Jenni Rivera y su faceta no conocida de actriz

martes, 18 de diciembre de 2012
La música norteña está de luto tras la muerte de la cantautora Jenni Rivera, recordada como una gran actriz por el director cinematográfico Edward James Olmos, quien la convenció para actuar juntos en la cinta Filly brown, que estrenará en abril del año entrante. Asimismo, el compositor de corridos Gonzalo Peña escribió uno en honor a “La diva de la banda”, que incluirá en su próxima grabación: “Homenaje a la gran señora”. MÉXICO, D.F. (Proceso).- La cantante popular mexicana-estadunidense Jenni Rivera, quien murió en un accidente aéreo el domingo 9 en la Sierra de Iturbide, Nuevo León, incursionó en la pantalla grande con el reconocido actor y director, también mexicano-estadunidense, Edward James Olmos en Filly brown, la cual se estrenó en enero pasado en el Festival Sundance. El largometraje, dirigido por Youssef Delara y Michael D. Olmos, se proyectará en cines comerciales de México y Estados Unidos el 26 de abril de 2013. James Olmos cuenta vía telefónica desde Los Ángeles, California, que junto con La Diva de la Banda, planearon cómo sería el lanzamiento comercial de la cinta: “Hace como un mes hablé con ella. Estábamos planeando todo en torno al estreno de Filly brown, de cómo íbamos a hacerlo. Quedamos en hablarnos...” –¿Usted la invitó a este proyecto cinematográfico que codirigió su hijo y donde también usted actúa? –Sí, le pregunté si podría ayudarme en este largometraje interpretando a un personaje. Ella me dijo que nunca había actuado ni hecho una película. Me hizo el favor, porque yo se lo pedí. Terminada la cinta, la vimos juntos y lloró, mencionó que no sabía que la historia fuera tan fuerte, y en Sundance, a donde ella no pudo asistir, Filly brown tuvo mucho impacto. Tampoco se imaginó eso. Allí fue felicitada por su excelente actuación. “Ha sido la actuación más bonita que yo he visto en muchos años en una persona. Era un icono en la canción porque se entregaba totalmente y también en esta actuación lo hizo. Cuando la gente vea la película se va a impactar, porque demuestra que Jenni es una artista muy grande, increíble. Entendió la dramática e hizo algo muy importante.” –¿Usted notó si a Jenni Rivera le costó trabajo su papel? –No, lo entendió todo. Sabía lo que estaba haciendo. Lo hizo con mucha pasión. Convencido, Olmos enfatiza: “Debe ser acreedora de un Oscar. Fue increíble su papel, extraordinario. Volvió locos a los asistentes del Sundance, no la conocían como cantante, creían que era actriz. En el festival todo mundo se quedó paralizado por su trabajo.” La trama de Filly brown es sobre una joven, Majo (Gina Rodríguez), aspirante a cantante de rap que comienza a trabajar en su primer material con la asesoría de un estafador, que está más interesado en promoverla sexualmente que con sus canciones. La intérprete de la melodía Basta ya es la madre de Majo. Su personaje se llama María y es una drogadicta que se encuentra en la cárcel. James Olmos, quien consiguió la fama como el Teniente Castillo en la serie de televisión Miami Vice, recuerda que las dos actrices se parecen: “De verdad parecen madre e hija. Gracias a Dios que hicimos la película con Rivera. En el filme canté con ella una canción. Tenía un humor muy fino a pesar de que su vida personal era bastante fuerte y dura.” –¿Cómo conoció a la cantante? –Mi hija va a la escuela donde el pequeño de Jenni también acude. La cantante era muy humilde. La conocí como una mamá, más que como artista. Para él, Selena abrió las puertas para las cantantes de este género en Estados Unidos, “pero Jenni Rivera le dio un nivel muy alto a la mujer que se dedica a cantar la música norteña y ranchera”. Convencido señala que “fue una gran artista, muy conocida entre los mexicanos y demás latinos de Estados Unidos”. –¿Qué opina de esa popularidad tan fuerte que tenía en Estados Unidos siendo una mexicana-estadunidense? –Es importante entender que representó a la mujer en general, no sólo a la latina, sino a la de todas las culturas de una manera muy positiva. Hizo mucho por las mujeres que padecen violencia en sus hogares con su Jenni Rivera Love Fundation. Ayudó a muchas y les abrió muchas puertas para el futuro de la mujer, especialmente la latina, en este país. Fue una mujer de negocios y era muy profesional para esta época. Avanzó mucho y hubiera sido una de las más grandes. Muchos y muchas veían en ella el sueño americano hecho realidad. “Creo que los latinos la querían mucho porque tenía una manera de ser muy real, pasó por mucho en su vida y hablaba siempre lo que sentía, y para mí esa es la única manera de vivir.” Al final, el también activista da gracias a la vida por haberla conocido: “Me dio muchos ánimos y esperanzas para el futuro. Es una tragedia haberla perdido tan joven, a los 43 años; estaba comenzando... La quería bastante y la voy a extrañar mucho. Hay tantas cosas que se han dicho respecto al accidente que yo no sé cómo terminará esto.” “Homenaje a una gran señora”   La muerte de Jenni Rivera ha ocupado los espacios televisivos, radiales, la prensa escrita y, sobre todo, las redes sociales desde el pasado 9 de diciembre, cuando el avión Learjet 25 con matrícula N345MC, que abordara después de un concierto en Monterrey, Nuevo León, perdió contacto en los radares. Ese mismo día y por ella formar parte del programa de Televisa La voz México, esta empresa le realizó un homenaje al igual que Telemundo, canal de paga que produjo un reality show intitulado I love Jenni, donde la cámara siguió a la también compositora en su casa con su familia. Tres días después del accidente, el compositor nuevoleonés Gonzalo Peña, conocido como el Rey del narcocorrido, le escribió una canción a Rivera llamada Homenaje a la gran señora, que dice: De todas tus caídas siempre te levantaste y las grandes barreras las supiste cruzar; brillaste en todo el mundo como el sol a su universo y dejas a tu gente en plena oscuridad... El cantautor explica a este semanario que le compuso este corrido por ser su admirador: “Jenni es toda una leyenda y se va a quedar para siempre. Como artista nos saludábamos; no era mi amiga, pero nos conocíamos porque yo también canto. No todos llegan a la cumbre y creo que ella sufrió mucho, y por eso me nació hacerle una melodía. Espero que le guste a su familia, y para ellos, mis más grandes condolencias. ¡Qué triste…!” Comenta que a ella le gustaban mucho los corridos y los narcocorridos. Hacia 1992, Rivera empezó a trabajar en Cintas Acuario, disquera de su padre, y en 1993, junto con sus hermanos Pedro, Gustavo y Juan, comenzó a grabar canciones tradicionales del género regional mexicano. Los hermanos llamaron a la agrupación La Güera Rivera con Banda y grabaron su primer disco homónimo. En 1995 salió La Chacalosa, álbum que contenía corridos y narcocorridos, formas musicales que entonces sólo eran grabadas por varones, por lo cual llamó la atención del público en Los Ángeles. Gonzalo Peña resalta que Rivera iba a grabar una canción suya llamada Las riendas las tomo yo, pieza que trata acerca “de que uno es el que manda, a pesar de todo”, tema que iba a incluir en su siguiente disco. “El publico se identificaba mucho con ella por lo que transmitía. Lo que hacía, lo hacía de corazón. Para mí fue una gran artista popular.” –Dada su experiencia como compositor y cantante, ¿qué tan difícil es para una mujer triunfar con la música de banda? –Yo soy hombre y batallé muchísimo, ora imagínese lo que pasó ella como mujer. A veces no traemos ni para la gasolina. Yo creo que ella batalló para subir hasta donde llegó. Es muy difícil esta carrera, la gente y los medios de comunicación no saben lo que uno sufre y padece; por eso digo que no cualquiera llega a la cumbre como ella, quien era madre soltera y abuela. Es otra cosa que se le admira mucho. Gonzalo Peña recuerda cuando acudió al último concierto de Rivera: “Fui y no había boletos, fue un lleno total. Ahí cantó y lloró, como que se estaba despidiendo, pero yo estaba enfermo del pecho y me salí antes de terminar. A pesar de todo se le vio muy alegre como siempre, bien entregada a su público. “Aunque provenía de una familia de artistas ella sobresalió más que todos, y sola. Se lo ganó a pulso. Hizo mucho, y la prueba es que ahora que ya no está, su público se quedó muy triste. Yo tengo niños de siete años que le lloran.” –¿Qué opina de que el dueño del jet accidentado es Christian Esquino Núñez, relacionado con el narco? –No soy quién para juzgar esas cosas. Jenni era tranquila; pero no le tenía miedo a nadie. Pero La diva de la banda también enfrentó problemas en sus inicios, pues hubo versiones de que los Rivera se habían hecho de dinero porque se dedicaban al tráfico de mariguana y cocaína, cosa que siempre negó. Gonzalo Peña incluirá Homenaje a la gran señora en su próxima grabación, que saldrá el 5 de mayo de 2013 y cuyo coro destaca: Fuiste una gran señora, siempre lo demostraste. Donde te presentabas era lleno total y así te despediste, amada por tu gente, seguro que en el cielo hay para ti un lugar. A Peña no le preocupa que lo critiquen en el pensamiento de que se aprovecha de la muerte de Jenni Rivera para vender discos: “Mi intención no es destacar por eso. Escribí la canción porque así lo sentí. No me interesan las críticas mientras yo esté bien conmigo mismo. Es una melodía bonita y no está mal hecha.” Janney Dolores Rivera Saavedra nació el 2 de julio de 1969 en Long Beach, California. Sus padres son Rosa Amelia Saavedra, originaria de Sonora, y el cantante y productor Pedro Rivera, de Jalisco. Para su disco de 2005 Rebelde y atrevida, Jenni compuso Cuando muere una dama a manera de adiós: …Quiero mi grupo norteño y que sea con tololoche. Échense un trago por mí y también uno que otro toque. Ya se fue la hija del pueblo, ¡la mujer de los huevotes…!

Comentarios