La fortaleza artística de Luz Casal

Optimista, retorna a México la popular cantautora hispana Luz Casal tras seis años de ausencia (cuando fue sometida a dos tratamientos de quimioterapia), con un nuevo CD antológico “Un ramo de rosas” que incluye su exitoso bolero “Piensa en mí”, de Agustín Lara, y una versión de “Gracias a la vida”, de Violeta Parra, para festejar tres décadas de trayectoria musical. MÉXICO, D.F. (Proceso).- Luz Casal logró la fama mundial al cantar dos temas para la película Tacones lejanos, dirigida por Pedro Almodóvar en 1991: “Piensa en mí”, del mexicano Agustín Lara, y “Un año de amor”, del francés-italiano Nino Ferrer. Pero en 2007 se alejó de los escenarios por padecer cáncer de mama y ahora regresa “con enormes ganas, no estuve retirada”. Conversa por teléfono desde España que compuso mucho y creó los discos La pasión (2009), un homenaje al bolero, y Un ramo de rosas (2011) para celebrar 30 años de trayectoria. Aquí vuelve a incluir “Piensa en mí”. Este año, la baladista gallega (quien empezó como roquera) retoma de lleno su trabajo artístico y giras en varias naciones, como México, donde no se presentaba, según ella, desde hace casi seis años. Actuará el 21 de febrero en el Plaza Condesa del Distrito Federal, y el 23 en Guadalajara.   Deuda con el bolero   El 16 de enero de 2007 fue operada y el 20 de junio en su página de internet comunicó que había superado la enfermedad; sin embargo, el 17 de mayo de 2010 avisó allí mismo que interrumpía la gira de la presentación de La pasión para ser intervenida otra vez pues le regresó el cáncer (http://luzcasal.es/). “Como decía, continué trabajando todos los días en canciones dentro de mis posibilidades físicas, tanto en el primer episodio del cáncer como en el segundo. Hoy me siento con una enorme fuerza de subirme al escenario. Llevo casi seis años sin ofrecer conciertos en México y estoy encantada de poder ir allá, aunque estuve hace tres meses, sólo unos días, en Cancún, pero llevo mucho tiempo sin trabajar en ese país.” Casal, nacida en Boimorto, La Coruña, el 11 de noviembre de 1958, tras haber interpretado “Piensa en mí”, confiesa que “mantenía una deuda con el bolero”, y entonces elaboró La pasión, un disco con 13 temas para reconocer a grandes figuras de este género, como el panameño Carlos Eleta, el chileno Francisco Flores, el puertorriqueño Julio Rodríguez, el cubano René Touzet y la argentina María Elena Walsh (recientemente fallecida). Después vino Un ramo de rosas, una antología de varios de su éxitos, “muy diferente”, recalca la cantante; pero de nuevo incluye “Piensa en mí” y “Un año de amor”. Y hay cuatro canciones de La pasión: “Como con mil desengaños”, “Alma mía”, “Historias de un amor” y “No me vayas a engañar”. Por supuesto aparecen sus temas que la identifican, “No me importa nada” y “Entre mis recuerdos”. La primera canción del álbum nuevo es “Gracias a la vida”, de la folclorista chilena Violeta Parra, y además destacan una nueva versión de “18 años”, grabada con la banda francesa Nouvelle Vague, y “Amado mío”, que Rita Hayworth inmortalizó con sensualidad en Gilda, de Charles Vidor. “Un ramo de rosas”, es un tema compuesto por Juan Cerro y escrito por Carolina Cortés y la propia Luz Casal. Es un canto a la liberación femenina tras una situación de sometimiento. Así dicen los versos finales:   Te dejo el ramo de rosas ya entenderás mis razones mientras yo te contemplo serena desde la altura de mis tacones.   Casal manifiesta que cuando se encierra en un estudio de grabación ya lleva las ideas muy claras: “Voy para registrar aquello de lo que estoy segura. He sentido mucha satisfacción con la totalidad de mis discos, pero no es lo mismo grabar canciones de las cuales cuentas con referentes, como los boleros de otros autores, que hacer canciones absolutamente nuevas, entonces, son dos sentimientos y dos actitudes bastante distintas con las que grabé La pasión y Un ramo de rosas, donde hay letras mías.” Aunque sólo había interpretado un bolero, “Piensa en mí”, intuía que “más pronto que tarde iba a grabar algo con este género, y me transporté a los años cuarenta y cincuenta”. –¿Qué la impulsó a realizar un homenaje al bolero? –Dos razones. Una fue que justo al darme cuenta de que a pesar de mi mundo, la música pop y el rock, había en mi memoria mucha información relacionada con ese estilo y esa naturalidad, así que debía desarrollarla. Sabía de los compositores más importantes, por ejemplo, la mexicana María Grever, con más de 800 canciones populares. Además de ser una magnífica compositora fue una mujer muy culta. “La segunda razón es que me parecía esencial conocer la historia de la música. No tiene mucho sentido para mí contar con un conocimiento del blues y del rock y no saber del bolero que es un estilo y un género de música tan cercano, tan de nuestro ADN. Sabía que el día que me metiera lo iba a hacer de una manera intensa, entregada y para qué decir que estuve meses y meses mirando canciones, sorprendiéndome, maravillándome de lo que mucha gente hizo en una época en la que las cosas eran muy diferentes.” Cuenta que esa investigación al máximo que efectuó la llevaba de un autor a otro y a otro: “Era conocer diferentes compositores e intérpretes, de un país me iba a otro. Aunque ustedes se disputan el origen del bolero con los cubanos, llegó hasta Brasil, y yo interpreté boleros de Puerto Rico, Ecuador, en fin. El bolero ha estado en todo el continente, prácticamente. Se me hacía ilusión tener un poco de conocimiento, no ser la típica cantante que sabe de su presente, pero no tiene idea de su pasado.”   Seguirá componiendo   Casal estudió piano, solfeo, ballet y la técnica del bel canto. En 2001 recibió el Goya a la mejor canción original “Tu bosque animado”, junto con Pablo Guerrero, por la cinta El bosque animado, de José Luis Cuerda. Fue la ganadora del Óscar por Mar adentro, de Alejandro Amenábar, donde interpretó “Negra sombra”, conocido poema de Rosalía de Castro. –¿Se parecen el bolero, el blues y el rock? –El bolero es una balada con un ritmo un poco diferente. Lo que lo hace grandioso es la manera tan apasionada de describir el amor y el desamor, por supuesto. –Comparan al bolero con el fado y el tango, ¿qué opina? –Sí, pero el bolero creo que es más desgarrado. –¿Cómo ve la discusión del origen del bolero entre México y Cuba? –No lo sé, me da un poco lo mismo. Para mí eso no es esencial, lo importante es que se ha conseguido crear un género con una identidad propia y con hombres y mujeres que ahí están, son canciones clásicas. No me importa saber exactamente de dónde parte. –¿Se siente cómoda al interpretar bolero? –No ha sido difícil, me salió de manera natural en 1991, y en 2009 cuando grabé La pasión, no debía ser complicado. Todas las letras cuentan con su dificultad y cada estilo tiene su peculiaridad; en el caso del bolero, desde mi punto de vista, era no dejarme arrastrar por una pasión desmedida, tener un cierto, si se puede decir, control de la pasión. –Ese recorrido al pasado con el bolero, ¿qué le produjo a Luz Casal? –Al ser una persona ignorante hasta finales del 2007 de lo que verdaderamente representó ese estilo de música, fui descubriendo maravillas, compositores, canciones, y me fui dando cuenta de su importancia, eso no quiere decir que vaya a convertirme en una intérprete del bolero. Debía investigar porque lo deseaba, sobre todo después de cantar “Piensa en mí” en 1991, y ya esa necesidad la he cubierto. Ahora estoy en un presente diferente, tengo propósitos diferentes, en los cuales está, desde luego, dar conciertos por muchos países, por la mayoría de los continentes, y seguir escribiendo y componiendo melodías que reflejen mi actualidad. –Dada la situación de Europa, ¿cómo ve el presente? –Soy una persona atenta a la realidad que nos llega a través de diversas vivencias y por los noticieros, y luego mi percepción de esa realidad convierte a dichas vivencias en canciones, en letras, en melodías. –Pero ¿cómo ve el presente? –Desde luego no lo veo negro porque si fuera así me quitaría de en medio. Tampoco lo veo rosa… Soy positiva. “Como individuo persigo ser una persona comprometida, honesta, que no es poco porque te lo ponen muy difícil en un mundo donde la mayor parte de las cosas y las personas se mueven usando la mentira como algo cotidiano. Pero mi objetivo en el presente y el tiempo que me quede de vida, es intentar ser la mejor persona posible.” Entonces, Luz Casal remata: “Al ser así, seré interesante musicalmente, de lo contrario sería un enorme fracaso.”

Comentarios