Toma simbólica del Museo de Antropología

domingo, 9 de diciembre de 2012
MÉXICO, D.F. (Proceso).- La comunidad de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) demanda que cese la violencia desatada por el Estado y responsabiliza a los titulares de los órdenes de gobierno de cualquier atentado contra su integridad y la de cualquier manifestante. Los estudiantes de ese plantel anunciaron para el medio día del sábado 8 de diciembre una toma simbólica del Museo Nacional de Antropología. Se solidarizan con ellos investigadores, profesores, trabajadores administrativos, técnicos y manuales de los sindicatos del INAH. Israel Espinoza Ramírez y Mauro Mendoza Posadas, alumnos de lingüística (son parte del Movimiento #YoSoy132), manifiestan que no entienden cómo su amigo Alejandro Cortés, de antropología social, fue preso y consignado al Reclusorio Norte, si el día 1 de diciembre fue visto por otra de sus compañeras a las 19:00 horas en la calle de Balderas, y le avisó que iba a la Agencia 50 a ver qué pasaba: “A esa hora no hubo enfrentamientos. ¿Cómo es que fue detenido de Independencia hacia Televisa Chapultepec? Hay muchos de esos casos. Los policías apresaron a personas en otros lugares, donde no ocurrió nada. Pero eso no lo hemos podido corroborar porque el Gobierno del Distrito Federal no ha publicado una lista detallada con las especificaciones de cada detención, la hora y el lugar. Conocemos a Alejandro Cortés y es una persona tranquila, pacífica.”   El lugar de reunión   Espinoza Ramírez y Mendoza Posadas rememoran que el 1 de diciembre se reunieron cerca de 15 alumnos de la ENAH en la estación Moctezuma del Metro: “A las ocho de la mañana estábamos ahí. Ya sabíamos lo que pasaba porque compañeros de otras escuelas y de la ENAH llegaron una hora antes y estaban en una posición muy crítica. Nosotros decidimos marchar con las medidas cautelares, cubriéndonos la cara, y llevar vinagre en la mano por cualquier cosa.” Espinoza Ramírez platica que iban sobre la avenida Fray Servando hacia el Congreso de manera pacífica, cuando la policía los rodeó: “Eso nos pareció excesivo. Pero seguimos avanzando porque teníamos un pronunciamiento político que hacer. La Combi del Movimiento #YoSoy132, la de siempre, iba hasta adelante, íbamos poniendo música y gritábamos consignas, pero cuando llegamos a donde está la estación del Metrobús, la policía nos encapsuló y decidimos mantenernos allí un momento porque observábamos que estábamos bajo el puente del Metro, lo cual era muy peligroso, y al revisar los videos se ve que arriba de ese puente había gente con rifles de balas de goma. Un compañero del comité jurídico recibió ahí un balazo en el pecho, fue un golpe muy fuerte, no sé por qué le dispararon si íbamos pacíficamente.” Siguieron caminando, el pronunciamiento se iba a leer en el cruce con Eduardo Molina, pero dicen que no pudieron llegar a la esquina “porque los enfrentamientos estaban muy duros, nos lanzaron granadas de gas muy cerca y petardos que venían de detrás del cerco de la policía, no venían de los supuestos grupos de anarquistas porque tenemos confirmado que esos grupos eran de agitadores”. Recuerdan que un petardo alcanzó a un joven y tuvo quemaduras de segundo grado. Allí, denuncian, fue apresado Bryan Reyes Rodríguez, guitarrista de la Escuela Nacional de Música. Invitan a la gente a denunciar las detenciones y las golpizas: “Debemos contar nuestra versión y desmentir al gobierno y las televisoras. Se nos agredió sólo por protestar. Es preocupante que la marcha sea criminalizada.”   Joven cineasta   Alumnos y profesores del Centro de Diseño, Cine y Televisión también expresan su indignación por la detención de la egresada de la licenciatura de Cine y Televisión, Judith Gómez Contreras, y exigen su liberación. Destacan que tras concluir exitosamente su carrera como cineasta en esta escuela, Gómez Contreras ha trabajado en promoción cultural, específicamente en el área cinematográfica. Ha desempeñado puestos en varios lugares, como el Festival Distrital, el Festival Internacional de Cine UNAM y actualmente labora como coordinadora del Cine Tonalá. Narran que la mañana del 1 de diciembre se encontraba documentando, pacíficamente y en total uso de sus derechos civiles, la manifestación en el Centro Histórico. A las 12:30 horas, ella junto con otras 24 personas fueron cercadas entre dos líneas de granaderos en las calles de Filomeno Mata y Cinco de Mayo. Aproximadamente media hora después fueron trasladados en un camión antimotines con placas A5-015 a la Fiscalía Central de Investigación ubicada en Doctor Lavista y Doctor Vértiz, donde permaneció privada de su libertad sin darle ninguna información ni acceso a su familia ni abogados. Enterada posteriormente, su mamá pudo verla únicamente cinco minutos a través de las rejillas. Le entregaron el número de averiguación previa, pero no se le informó de los cargos imputados, y se estableció en el acta que Judith había sido detenida en avenida Juárez…

Comentarios