocimiento que a la fecha del presente oficio no se ha recibido la documentación completa, inherente a los Procesos de Licitación, Adjudicación y Contratación correspondiente a las obras aprobadas”, se lee el documento del cual este semanario tiene copia. El funcionario indica que se ha omitido dar cumplimiento a los demás compromisos inherentes a la entrega de evidencia documental de las comprobaciones y el seguimiento de avances físico y financiero, según consta en el oficio. “Por lo anterior solicito gire sus amables instrucciones a quien corresponda a fin de que en un plazo no mayor a cinco días hábiles, a partir de la recepción del presente oficio, se remitan a esta Subdirección General del Deporte los documentos faltantes, mismos que se enlistan en la relación que se anexa en el presente oficio”. También advierte: “No omito mencionar que la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte no podrá dar por concluidos los compromisos establecidos en el Convenio de Coordinación firmado con el estado de Yucatán y el municipio de Mérida, por lo que dicho municipio seguirá apareciendo en los registros de esta comisión como deudor 2011, y no podrán ser transferidos los recursos asignados en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2012. Lo anterior con base en las Reglas de Operación del Programa Deporte vigentes”. Contradicciones Pese al incumplimiento y la advertencia, la legislatura anterior de la Cámara de Diputados, de la cual Ávila Ruiz formó parte como integrante de la Comisión de Juventud y Deporte, etiquetó para Mérida otros 8 millones de pesos para el ejercicio fiscal 2012. Álvaro Omar Lara Pacheco cumplió un breve interinato en el municipio de Mérida, luego que Angélica Araujo solicitó licencia para contender por la senaduría. Lara Pacheco entregó el cargo al nuevo alcalde, Renán Barrera Concha, en agosto pasado. “Desgraciadamente nos damos cuenta que son las mismas empresas constructoras las que hicieron algunas de las obras en Mérida. Ahí está el robo descarado: se están llevando el dinero, que es de todos los mexicanos”, alerta el legislador, quien no aporta nombres de las compañías. Aunque aclara que no conoce a detalle el caso de Eduardo Sánchez Urrutia –subdirector general del Deporte de Conade, quien ha gestionado recursos a través de la Secretaría de Hacienda para la construcción de polideportivos que luego pretende administrar de manera privada (Proceso 1878)–, el senador afirma que “si el señor fue un alto directivo de la Conade y utilizó su cargo para allegarse contratos en infraestructura deportiva municipal se le tiene que aplicar todo el rigor de la ley. Eso no puede quedar impune”. Ante el hecho de que Sánchez Urrutia es el principal asesor de Ernesto de Lucas, coordinador de deportes en el equipo de transición del presidente electo Enrique Peña Nieto, adelanta que de tener todas las pruebas, él mismo emprenderá acciones legales contra el exfuncionario de la Conade que ahora pretende enquistarse otra vez en el deporte nacional. “Hay que denunciar a estos malos servidores públicos que se están aprovechando de su puesto para enriquecerse y para obtener obras. Hay muchos municipios que requieren infraestructura deportiva. No podemos, por el caso de esta persona, disminuir los recursos al deporte. El presidente electo todavía no ha rendido protesta y ya hay personas de dudosa procedencia y actuación. Eso es para que de alguna manera reconsideren y analicen muy bien el equipo que acompañará al próximo presidente. Hay que atacar la raíz de estas irregularidades. También tenemos que supervisar y vigilar que se apliquen bien los recursos”, sentencia. Aunque parezca contradictorio, el pasado 16 de octubre la Cámara de Diputados publicó en la Gaceta Parlamentaria la propuesta con punto de acuerdo del senador Ávila Ruiz, que exhorta a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública para que en el proceso de análisis, discusión y aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2013 se destinen mayores recursos a la Conade para el rubro de infraestructura deportiva municipal. Ávila Ruiz, quien también fue presidente de la Comisión de Juventud y Deporte en el Congreso de Yucatán se ufana de que conoce “el fondo de la infraestructura deportiva municipal”. Y echa mano del lugar común que ha servido como justificación para destinar a este rubro miles de millones de pesos que han sido dilapidados. “En los últimos años se ha incrementado la delincuencia organizada por el narcotráfico y hemos visto que gran parte de las personas involucradas en el crimen organizado son jóvenes. Con estos recursos buscamos generar más espacios deportivos para que los niños y jóvenes practiquen deporte y se alejen de las adicciones y del crimen organizado”.

Comentarios